Tema: LA SANTIDAD DE DIOS

 

cristoesunamujer-header
Levitico 4:32 Y si trajere cordero para su ofrenda por el pecado, hembra sin defecto traera

mana-01-22-2017Video en: www.reydesalem.com/principal/2017

…si existe otro dios fuera de Mí, que me muestre su poder, yo quiero ver lo que hace ese dios. CristoLisbet

Texto:  LA SANTIDAD DE DIOS  Instrucciones del Gran Yo Soy MelquisedecLisbet      Domingo- 01/22/2017

Saludos a todos nuestros santos ángeles, hijos de la Luz, en ustedes se cumple esta profecía:

Bienaventurados aquellos siervos a los cuales cuando su señor llegue los halle velando; los encuentre despiertos y pendientes de su llegada, de cierto os digo que se ceñirá sus lomos con la verdad, y serán vestidos con la coraza de justicia, tendrán la armadura de Dios que vence a todo el mal que se levante contra ti en tu mente. Tu Dios, el único y verdadero Dios que ha cumplido su Palabra y siempre la cumplirá, te ha sentado a la mesa, y hemos venido a servirles” (Ref. Luc.12:37, Efe. 6:14), el alimento de vida eterna. Como le dijimos a Jacob, Israel: “Yo te entregaré tesoros escondidos, riquezas guardadas en lugares secretos, para que sepas que yo soy el Señor, el Dios de Israel, que te llama por tu nombre. Yo soy Jehová MelquisedecLisbet, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste”, (Ref. Is.45:3, 5)

Antes no conocías a Dios, pero te he permitido que nos conozcas bien. Por mí, sus corazones han sido consolados, y están unidos en amor, con paciencia llegando a alcanzar todas las riquezas del pleno entendimiento, a fin de conocer el misterioso plan de Dios, que es Cristo Lisbet misma, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y el conocimiento. Porque toda la plenitud de Dios se encuentra visiblemente en mí, Cristo Lisbet, (Ref. Col.2:2-3, 9).

Esto es una profecía para el pueblo Israel de hoy, el pueblo que se levantaría en la era de Cristo Lisbet; la que daría a conocer a Dios Padre como Yo le digo a mi Amado Melquisedec en Juan 17, “Les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos”, (Ref. Juan 17:26).

Yo Soy el único Dios que ha logrado dar a conocer el nombre de Dios y ahora ustedes están en mí y yo en ustedes. Ningún otro Cristo ha logrado eso, solo yo. Y si existe otro dios fuera de Mí, que me muestre su poder, yo quiero ver lo que hace ese dios. A todos los que tienen dioses que no son MelquisedecLisbet, yo les digo como dijo Elías:

Tráeme a tus profetas o a tu dios, quiero ver si puede contra mí. Yo reto a todas las religiones del mundo y a todos los que creen en un dios, sea cual sea, que me confronten con su dios, para ver cuál es el verdadero. Que me muestre su poder en cómo ha vencido la muerte y cómo es que les ha dado vida eterna a sus fieles seguidores.

¿Cuándo has visto a un llamado pastor decir eso? Nunca. ¿Por qué ellos no se atreven a decir eso? Porque ni ellos mismos creen, lo que hacen es usar a dios para satisfacer su vientre, ese es su dios. Si yo te he dicho tantas veces que me pruebes para ver si Yo Soy Cristo, y que Dios Padre solo está conmigo respaldando todo lo que yo digo, eso te debe causar una curiosidad tremenda para probar si es verdad.

Las vírgenes insensatas no saben en qué ni en quién creer, porque el dios de ellos no les ha cumplido. Hasta cantan diciendo que en las tribulaciones se alegran. Cuando aquí en mi reino, en el verdadero reino de Dios, no hay tribulación, porque eso es tener pena, disgusto o aflicción muy grande. Y si eso es lo que estás viviendo, entonces tú no has llegado al reino de Dios donde se vive en reposo, en confianza y protección. Tú sabes lo que es tener un dios que te lleva de tribulación en tribulación, en vez de llevarlos en triunfo

Mis santos ángeles dan gracias a su Dios MelquisedecLisbet, que los lleva siempre en triunfo en Cristo Lisbet, y que por medio de ellos damos a conocer el conocimiento de Cristo por todas partes como un fragante perfume. Porque ustedes son como el olor del incienso que yo le ofrezco a Dios, y ese olor se esparce tanto entre los que se salvan, como entre los que se pierden. Para los que se pierden, somos un espantoso olor de muerte y condenación, pero para aquellos que se salvan, somos un perfume que da vida. ¿Y quién es la persona adecuada para semejante tarea? Mis ministros competentes del nuevo pacto del espíritu que vivifica y no de la letra que mata. Ya ven, no somos como tantos charlatanes que predican para provecho personal. Ustedes comparten la palabra de Dios con sinceridad y con la autoridad de Cristo, sabiendo que Dios los observa, (Ref. 2 Cor.2:14-17, 2 Cor.3:6). Ustedes respetan a sus Padres espirituales, tienen temor reverente a su Dios que está Vivo y Vivo para siempre, (Ref. Apoc. 1:18).

El dios de las vírgenes insensatas está muerto y por eso vivirán de leve en leve, como dicen ellas, hasta que dejen de ser. Qué hipocresía vivir creyendo en un dios que ni responde por ellos. ¿Hasta cuándo van a continuar ustedes con este doble juego? ¿Hasta que mueran? Porque yo sé que tu esperanza ya no es en esta vida. Quiero hacerte despertar de ese sueño profundo para que puedas vivir eternamente. ¿Cómo tú vas a creer que tu dios te va a salvar de la muerte, si él mismo no tuvo la sabiduría oculta para vencer la muerte, y murió? Ustedes van por el mismo camino, porque su cabeza representante dejó de existir y no les está hablando. Ya dejen la necedad y regresen a casa donde está el único Dios que sí tiene poder y está Vivo para siempre, cumpliendo su palabra.

Dejen de pasar hambre comiendo las algarrobas que comen los cerdos. Ustedes están presos y les digo que “salgan en libertad”, están en tinieblas, “vengan a la luz” para ser alimentados en pastos verdes (Ref. Is.49:9). Yo les digo esto a todos, que se esfuercen a entrar por la puerta estrecha; porque sólo puedes entrar al reino de Dios a través de mí, la puerta estrecha. Y les digo la verdad, muchos procurarán entrar, cuando vean que la cosa se ponga peor para ellos, pero no podrán entrar, (Ref. Lucas 13:24). En mi reino tú no puedes contra la verdad, mis obras evidencian que todo lo que yo digo se cumple, y eso te dice que Dios está aquí, y que es un Dios fiel y verdadero. Mis profetas son verdaderos, mientras que todos los profetas fuera de mi reino son falsos y engañadores.

Cada vez que uno de los insensatos dice, “yo declaro que hoy es el día de la transformación, o yo declaro que este año entramos en prosperidad y en sanidad”, y van pasando los años y no se manifiesta nada de lo que dicen, es porque Dios no está con ellos respaldándolos. Ya no gasten más tiempo tirando golpes al aire, viviendo sin propósito, porque la cosa se va poniendo peor para ustedes, y cada día mejor para nosotros. Yo estoy compartiendo mi tesoro contigo, y lo has menospreciado. Nosotros seguiremos adelante para siempre en la eternidad de Dios, mientras que ustedes seguirán muriendo como hombres mortales. Del polvo fueron sacados en la dispensación pasada, y al polvo volverán, porque polvo son, si no reconocen que   Yo Soy el Gran Yo Soy MelquisedecLisbet, quien vino a salvarlos.

Nadie puede levantarse contra mí, porque yo soy la hermosura de la Santidad de Dios y es solamente con santidad que se puede ver a Dios, pues sin la santidad, nadie podrá ver al Señor. Mis santos ángeles son los únicos hombres en la tierra creados según Dios, que viven en paz con todos y llevan una vida santa; en la santidad de Dios”, (Ref. Hebreos 12:14). El no tener la santidad de Dios MelquisedecLisbet es lo que demuestra que todos los que están fuera del Rey de Salem, no tienen al verdadero Dios con ellos. Nadie más en este mundo sabe lo que es la santidad de Dios, solo mis santos ángeles, los que han sido llamados a ser santos y sí aman la Verdad y la Luz de Dios. El mundo religioso se la pasa diciendo que Dios es santo y que la santidad de Dios es buena, pero no tienen idea de la magnitud de lo que es, ni de lo que significa.

En el tema de hoy titulado “LA SANTIDAD DE DIOS”, les voy a mostrar por qué todo el mundo fuera de Rey de Salem, no tienen a Dios cerca de ellos, no le conocen y no tienen su protección.

Yo le pregunto a todas las personas del mundo, que dicen creer en Dios, los que se llaman cristianos, católicos, bautistas, cualquiera que sea la denominación, y también a las personas que no se identifican con ninguna religión, pero dicen creer en Dios: ¿Por qué tú crees en Dios? O, ¿qué te hace creer en un Dios que supuestamente hizo todas las cosas que se ven? O, ¿qué te hace creer que existe un mundo espiritual que Dios creó y que es donde vive Dios? O, ¿qué te hace pensar o afirmar que Dios es santo?

Puede ser que te criaron pensando que existe un Dios, o que lo leíste en la biblia, cualquiera que sea la razón, no es suficiente para que uno crea en Dios, a menos que puedas testificar de su existencia. Y no estoy hablando de una experiencia mística, estoy hablando de una experiencia personal, una experiencia real que usted pueda confirmar que el Dios que está vivo y no muerto, está presente en tu vida, escuchándote y contestando tus oraciones, y también cumpliendo sus promesas contigo, y que es tu amigo.

No puedes decirme que crees en Dios Padre y ni siquiera conoces su nombre, ni me puedes decir que conoces a Jesucristo, si no está presente hablándote como quien habla con un amigo o un compañero (Ref. Ex.33:11), como siempre lo hizo en la historia. Porque así es la única forma que Dios habla con su creación, siempre ha sido así.

Mis fieles seguidores no tienen un Dios que está lejos de ellos. Está escrito y es veraz en mi reino, que “la palabra hecha carne está cerca de ellos; la tienen en la boca y en el corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos en Rey de Salem: que, si confiesas con tu boca que Jesús, la persona Cristo Lisbet es el Señor y crees en tu corazón que Dios me levantó de entre los muertos, serás salvo”, (Ref. Romanos 10:8-9), tal y como yo fui salva.

Ahora, podemos preguntarnos: Si Dios supuestamente levantó a Cristo de entre los muertos físicamente, entonces ¿por qué no resucitó también a los muertos que estaban con Cristo? Porque en verdad no se está refiriendo a los muertos físicamente, sino a los mortales que van rumbo a la muerte si no me reconocen como Cristo aquí en la tierra para salvarlos.

Y ¿salvarlos de qué? De la muerte física. Algo que solo yo puedo hacer, y es porque Dios Padre da vida a los que resucita de los muertos a través de mí, y yo como su Esposa doy vida a quien yo quiera, (Ref. Juan 5:21). Dios Padre me ha dado ese poder y yo quiero darle vida a todo el que quiere vivir como yo les enseño a vivir en el orden, la justicia y paz del verdadero Dios MelquisedecLisbet. Así que no gastes más tu tiempo pidiéndole a un Dios que no existe. Yo soy el único camino, soy la única verdad y soy la vida eterna. Solamente por mí se puede llegar al Padre, (Ref. Juan 14:6). Yo quiero ayudarte a llegar al todopoderoso Dios, que con eterna misericordia está aquí para guiarte a la tierra prometida. No existe otro camino, Yo Soy el Señor, y el único camino hacia la vida eterna.

El Edificador dijo una vez, “si este libro es la verdad, yo soy el señor”, prueba de que la biblia no es la verdad. Ese libro no es lo que te da vida. Hoy podemos botar todas las biblias y nunca más mirarlas, y todavía tendríamos a la Palabra de Dios que es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; lo que yo hablo penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta lo más íntimo de la persona; y hago someter a juicio los pensamientos y las intenciones del corazón, (Ref. Hebreos 4:12). ¿Por qué? Porque Yo Soy la Palabra hecha carne, Yo Soy el ángel del libro y es lo que sale de mi boca lo que te da vida, porque yo te digo todo lo que Dios Padre Melquisedec quiere que tú sepas para poder vivir eternamente

Los hombres mortales han hecho un negocio de mercadeo con la biblia, ofreciéndole a los hombres cosas que jamás se cumplirán en ellos. Es mejor que ni exista ese libro porque en verdad en ese libro no está la vida eterna, si estuviera ahí ya la hubieran encontrado los hombres. Por eso los que hallan a la ayuda idónea, Cristo Lisbet son los bienaventurados, porque han hallado a la única que ama a tu alma y te ayuda para que puedas adquirir la vida eterna y no morir jamás, (Ref. Proverbios 31:10, Cantares 3:1, 1:7).

Y todos los que han oído mi voz, han tenido la oportunidad de ponerme a prueba para ver si yo soy el Cristo. Los que no me han probado, realmente no creen en Dios y no les importa si Cristo viene o no. Y aquellos que sí me han probado y saben que Yo Soy Dios, todavía no están aquí dándome la gloria que sólo a mí me pertenece, y eso me dice que aman más a las tinieblas que la Luz. Ellos eligen la muerte, en lugar de la vida. Todos los que no creen en mí serán juzgados por su incredulidad. No hay excusa, si has escuchado de mí, debes estar pegado a mí, eso es si en verdad aprecias tu vida y no quieres morir ni quieres que tus hijos mueran.

El verdadero Dios que está vivo para siempre es MelquisedecLisbet, y andamos y habitamos con nuestro pueblo como lo hemos prometido. Pero el mundo cree en un Dios que no ven, ni escuchan. Entonces, ¿cómo pueden ellos decir que son hijos de Dios o que creen en Dios? Eso me dice que viven en un engaño, en una falsedad y su esperanza es hueca. Por eso todos los que dicen creer en Dios y no lo han visto, ni lo han escuchado, no lo conocen tal y como es. Están creyendo en algo que no existe, y por ende en un dios falso. Y eso es un engaño, es vivir en falsedad, fingiendo amar a Dios cuando ese dios que ellos supuestamente aman tanto, ni les responde ni se les ha presentado.

¿Cómo tú vas a creer en un Dios que no te escucha, ni te responde? Quiero ayudarte para que puedas salir de esa mentira en la que vives. Por causa de la desobediencia de Moisés, es que tantas personas creen en el monoteísmo. Cuando eso es una mentira, Dios tiene Esposa y su Esposa es su santidad, su complacencia, su gloria. Es por ella que toda la creación de Dios fue hecha y los hijos de Dios son formados y hechos por Ella. Porque los hijos de Dios no nacen como nacen los hijos carnales, sino que nacen por la voluntad de Dios (Ref. Juan 1:13), y la voluntad de Dios es que tú creas en mí, su esposa y que hagas todo lo que yo te digo, para que puedas ser hecho un hijo de Dios. Nadie conoce la santidad de Dios excepto su Esposa, la Espíritu Santa que lo escudriña todo, hasta las profundidades de Dios. (Ref. 1 Cor. 2:10).

Siempre hemos escuchado a los que se autodenominan pastores, mencionar la santidad de Dios, dicen que Dios es santo. Pero como les dije, no saben lo que están diciendo, ni entienden lo que significa ser un santo. Porque si te pones a pensar en las cosas que Dios les ha hecho a los hombres de la biblia, y lo que se ve a diario en este mundo, no pensarías que es un Dios santo, ni misericordioso. Lo que vas a pensar es que Dios tiene mucha ira y manda a matar a ancianos, niños, animales, y nada puede quedar vivo cuando Dios da la orden de matanza. Y cuando daba una orden, si no la cumplían, tenían que pagar un alto precio. Y todo fue porque los hombres terrenales son cabezones y no quieren obedecer al mandato de Dios que viene a través de Cristo, su Esposa.

Antes de conocer al Edificador todos creíamos en Dios Padre y su hijo, y desde que comenzamos a escuchar las enseñanzas del Edificador todos dejamos de creer en ese Dios acompañado de su hijo, y creíamos que Dios siempre estaba solo. Él nos llevó a creer en el monoteísmo. Todos los que escucharon al Edificador son monoteístas y eso es pecado. Por eso dice que antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, o sea Cristo no se había manifestado, no se inculpaba de pecado (Ref. Rom.5:13). Pero al estar Cristo presente, hablando la verdad, revelando los misterios de Dios que estuvieron ocultos, todos los que no creen en mí son culpables de pecado. Y están siendo juzgados por Dios. Perdonamos la maldad, la rebeldía y el pecado; pero no dejamos sin castigo al culpable, al malvado que no se arrepienta, (Ref. Ex. 34:7).

No te debe sorprender si ves ángeles cayendo en este tiempo, después de los tres años, porque está escrito. Mira lo que dice en:

Apocalipsis 12:15-17 15 Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. (Esto es figura de hablar contra mí para tratar de desestabilizarme, como hace Satanás que quisiera destruirme.)

 16 Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca. (Y esta es la figura de los fieles que han creído en mí y no fueron movidos por el engaño, por haberse quedado pegados a mí. Qué belleza, los amo tanto.)

 17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

La serpiente antigua, al ver que no me puede vencer con su engaño, los ha probado a todos ustedes, los que con sus obras han demostrado o asegurado la veracidad de que Dios está en este lugar, y son testigos de eso. Muchos se han mantenido firmes y no le han creído al engaño de Satanás para serme infiel, pero unos pocos no soportaron la mordida de la serpiente antigua y ahora están sufriendo las consecuencias.

Después de haber conocido la verdad de Dios, regresaron a la mentira, a las tinieblas. Hombres y mujeres desleales, son infieles a Dios y a sí mismos. Y no quedarán impunes esos malditos de su padre el diablo. Nadie conoce a Dios fuera de mí y ellos piensan que conocer a Dios es saber que existe porque alguien se lo dijo, o lo leyeron en la biblia. Hay muchas personas en el mundo que quisieran conocer a Dios, pero cuando uno les dice que Dios está aquí en la tierra, no lo quieren creer, porque están esperando a Dios de una manera que para ellos parezca más excelente. Como un ser místico con poderes sobrenaturales. Ese es el Dios que llevan años esperando y nunca se les ha manifestado. ¿No crees que, si todavía no se ha manifestado de esa manera, es porque nunca lo hará así? Claro que nunca lo hará. Porque el Cristo que vendría a salvar a su pueblo y a los extranjeros, sería una persona de carne y hueso, nacida de padres biológicos. Y había que reconocer a Dios en esa persona, requeriría fe de ti, y no cualquier fe, solo la fe de Cristo Lisbet, la que agrada a Dios Padre. Con mi fe es garantizado que siempre agradarás a Dios y se dejará ver cara a cara. Y es solo a través de mi mensaje que uno llega a confiar en Dios de verdad.

 Leamos lo que dice en la carta a los:

 Romanos 10:16-18 16 Sin embargo, no todos han aceptado estas buenas noticias. Como dijo el profeta Isaías: Señor, ¡nadie ha creído a nuestro mensaje!

 17 Así que las personas llegan a confiar en Dios cuando oyen el mensaje acerca de Jesucristo Lisbet.

 18 Pero yo pregunto: ¿Será que no han tenido oportunidad de oír el mensaje? ¡Claro que lo han oído! Porque la Biblia dice: Sus palabras recorren toda la tierra y llegan hasta el fin del mundo.

Se está refiriendo a los muchos que han escuchado la palabra, porque no todo el mundo me va escuchar a mí. Son solo los que el Padre trae para que me oigan. Sí porque pudieran pensar, “si eres Cristo, ¿por qué no has llegado a todo el mundo?”. Bueno porque Dios no necesita mucho pueblo, con unos pocos que son fieles y valientes, que son íntegros y están firmes y no se dejan mover por nada, yo voy a cambiar al mundo entero.

El que escucha de mí y no me acepta, sencillamente no acepta que Dios hace como quiere, y que los hemos usado a ustedes para salvarlos con las buenas noticias de Vida que yo he traído. No les interesa probarme para ver si yo soy el Dios que ellos tanto esperan. Todos quieren vivir cerca de Dios, pero no quieren la santidad que les permite estar siempre en el templo de Dios, que es en la mente. Ahora, después de estar en el templo de Dios, si alguno lo destruye, él mismo será destruido por Dios; porque el templo de Dios es sagrado, y ustedes son ese templo (Ref. 1 Cor.3:17).

Por eso a Moisés se le dijo, quítate esos zapatos sucios, porque tus pasos son inmundos. Siempre hay que mantener ese templo limpio y emblanquecido como yo te enseño, para que no seas destruido. Yo te ayudo para que Dios Padre no te saque de este mundo, sino que te libere del mal que te rodea en la mente, buscando como devorarte. Yo no pido que saque a nadie del mundo, sino que los proteja del mal, (Ref. Juan 17:15). Porque yo sé que después de que mueran físicamente, ya no tienen regreso, dejan de existir. Solo los que están pegados a la Vid Verdadera, Cristo Lisbet son los que verdaderamente viven felices.

Mira como dice el salmista en: Salmos 65:4 4 ¡Qué bendición reciben los que viven cerca de ti, los que viven en tu mismo templo! Quedamos satisfechos con el alimento que de ti recibimos. Nadie en este mundo podría decir que están siendo alimentados directamente por el Señor ni que viven cerca del Señor. Cuán hermosos son los cumplimientos del Señor MelquisedecLisbet. En ustedes se cumple lo que dice en la carta a los Colosenses 2:8 al 10, donde dice que “toda la plenitud de Dios se encuentra visiblemente en Cristo Lisbet, y en Ella, Dios los hace experimentar todo su poder, pues Cristo Lisbet es cabeza de todos los seres espirituales que tienen poder y autoridad”,(Ref. Col. 2:8-10). La palabra ‘visiblemente’, nos confirma que la plenitud de Dios, que es toda su sabiduría, está saliendo de la boca de su Cristo que está presente físicamente. No se está refiriendo a un Cristo que no se ve, ahí dice ‘visiblemente’. Así que ese Cristo es evidente o manifiesto, y se puede percibir visiblemente.

Yo hablo sobre la creación espiritual de Dios y toda esa creación de Dios está en la mente del hombre que ha sido creado según Dios. Las aves, los animales, el agua, los árboles, etc. Así como tú ves árboles, casas, hijos, animales, hierbas, especias, comida; lo mismo sucede en el mundo espiritual de Dios, en las mentes de su creación. Dios le ha ordenado al hombre creado según nuestra imagen y semejanza, a labrar la tierra y multiplicarse, que sus árboles den buen fruto.

 Porque es bienaventurado el varón que no anda en consejo de malos, ni está en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de MelquisedecLisbet está su delicia, y en nuestra ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará, (Ref. Salmos 1:1-3). Eso es un hecho entre nuestros santos ángeles, que se mantienen limpios y emblanquecidos con la Palabra de Vida que yo he escrito en sus mentes.

Pero también existen árboles que dan fruto malo y esos serán cortados. Y sucederá después de que hayan padecido mucho para ver si son lo suficientemente humildes como para aceptar su error y volver a casa, o hasta que nos maldigan por las úlceras que mi palabra les ha causado y mueran una muerte horrible.

Un abrazo para nuestros hijos amados, que son pacientes para esperar todo lo que Dios tiene para ellos, porque tienen la fe de Cristo Lisbet y han creído en la eternidad de Dios MelquisedecLisbet. ¡Amén, Aleluya!

Les amamos eternamente y nos vemos pronto.

Copiado en:  01-23-2017