Escrito: El Amor de Cabeza y Cuerpo Por: AldemarAndrea (12/10/17)Instrucciones de MelquisedecLisbet.

Levítico 4:32 Y si por su ofrenda por el pecado trajere cordero, hembra sin defecto traera.

Lucas 13:29 Porque vendrán de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, y se sentaran a la Mesa en el Reino de Dios.


CRISTO LISBET
EN ELLA HABITA TODA LA PLENITUD DE LA DEIDAD

12-10-2017 Mana a

ELLA ES LA SABIDURIA PERSONIFICADA.

MANAQUE VIENE DIRECTAMENTE DEL CIELO,

(LA MENTE DE CRISTOLISBET)

T   E  M  A :

EL AMOR DE CABEZA Y CUERPO

12010-2017 Mana bb

Presentado Por: CarlosMarien

Bendecida familia de la fe:

Ya hemos llegado a ese momento de comer del plato fuerte y suculento, El Mana Fresco, preparado directamente por MelquisedecCristoLisbet, la Voz de Dios mismo.

Asi que ya estamos en la expectativa de las maravillosas palabras inefables, que vienen directamente de del Cielo, la Mente de nuestra Madre.

Amados hermanos Hoy nuestros Padres quieren compartir una escritura que les fue enviada por nuestros hermanos y santos ángeles AldemarAndrea titulada: EL AMOR DE CABEZA Y CUERPO.

Escuchemos detenidamente las instrucciones que nuestro Dios Melquisedec, tiene para todos nosotros Hoy. ¡Aleluya! 

 HACER CLIC EN LOS ENLACES SIGUIENTES:

 VIDEO :  REY DE SALEM  

AUDIO:  RADIO LA MEDIADORA

TEXTO EN PDF:   (Pronto)

T E X T O: 

ManaEl AMOR DE CABEZA Y CUERPO

Reyes soberanos, Dios Padre y Dios Madre, los saludamos con el gozo, la paz y el amor que solo Ustedes nos han dado en este tiempo de perfección y santidad, donde Ustedes establecen el orden en sus hijos verdaderos para que todos podamos disfrutar de las proezas de vencer la muerte.

Gracias Padre y Madre MelquisedecLisbet por hacer morada en nosotros con el fin de llenarnos de toda Su plenitud, para que Su gracia, que está llena de Su hermosura, nos haga resplandecer en toda situación como Sus hijos de luz, haciéndolo notorio donde quiera que vamos. Aleluya.

Con la autorización de Ustedes, Padres de amor, comparto un nuevo escrito que Ustedes pusieron en mi mente y lo hago llegar con amor y respeto. Amén, Aleluya.

Este escrito tiene como nombre: El AMOR DE CABEZA Y CUERPO

El amor de MelquisedecLisbet es la expresión más maravillosa de afecto, es el acto más sublime, es la pureza misma, es la santificación del espíritu, es el orden perfecto, es la honra y la gloria del uno por el otro, es el ejemplo sagrado que debemos seguir para lograr ser hechos a Su imagen y semejanza.

Sólo en Rey de Salem se puede vivir el orden de MelquisedecLisbet en todo y con todo, podemos disfrutar del amor eterno de Dios, pues vivir de esta forma es comprobar la anchura, la altura y la profundidad del Amor de Dios.

La unidad de cabeza y cuerpo no consiste solamente en tener un esposo o una esposa; es saber amarse entre sí. El reflejo de Cabeza y Cuerpo es el que vivimos espiritualmente en nuestras mentes, reconociendo que Dios es dos, un Padre y una Madre. Y para quien desea tener una cabeza o cuerpo en el momento perfecto, cuando se manifieste ya sabrán cómo deben tratarse el uno al otro para vivir en la perfecta unidad de Cabeza y Cuerpo, como Dios manda porque así mismo viven Ellos. Y así como nuestros Padres espirituales queremos ser todos.

El amor espiritual de cabeza y cuerpo es la expresión de la Sabiduría con Inteligencia, son actos sencillos que promueven paz en todo momento, son la manifestación de la alabanza que proviene

del espíritu, es un actuar lleno de detalles que solo buscan enaltecer al Dios que vive para siempre.

Dicho de otra forma, los santos ángeles tratamos con decoro a nuestra pareja, con el proceder y la forma correcta que nuestra Madre Cristo Lisbet nos enseña, cuidamos la unidad perfecta de cabeza y cuerpo. Es que haciendo así, estamos cuidando de la unidad perfecta entre nosotros y Dios Padre y Madre. Entonces podremos disfrutar de una perfecta unidad entre parejas de Cabeza y Cuerpo.

Porque solo así, somos dos en uno; la cabeza no puede vivir si no tiene un cuerpo y el cuerpo sin cabeza no tiene vida, entonces ambos nos necesitamos para poder existir conforme al orden que nuestros Padres establecieron en la unidad perfecta.

La cabeza ama tanto a su cuerpo como el cuerpo ama a su cabeza.

EL CUERPO quiere ver siempre a su cabeza: Humilde, sabio, limpio, feliz, obediente, agradecido, fiel, tierno, caballeroso, y lleno del amor de MelquisedecLisbet, resplandeciente. Tratando a su Cuerpo con mucho detalle y decoro al igual que nuestro Padre Melquisedec trata a nuestra Madre Lisbet.

LA CABEZA quiere ver siempre a su cuerpo: sabia, sana, bien coordinada, limpia, pura, obediente, llena del temor reverente de MelquisedecLisbet, amadora del buen orden, sometida y fiel, resplandeciente. Tratando a su Cabeza con mucho detalle y decoro al igual que nuestra Madre Lisbet trata a nuestro Padre Melquisedec.

Ser cabeza y cuerpo es vivir el uno para el otro, esto es amor genuino, Y ESTO REQUIERE EL ESTAR LLENOS DEL AMOR DE NUESTROS PADRES ESPIRITUALES,  porque solo así expresamos afecto verdadero, nos tratamos de forma sublime, donde la pureza reluce en cada palabra, en cada mirada; es una relación de amor genuino que disfruta la santidad. Eso es vivir como viven nuestros Padres espirituales.

Ser cabeza y cuerpo es vivir el orden, es honrar la enseñanza que nuestros Padres nos dan en cada maná, es demostrar que bebemos el agua de la roca Espiritual, es glorificar el Poder de la Espíritu Santa, es representar a cada segundo a nuestros Padres espirituales, pues somos la imagen y semejanza de Ellos.

La cabeza guía al cuerpo en humildad y el cuerpo le obedece en humildad, más el cuerpo también induce a la cabeza a caminar con perfección por eso son una unidad perfecta, porque se complementan, siempre se vive en armonía, en paz y en plenitud de gozo.

Vivir la unidad de Cabeza y Cuerpo requiere de algunos aspectos muy importantes y necesarios, que debemos retener en nuestra mente para tenerlos presentes y crear la armonía que proviene del Espíritu y agradar a nuestros Padres primeramente. Porque no buscamos la aprobación de los hombres, sino la aprobación de Dios MelquisedecLisbet en todo lo que hacemos. Porque si vivimos solamente para complacer a los hombres, ya no seríamos siervos de Cristo Lisbet (Gálatas 1:10). Veamos:

 Amamos como Dios ama, con amor genuino.

Somos justos, siempre buscamos la aprobación de nuestros Creadores, no decimos, ni hacemos según nos parezca correcto, sino que consultamos lo que es correcto para nuestros Padres y Ellos siempre nos responden, así siempre actuaremos de forma correcta con una actitud agradable, amable y colaboradora.

Somos misericordiosos, siempre pensamos en los sentimientos de los demás. Siempre tratamos a los demás como nosotros queremos ser tratados, porque eso nos enseña la Ley, Cristo Lisbet. (Mateo 7:12). La siembra y la cosecha es la Ley hermosa que nos ayuda a siempre hacer el bien, para cosechar sólo el bien. Aleluya. Siempre perdonamos y exhortamos con amor para que nuestra pareja pueda vencer CON LA VERDAD que es la Palabra, Cristo Lisbet.Somos humildes, agradecemos la exhortación y nos corregimos y damos gracias a nuestros Padres por darnos Su amor para amarnos.

Buscamos la Paz, siempre mirando cómo crear un buen ambiente a nuestra relación de cabeza y cuerpo conforme al Orden de MelquisedecLisbet.

Somos pacientes, sabemos que en la paciencia suceden maravillas; confiamos en nuestros Padres Espirituales, sabemos que son Ellos los que comenzaron la obra en nosotros y que la terminarán con perfección.

Somos detallistas, escuchamos con atención la palabra de vida, escudriñando las enseñanzas, es decir examinamos cuidadosamente el maná para no dejar escapar ningún detalle que nos ayude a vivir en gozo y paz. Porque el que La escudriñare como a tesoros, entenderá el temor de Jehová Dios MelquisedecLisbet, y hallará su conocimiento. Porque Jehová da la sabiduría, y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia. (Proverbios 2:4-6). Nosotros tenemos el alto privilegio de escuchar de la boca de Dios mismo, la sabiduría, el conocimiento y la inteligencia que nos garantiza vivir vidas perfectas delante de Dios MelquisedecLisbet. Tenemos el detalle de amarnos con pureza, disfrutando de la relación de ser formados como cabeza y cuerpo, sabiendo que nos necesitaremos eternamente y nos complementamos con el poder de la Palabra.

Somos compasivos, tenemos el carácter de nuestros Padres, estamos siempre dispuestos para ayudarnos y dejarnos ayudar con la palabra; siempre analizamos nuestro entorno para saber cuándo actuar y cuándo detenernos.

Somos hijos de MelquisedecLisbet, nos comportamos con obediencia, siempre le pedimos permiso a nuestros Padres para encaminar nuestros pensamientos de la forma correcta, con las actitudes apropiadas; no tomamos decisiones voluntariamente, acudimos a la ayuda idónea para tener la garantía que actuaremos conforme al orden perfecto, así no nos equivocamos, no nos adelantamos, ni tampoco nos atrasamos, todo lo hacemos con perfección y en el momento preciso.

Somos mansos, es decir: no somos ofensivos, ni con gestos, ni con palabras, ni con acciones impuras; somos dóciles, llevaderos, tranquilos, amorosos, somos puro amor, pues estamos cimentados con raíces de amor.

Tenemos dominio propio, sabemos que fuimos creados para alabar al Rey y a la Reina en todo momento y no dejamos que el hermano mayor nos domine, siempre le hablamos la verdad y le enseñamos a actuar con justicia.

Somos el templo de Dios, somos sus santos ángeles, tenemos presente que somos nazareos, eunucos del espíritu y estamos comprometidos con la paz y la justicia, el amor y la verdad en total gratitud por el privilegio de ser sus hijos espirituales eternamente.

Si intentamos siempre ser así, nuestros hijos crecerán para ser fuertes en el espíritu, porque su ejemplo a seguir reflejará las enseñanzas de nuestros Padres Espirituales. Pero si actuamos de

forma diferente a como nos lo muestran MelquisedecLisbet, entonces nuestros hijos y extranjeros tendrán palabras para usar contra nosotros, cuando nuestra Madre Cristo Lisbet nos ha dicho que todo aquel que en Ella creyere, no será avergonzado. (Romanos 10:11). Y ciertamente ninguno de cuantos esperan en Dios MelquisedecLisbet será confundido; pero, sí serán avergonzados los que se rebelan sin causa. (Salmos 25:3)

Solo los santos ángeles de MelquisedecLisbet agradecemos en unidad de cabeza y cuerpo el poder disfrutar de la limpieza y purificación que nuestros Padres nos dan para vivir la eternidad y nos ocupamos de vivir las instrucciones que se contemplan en estos 12 puntos, pues nuestros Padres son excelentes y quieren de nosotros excelencia.

Cada maná, lo escuchamos con mucha atención y respeto, pues tenemos la tarea de vivir en el orden, y solo con las instrucciones que Ustedes nos dan en cada fiesta, en cada maná, tenemos garantía de actuar decorosamente como cabeza y cuerpo, como hermanos de la fe, como hijos obedientes, como padres de amor, como ciudadanos de los cielos de Dios MelquisedecLisbet.

Gracias Padres amados, porque Ustedes son justos y nos dan la ley del Espíritu de vida para darnos Su vida eterna en plenitud de orden, amor y respeto. Porque de Ellos, y por Ellos, y para Ellos, son todas las cosas.

A Ellos, MelquisedecLisbet sea la gloria por los siglos.

Así que, ¡alabemos a Dios por siempre! (Romanos 11:36). ¡Amén, Aleluya

 

 

Super HeroeApp: Niños de Cristo

 


App-de-Rey-de-Salem-Musica

App: Rey de Salem Musica


Deseas mas información www.reydesalem.com, www.cristoesunamujer.com, www.radiolamediadora.com, www.tuneinradio.com, info@reydesalem.com

Autor: SANTOS ANGELES

2 Corintios 3:5 No que seamos competentes por nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios. (Jehova MelquisedecLisbet).