Instrucciones de MelquisedecLisbet, Escrito  El no perdonar y olvidar forma raíces de amargura Por: Kathy Cobena (12-03-17)

Levítico 4:32 Y si por su ofrenda por el pecado trajere cordero, hembra sin defecto traera.
Lucas 13:29 Porque vendrán de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, y se sentaran a la Mesa en el Reino de Dios.


CRISTO LISBET

EN ELLA HABITA TODA LA PLENITUD DE LA DEIDAD.

12-03-2017 Mana

ELLA ES LA SABIDURIA PERSONIFICADA.

MANAQUE VIENE DIRECTAMENTE DEL CIELO,

(LA MENTE DE CRISTOLISBET)

T   E  M  A :

EL NO PERDONAR Y OLVIDAR, FORMA RAICES DE AMARGURA.

12-03-2017 Mana.jpg b

Presentado Por: CarlosMarien

Bendecidos familia de la Fe, ya hemos llegado a ese gran momento de comer del plato fuerte y suculento, el Mana Fresco preparado directamente por MelquisedecCristoLisbet, la voz de Dios mismo.

Siempre cenamos juntos, porque a nuestros Padres Espirituales, les agrada que a la hora de la cena, estemos todos sentados a la mesa con ellos.

Que honor el ser un santo ángel de Dios y ser dignos de estar sentados a la mesa, para comer el Mana que estuvo escondido, pero ahora es revelado a los que han vencido con amor a la mente carnal.

Por esta palabra viviremos eternamente. ¡Amen, Aleluya!

 HACER CLIC EN LOS ENLACES SIGUIENTES:

 VIDEO :    REY DE SALEM  

AUDIO:   RADIO LA MEDIADORA

TEXTO EN PDF:   ADOBE ACROBAT READER DC

T E X T O:

Un saludo lleno de amor y gratitud para nuestros amados Padres MelquisedecLisbet en este bello día de eterno gozo, paz y amor. Padres, gracias por el enorme privilegio de poder compartir Su amor derramado en mí con mis hermanos espirituales a través de este escrito titulado:

 EL NO PERDONAR Y OLVIDAR FORMA RAÍCES DE AMARGURA

Amados hermanos, todos los hijos de MelquisedecLisbet hemos tenido el privilegio de experimentar el “borrón y cuenta nueva”.  Nuestros amados Padres nos han mostrado Su gran amor al perdonar y olvidar todo lo que hicimos o aún pensábamos, que no estaba en el orden correcto de Dios. Cristo Lisbet vino a hacer todas las cosas nuevas y a formar al nuevo hombre creado según Dios.

Como dice en: Isaías 43:18-19 y 25 18 No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas.19 He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.25 Yo, yo soy quien borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados.

Cuánta paz y reposo nos ha traído el saber esto. Esa oportunidad nos ha permitido corregir lo deficiente y ha quitado todo sentimiento de culpabilidad en nosotros, pues hemos experimentado cara a cara, el gran Amor de Dios.  ¡Amén, Aleluya!

Ahora la pregunta es: Si Dios nos ha mostrado cómo se perdona y se olvida, entonces ¿por qué nosotros no hacemos lo mismo?

Empecemos por ver qué significa una raíz de amargura:

 Raíz: Origen o causa de algo. Parte oculta de algo, de la que procede la parte visible.

Amargura: Es el sentimiento de profunda pena, dolor y desagrado que puede experimentar una persona como consecuencia de alguna situación o evento que sucede en su vida.

Raíz de Amargura: El origen y parte oculta de una situación que nos causa pena, dolor o desagrado.

Amados hermanos, debemos seguir el ejemplo de nuestra Ayuda Idónea, Cristo Lisbet, de perdonar y olvidar. No podemos decir que hemos perdonado a alguien, ya sea un hermano espiritual, un insensato o extranjero, y seguir recordando con tristeza o dolor lo sucedido.  Si sigues hablando de la situación con molestia o dolor y continúas trayendo eso a la memoria, entonces no lo has olvidado. Si estás esperando ver que la persona coseche de acuerdo a lo que sembró, no lo has perdonado y olvidado. 

Recuerda que a nosotros no nos corresponde la venganza. “Pues conocemos a la que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor Cristo Lisbet. Dios juzgará a su pueblo”. (Hebreos 10:30).

“No os venguéis vosotros mismos, sino dejad lugar a la ira de Dios. Así que, si tu enemigo tuviere hambre espiritual, dale de comer del cuerpo de Cristo Lisbet; si tuviere sed espiritual, dale de beber de la sangre de Cristo Lisbet; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza, o sea así, harás que se avergüence de su conducta y se corrija delante del Señor. No seamos vencidos de lo malo, y triunfemos sobre el mal haciendo el bien”. (Romanos 12:19-21).

La ira sólo debe estar en manos de Dios, porque son nuestros Padres espirituales quienes saben qué es lo mejor para sus hijos. Seamos iguales a Ellos que son tiernos y bondadosos y que no se enojan fácilmente. Y es porque nos aman mucho y están dispuestos a perdonarnos, están siempre deseosos de desistir y no de castigar. (Joel 2:13).

Pero si siempre pensamos lo malo y no lo bueno, eso hace albergue en la mente y se forma una raíz de amargura.

Puede que saludes y le hables con el lenguaje de Rey de Salem a la persona que te ofendió y tu hermano mayor te engañe en pensar que perdonaste.  Pero si no olvidas la situación, por completo, y dejas de pensar en ella o mencionarla, no lograrás extirpar esa raíz de amargura.

¿Acaso escuchamos a nuestra Madre quejarse en algún momento de cuánto Ella sufrió por cada insulto, cada blasfemia, cada mentira o cada desprecio que fue dirigido a Ella de parte de sus hijos insensatos o aun de los que no soportan la limpieza de su fuego y la abandonan? NO, Ella solo habla claramente del orden que debe haber en su Reino, de la rectitud y santidad en la que debemos vivir y que eso debe reflejarse en cada cosa que hagamos.

Ella no habla de la situación o de la persona. ¿Por qué? Porque el Amor de MelquisedecLisbet sobrepasa todo.  Por eso lo que constantemente le escuchamos decir es “hijos míos, todavía tienen oportunidad de corregirse”. Qué AMOR tan puro y perfecto nos demuestra Cristo Lisbet. “Espero que podamos comprender, como corresponde a todo el pueblo de Dios MelquisedecLisbet, cuán ancho, cuán largo, cuán alto y cuán profundo es su amor. Es nuestro deseo que experimentemos el amor de Cristo Lisbet, aun cuando es demasiado grande para comprenderlo todo. Entonces seremos completos con toda la plenitud de la vida y el poder que proviene de Dios”. (Efesios 3:18-19).

¿No crees que si Dios siendo los Creadores de todas las cosas, Omnipotentes y Soberanos que nos dan este ejemplo de amor a seguir, estando en un cuerpo físico igual al nuestro, no podamos nosotros hacer lo mismo?

Claro que sí podemos, de otra manera Dios no nos pediría que hiciéramos esto, al darnos este ejemplo a seguir.

Poner atención a los detalles también es entender el ejemplo a seguir, al observar el proceder de Cristo Lisbet y poder entender sus instrucciones, sin necesidad de que te las diga con palabras específicas. Porque el que es dócil a la voz del Señor MelquisedecLisbet, tiene oído para oír lo que la Espíritu Santa nos dice.

Piensa, cuando te ha sucedido algo en tu vida y se lo compartes a tu madre en carne, y ella te abraza y te mira con amor y ternura, aunque no te diga nada, eso te consuela y te sientes amado. También, puede que te comparta una experiencia personal pero no te diga exactamente qué debes hacer con tu situación.  Sin embargo, tomas la enseñanza que te compartió y eso te ayuda en el camino. Pues con aún mayor excelencia lo hace nuestra Madre Espiritual.

Conforme vamos creciendo, nuestros padres naturales nos hablan y nos tratan diferente. Nos delegan más responsabilidad para que aprendamos a tomar buenas decisiones y lleguemos a ser adultos responsables.

De la misma manera, nuestra Madre Lisbet nos ha dado su Sabiduría poco a poco, y conforme hemos ido creciendo espiritualmente nos demanda más limpieza y santidad. Ahora nuestra Madre está tratándonos como hijos que están madurando y no como niños fluctuantes, así que debemos comportarnos como tal. Debemos estar firmes en lo que hemos creído con abundante evidencia provista, y no permitir que nada ni nadie nos haga dudar o fluctuar.

Santos Ángeles, estamos en la etapa de madurez, ya dejamos la etapa de niños. Es tiempo de tomar responsabilidad por cada una de nuestras acciones. Basta ya de niñerías, ese tiempo se acabó, MelquisedecLisbet quieren hijos fieles y constantes.

Como dijo nuestro hermano AldemarAndrea, “es tiempo de mostrarle a nuestros Padres de qué estamos hechos”. No podemos culpar a otros por las situaciones que nos suceden, es nuestra responsabilidad el corregir nuestro entorno con la sabiduría que nos ha sido dada. Así que perdona y olvida cualquier cosa que te haya causado dolor o tristeza, porque eso no te hace bien a ti, ni a las personas a quienes les compartes tu resentimiento. No dejes que ninguna raíz amargue tu espíritu y contamine la limpieza, pureza y santidad que MelquisedecLisbet han traído a tu mente. “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellado para el día de la redención”. (Efesios 4:30). Hemos sido redimidos de la esclavitud en nuestras mentes que nos estaba matando y en agradecimiento a nuestros Padres espirituales, lo que debemos hacer es dar gracias en todo momento por la vida eterna que nos ha sido otorgada gratuitamente, y dejar de quejarse y recordar el pasado.

Ya deberíamos procurar con más diligencia el poder entender bien lo que nuestra Madre nos ha estado advirtiendo durante estos cuatro años, no crean que pueden engañar a Dios. Cada uno cosechará lo que haya sembrado. (Gálatas 6:7). Así que comencemos a sembrar bien para cosechar lo mejor en todo, tal y como nuestros Padres espirituales nos lo han demostrado.

No podemos tomar las advertencias de nuestros Padres livianamente. Esto es algo serio y de mucha responsabilidad, por eso es necesario ser pulidos como el oro, para poder brillar como los hijos de luz que somos. Como nos dijo nuestra Madre: “Echa raíces profundas en el amor de Dios”.

MelquisedecLisbet han reclutado su ejército, y nos han dado una eternidad para sembrar solamente el bien todos los días. Como los buenos soldados que somos, asegurémonos de recibir todos los honores que tienen reservados para nosotros.

¡Amén, Aleluya!

 

Super HeroeApp: Niños de Cristo

 


App-de-Rey-de-Salem-Musica

App: Rey de Salem Musica


Deseas mas información www.reydesalem.com, www.cristoesunamujer.com, www.radiolamediadora.com, www.tuneinradio.com, info@reydesalem.com

Autor: SANTOS ANGELES

2 Corintios 3:5 No que seamos competentes por nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios. (Jehova MelquisedecLisbet).