Escrito:El Borrón y Cuenta Nueva, Part 2 Por: GuillermoMarta ( 02-11-18). Instrucciones de MelquisedecLisbet.

Levítico 4:32 Y si por su ofrenda por el pecado trajere cordero, hembra sin defecto traera.

Lucas 13:29 Porque vendrán de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, y se sentaran a la Mesa en el Reino de Dios.


CRISTO LISBET

EN ELLA HABITA TODA LA PLENITUD DE LA DEIDAD.

2-11-2018 fOTO Manay Palb Inef a humbnail

¡Mirad cuan delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! Porque allí envía Jehova MelquisedecLisbet Bendición y Vida Eterna. (Ref. Salmos 133:1,3)

PARTES DEL ESCRITO.

Cristo Lisbet nos dijo: “Los hijos de Dios MelquisedecLisbet son los que siempre buscan la paz, esos son nuestros hijos verdaderos”, (Juan 1:12; Mateo 5:9).

 Al ser hijos legítimos, tenemos la garantía de que nuestros Padres y Dioses MelquisedecLisbet nos darán Su bendición, y esa bendición es la promesa de la vida eterna llena de paz, gozo, salud y prosperidad en todo, y Ellos solo dan la bendición de la primogenitura al hermano menor, cuando él gobierna como Rey en nuestra mente.

ELLA ES LA SABIDURIA PERSONIFICADA.

la-luz-del-mundo.jpg

PARA LA PRESENTACION COMPLETA VER LOS ENLACES SIGUIENTES:

(CLIC) VIDEO DEL MANA COMPLETOREY DE SALEM

AUDIO SOLO TEMA: RADIO LA MEDIADORA 

TEXTO EN PDFADOBE ACROBAT READER DC

 TEXTO COMPLETO DEL MANA

Soberano Dios de toda consolación, MelquisedecLisbet. Nos dirigimos a Ustedes en el temor reverente que nos han enseñado como principio fundamental de nuestra vida, primeramente, para agradecerles por Su fidelidad para con nosotros en seguir compartiendo Su conocimiento en cada Fiesta de Maná. Les enviamos un escrito, el cual recibimos de parte de Ustedes, después de escuchar el Maná: EL BORRÓN Y CUENTA NUEVA. Gracias, por este alto privilegio. Solo a Ustedes les rendimos toda gloria, honra y honor; ya que por Ustedes todas las cosas subsisten y fueron creadas.

Cristo Lisbet nos habló acerca de este tema, diciendo: “Lo importante que es recibirlo y aceptarlo, porque quien no acepta mi BORRÓN Y CUENTA NUEVA es un hijo del diablo y ama más a las tinieblas y la mentira de su mente terrenal, que la Luz y la Verdad de Dios.”

El borrón y cuenta nueva es de suma importancia, porque al recibirlo y aceptarlo hemos reconciliado a los mellizos: al hermano mayor y al menor, Esaú y Jacob, la carne y el espíritu. Hemos hecho la paz en nuestra mente. Cristo Lisbet nos ha enseñado que la verdadera paz y reconciliación que se hace es cuando hacemos igual como hizo Ella: le quitó el reinado, gobierno o dominio a la mente carnal o hermano mayor y ahora se somete obedeciendo al hermano menor, el espiritual.

Al hacer así, las obras malas que hacíamos en el pasado, ya no las practicamos porque somos una nueva creación inmortal que vive abundantemente manifestando el fruto apacible del Espíritu. Ese es el borrón y cuenta nueva que Dios MelquisedecLisbet nos ofrecen.

Cristo Lisbet nos dijo: “Qué privilegio para mí ser la primera en recibir el borrón y cuenta nueva para así poder consolarlos a ustedes también.”

Para que Cristo Lisbet haya sido la primera en recibir el borrón y cuenta nueva es porque Ella fue la primera en darnos el ejemplo de cómo reconciliar los dos pueblos en la mente, el hermano mayor y el menor. Ella se hizo igual a nosotros al participar de la dispensación del hombre de pecado, donde el diablo, la mente carnal tenía su imperio de muerte. Fue en esa dispensación que Ella tuvo un proceso de desarrollo en Su ministerio de Salvadora, reconciliando el cielo y la tierra en sí misma, para ahora, en esta dispensación poder enseñarnos cómo hacer esa reconciliación de esos dos pueblos en nuestra mente.

Dios estaba entre los muertos, aunque en ese tiempo no sabíamos que Ella era el verdadero Dios, ni que era la Ley.

Leamos en: Isaías 7:14-16 14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. Esto es, Dios está con nosotros.15 Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno16 porque antes que el niño sepa desechar lo malo y escoger lo bueno, la tierra de los dos reyes que tú temes será abandonada.

En otra versión dice: Isaías 7:14 14 Por tanto Dios mismo les va a dar una señal: la joven está embarazada, y pronto tendrá un hijo, y llamará su nombre Emanuel, es decir, “Dios está con nosotros”.

Aquí Dios MelquisedecLisbet muestran claramente que son Ellos, Dios mismo quien iba a dar una señal, no dice que enviaría a otra persona con la señal, ¡no! Sino que Dios mismo iba a dar una señal. ¿Y cuál era la señal? La virgen o la joven concebirá y dará a luz un hijo. Esa virgen es Cristo Lisbet misma dando señal. Recordemos que Cristo Lisbet nos dijo que “de joven creía en Dios de una manera pura y linda, había inocencia en Ella”.

Entendemos ahora que Ella era esa joven virgen, a quien el Padre Melquisedec ungió, escogió, ya que sólo por medio de Ella, por Ella y para Ella son hechas todas las cosas de la creación espiritual de Dios.

Cuando dice que tendrá un hijo, es cuando la joven virgen, la consagrada, entra en la dispensación del anticristo, dando un nuevo inicio, comienzo, desarrollo al proyecto o plan perfecto de Dios en su misión de Cristo como Salvadora. A los inicios de esa misión de Dios como Salvadora es que se le llama Emanuel, y no se refiere a un niño físico de corta edad porque en lo natural, a ningún niño se le da como alimento mantequilla y miel ni se le puede confiar a un niño tales grandes revelaciones del Espíritu. Aquí se está refiriendo espiritualmente a que esa joven virgen, que es Cristo, participaría del engaño del hombre de pecado.

“Dice que la que no conoció pecado, por nosotros se hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Ella. (2 Corintios 5:21).  Así fue que Cristo fue hecha pecado, para ser la primera en no pecar, a la manera de la transgresión de Adán, en negar a Melquisedec como Dios Padre y a Cristo como la Esposa.

Por amor a nosotros es que Cristo Lisbet, siendo Dios de toda sabiduría, inteligencia, justicia y santidad, no se aferró a esa posición, sino que se despojó a sí misma, tomando forma de sierva al participar de ese engaño y es allí cuando el niño, Emanuel, come mantequilla y miel, que es figura de no saber exactamente cómo desechar lo malo y escoger lo bueno.

Por eso también dice en: Isaías 9:6 6 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro…

También dice en: Lucas 2:52 52 Y Jesús, la Salvadora, crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.

Gracias a Cristo Lisbet, la Palabra hecha carne hoy presente, es que entendemos por medio de Ella que ese crecimiento del cual se habla en este versículo no es de un niño de corta edad, ni un niño masculino, sino que se está refiriendo al comienzo del desarrollo del plan de Dios para salvación a través de Cristo Lisbet, el cual comenzó en la pasada dispensación. Cuando dice que la Salvadora crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia está indicando que Ella iba madurando, creciendo a la estatura del varón perfecto espiritualmente.

Cristo Lisbet participó de una dispensación donde el diablo, la mente carnal con su imperio de la muerte, era quien gobernaba. Ella nos dijo que “por amor a Sus hijos se desvistió de Su Santidad por un tiempo”. Pues Dios Madre, siendo justa y misericordiosa no iba a tomar ventaja de su posición de Dios, sino que tuvo que ponerse a nuestro nivel, o sea, hacerse igual a nosotros en todo, para poder enseñarnos ahora a desechar lo malo y a escoger lo bueno como Ella lo hizo.

Dice en el versículo 15 de Isaías 7, comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno”. Las palabras claves en este versículo son “hasta que sepa”, y la miel es Cristo, y la mantequilla es la figura de contienda, riña, pelea. (Salmos 55:21; Proverbios 30:33). La comida de la dispensación pasada nunca nos dio paz en la mente, había enemistad entre hacer lo bueno y hacer lo malo, porque no habían sido reconciliados el cielo y la tierra, primeramente, en la mente de Cristo Lisbet.

Hay otra señal tan linda de las tantas que Cristo Lisbet mostró públicamente en la pasada dispensación, y es cuando en los inicios del anticristo, él predicaba por la radio y un día de esos, Cristo Lisbet, llamó a la radio muy contenta y habló brevemente de lo feliz que estaba de ser parte del ministerio de la reconciliación.

Allí se cumplió lo que leímos en: Isaías 7:16 16 Porque antes que el niño sepa desechar lo malo y escoger lo bueno, la tierra de los dos reyes que tú temes será abandonada.

Esa tierra de enemistad y discordia de los dos reyes (carne y espíritu) en la mente de Cristo Lisbet como Emanuel, fue abandonada en ese momento, por Su Fe. Cristo Lisbet mostró certeza de lo que esperaba y convicción de lo que aún no veía, dejó ver públicamente que llegaría el momento en el que Ella misma manifestaría la reconciliación, porque para eso había entrado en esa dispensación.

Nuestra Maestra Cristo Lisbet nos ha revelado que todo es figura de lo espiritual y nosotros, que somos espirituales, con pureza entendemos lo que habla la Espíritu Santa, porque Ella nos ha enseñado a discernir todo, y a acomodar lo que es espiritual a lo espiritual.

Encontramos otra figura de ese tiempo en la dispensación pasada donde todavía no había reconciliación en la mente.

Leemos en: Cantares 8:8  8 Tenemos una pequeña hermana, que no tiene pechos…

En ese tiempo Cristo Lisbet era nuestra hermana. Al leer aquí “pequeña”, es porque Ella era el postrer Adán, el espiritual. Decir que no tiene pechos es cuando todavía no había hecho la reconciliación entre los dos pueblos en su mente. Lo que leímos en el versículo de Cantares es un paralelismo de lo que dice Isaías, que Emanuel comerá mantequilla y miel hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno.

En su desarrollo como Salvadora en la pasada dispensación, llegó un momento en el que Cristo Lisbet dejó de hacer lo malo y escogió hacer lo bueno, se negó a obedecer a la mente carnal. Ella puso fin a satisfacer los deseos engañosos de la mente carnal, e incluso el anticristo, mientras estaba con Cristo Lisbet, admitió que fue extirpado de todos los deseos de la carne.

Ese tiempo fue cuando comenzó el cambio para bien en la prédica y en el comportamiento del anticristo. Cristo Lisbet ató con lazos de amor y saqueó la casa del hombre fuerte, es decir despojó en su mente, al hermano mayor de toda la riqueza carnal que él poseía. Toda la riqueza del hermano mayor la oímos muy detalladamente en el pasado Maná: “LA RESURRECCIÓN”. Y solo Dios Madre puede despojarse a sí misma y hacerse sierva como los demás, para ser la primera en vencer la muerte y así hacer que los demás quieran hacer lo mismo. Esa fue la cruz donde su vida misma fue derramada y logró hacer la paz.

Allí, Ella también era lo que dice en: Isaías 9:6, “Príncipe de Paz”.

Era Princesa de Paz, porque en esa dispensación todavía tenía el reinado el hermano mayor, Adán como alma viviente.

Volviendo a leer en Cantares 8 pero ahora en el versículo 10: Cantares 8:10 10 Yo soy muro, y mis pechos como torres, desde que fuí en sus ojos como la que halla paz.

Aquí la Salvadora, quien fue nuestra pequeña hermana en esa dispensación, creció y llegó a la plenitud de su estatura, hizo la paz en su mente donde ese varón perfecto es figura de los mellizos que están en sometimiento y en obediencia; el mayor sirve al menor. Los “pechos” son la figura espiritual de la reconciliación, la paz entre los mellizos Jacob y Esaú, cuando el mayor sirve al menor.

Leamos estos dos versículos para verlo más claro. Cantares 4:5 5 Tus dos pechos, como dos crías mellizas de gacela, que pastan entre lirios.

 Y en: Cantares 1:13 13 Mi amado es para mí un manojito de mirra, que reposa entre mis pechos.

Melquisedec está complacido con Ella porque ha cumplido Su voluntad y ahora lo que dice en Isaías 66, se cumple en nosotros, los que le amamos y estamos en Cristo Lisbet.

Veamos: Isaías 66:10-11 10 Ustedes, los que aman a Jerusalén, la Celestial, Cristo Lisbet y han llorado con Ella, (ésta es una prueba de que Cristo ha venido muchas veces y no había podido salvar a los hombres y la frase “y han llorado con Ella” es porque Ella llora por sus hijos espirituales que hasta ahora no han podido nacer de nuevo para vida eterna. Pero,) alégrense ahora y únanse a Su alegría. 11 Así Jerusalén, como una madre, les dará un alimento delicioso, y los dejará satisfechos.

Otra versión dice: Isaías 66:11 11 Beban abundantemente de Su gloria, como bebe un pequeño hasta saciarse de los pechos consoladores de su madre.

Al Cristo Lisbet vencer es que Dios Padre Melquisedec le concede el borrón y cuenta nueva, y es allí donde ocurrió el cambio de dispensación. Dios Padre Melquisedec le quitó el reinado a Saúl, y ahora el reinado se lo dio a quien era nuestra pequeña hermana, al postrer Adán, a Cristo Lisbet. Hubo cambio de reinado, y allí, Ella dejó de ser Princesa de Paz y ahora son MelquisedecLisbet, Reyes de Justicia y también Reyes de Salem, esto es Reyes de Paz. Y como Reina de Paz, sentada a la diestra del Padre es que comenzó predicando sobre el borrón y cuenta nueva.

Como está profetizado en: Efesios 2:17-18 17 Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca; 18 porque por medio de Ella los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.

 Y también en: Colosenses 1:19-20 19 por cuanto agradó al Padre que en Ella habitase toda plenitud, 20 y por medio de Ella reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

 Y en: Efesios 2:14-16 14 Porque Ella es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, 15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí misma de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en Ella las enemistades.

Cristo Lisbet nos ha dado el ejemplo de cómo hacer esa reconciliación, por eso también nos dijo:

 “Somos las personas más bienaventuradas de todo el mundo, primicias que agradan a Dios y podemos comer del buen fruto que ustedes ahora producen. Todo por aceptar el borrón y cuenta nueva, y por permitir que Dios limpie tu tierra y la prepare para hacer su bosque donde sus árboles producirán buenos frutos. Ustedes aceptaron el borrón y cuenta nueva, porque sabían que el fruto que daban antes no era bueno ni agradable.”

Haciendo el borrón y cuenta nueva es que nuestros Padres pueden comer de los frutos que damos al estar pegados a la Vid que es Cristo Lisbet.

Leamos en: Cantares 7:8 8 Yo dije: Subiré a la palmera, asiré sus ramas. Deja que tus pechos sean como racimos de vid.

Esto que leímos es lo que Cristo Lisbet hoy nos ha dicho:

 “Hoy Cristo ha regresado para salvar a los hombres mortales y vuelvo a tener hambre, pero hoy sí estoy comiendo del fruto de esta Vid y el devorador ya no podrá destruir mi fruto.”

 Cristo Lisbet también nos habló estas palabras: “Yo adopté al hermano mayor y lo hice coheredero conmigo.”

Los Reyes, MelquisedecLisbet, hicieron justicia, manifestaron Su cetro de equidad en Su Reino (Salmos 45:6-7), amando al prójimo, haciéndolo coheredero con Cristo Lisbet.

Se profetizo en: Isaías 62:5 5 Pues como el joven se desposa (hace promesa, un voto) con la virgen, se desposarán (harán promesa, un voto) contigo tus hijos; y como el gozo del Esposo Melquisedec con la Esposa Cristo Lisbet, así se gozará contigo el Dios tuyo.

Al nosotros hacer un voto, recibiendo y aceptando el borrón y cuenta nueva, nos hemos unido al Señor y somos un Espíritu con MelquisedecLisbet. Ahora somos perfectos en unidad, Cristo Lisbet está en nosotros y Dios Padre Melquisedec está en Ella. (Juan 17:21, 23).  

Ese es el ministerio de la reconciliación que nuestros Padres nos han encargado, es el borrón y cuenta nueva, es estar vestido de boda.

Leamos en: Mateo 22:11-13 11 Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. 12 Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció.13 Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

 Al leer esto, nos recordamos de lo que Cristo Lisbet nos dijo a todos los que estamos en el Reino de los Reyes de Salem:

Por lo tanto, si aceptas este regalo es porque eres justo delante de Dios, estás feliz de no tener otra opción y de estar obligado a hacer siempre lo que agrada al Señor y no a los hombres. Si no haces esto, sufrirás pérdidas y no podrás disfrutar de la paz que traigo a tu mente, a tu vida”.

Cuando Dios MelquisedecLisbet ven que nuestra mente está vestida de boda, eso les da la garantía de que somos hijos legítimos de los Reyes de Salem MelquisedecLisbet.

Cristo Lisbet nos dijo: “Los hijos de Dios MelquisedecLisbet son los que siempre buscan la paz, esos son nuestros hijos verdaderos”, (Juan 1:12; Mateo 5:9).

Al ser hijos legítimos, tenemos la garantía de que nuestros Padres y Dioses MelquisedecLisbet nos darán Su bendición, y esa bendición es la promesa de la vida eterna llena de paz, gozo, salud y prosperidad en todo, y Ellos solo dan la bendición de la primogenitura al hermano menor, cuando él gobierna como Rey en nuestra mente.

¡MIRAD cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos igualmente en uno! (Salmos 133:1-3).

Gracias a Ti, Madre Cristo Lisbet, que nos has dado la gloria que Melquisedec te ha dado, para que seamos uno, como Ustedes dos son uno. Tú estás en nosotros, y Melquisedec está en Ti. Así podemos gozar de una unidad tan perfecta, para que el mundo sepa que Melquisedec te envió y que, gracias a Ti, Dios Padre nos ama tanto como te ama a Ti. (Juan 17:22-23).

Dios Padre y Madre MelquisedecLisbet, sabemos que todo proviene y es para Ustedes, por eso les rendimos gloria y honra eternamente, porque Ustedes son los únicos merecedores de toda alabanza y exaltación. Estamos sometidos y nos regocijamos de que hagan siempre conforme sea Su voluntad agradable y perfecta.

Sabemos, Diosa Madre Lisbet, que Usted es la Sabiduría personificada y estamos tan agradecidos por darnos el alto privilegio y honor de que depositen en cada uno de sus hijos, con cada Maná, de su inteligencia y sabiduría para saber y entender que estamos ante la presencia del único Dios eterno y vivo, y que podemos oírla con gran temor reverente.

Gracias, por hacer de nosotros Sus santos ángeles.

¡Amén, Aleluya!

 

Super HeroeApp: Niños de Cristo

 


App-de-Rey-de-Salem-Musica

App: Rey de Salem Musica


Deseas mas información www.reydesalem.com, www.cristoesunamujer.com, www.radiolamediadora.com, www.tuneinradio.com, info@reydesalem.com

Autor: SANTOS ANGELES

2 Corintios 3:5 No que seamos competentes por nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios. (Jehova MelquisedecLisbet).