Mana: La Tierra Prometida, El Gran Amor de Dios – Parte 3 (07/01/18) Por: MelquisedecLisbet.

Levítico 4:32 Y si por su ofrenda por el pecado trajere cordero, hembra sin defecto traera. (CristoLisbet)
Lucas 13:29 Porque vendrán de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, y se sentaran a la Mesa en el Reino de Dios. (MelquisedecLisbet)


CRISTO LISBET
EN ELLA HABITA TODA LA PLENITUD DE LA DEIDAD.

07-01-2018 Foto Mana Fresco b 20180701_214130

¡Mirad cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! Porque allí envía Jehová Bendición y Vida Eterna(Ref. Salmos 133:1,3)

PARTES DEL ESCRITO.

¿Tú sabes lo vergonzoso que es, decir que Dios está a tu lado, y que no te cumpla o no respalda tus palabras? Eso sí que tiene que ser duro de soportar. Pero yo te doy la clave, que es creer en el poder de mi nombre para que siempre tengas el respaldo de Dios, porque la condenación y la vergüenza del hombre es saber que nada, nada le sale bien, que va a morir y que no hay nadie que lo pueda detener. Y esa es la prueba de que Dios no está con ese profeta, o pastor, sea cual sea el título que se ha puesto para representar a Dios.

Sólo cuando ves que Dios respalda las palabras de una persona, es como uno puede confirmar que esa persona no es falsa y que todo lo que dice se cumple. Podemos decir con certeza, que todos los hombres y mujeres que se han manifestado en todo el mundo representando a Dios, son falsos; falsos profetas, falsos pastores, falsos curas, falsos obispos, falsos apóstoles, falsos papas, falsos evangelistas, falsos maestros y falsos cristos. Solo hay un verdadero Dios Padre y un verdadero Cristo y una verdadera iglesia, y se encuentran en Rey de Salem, son MelquisedecLisbet y nuestros santos ángeles. Amén, Aleluya.

07-01-2018 Foto Mana Fresco a 20180701_213337

LA PALABRA  ESTÁ CORRIENDO Y SIENDO GLORIFICADA, MOSTRANDO LO QUE     NUESTRA DIOS MADRE, LA SABIDURÍA PERSONIFICADA (CRISTO LISBET), HA HECHO EN SU PUEBLO FIEL. AMÉN, ALELUYA.          Ver enwww.reydesalem.com

ELLA ES LA SABIDURÍA PERSONIFICADA DE DIOS.

la-luz-del-mundo.jpg

PARA LA PRESENTACION COMPLETA VER LOS ENLACES SIGUIENTES:

(CLIC) VIDEO DEL MANA COMPLETOREY DE SALEM

AUDIO SOLO TEMARADIO LA MEDIADORA

TEXTO EN PDFADOBE ACROBAT READER DC

TEXTO COMPLETO DEL MANA:

Saludos a todos nuestros verdaderos adoradores, esos testigos fieles que han visto a Dios cumplir su promesa de crear cielos nuevos y una tierra nueva en cada uno de ustedes, donde en el borrón y cuenta nueva, los sufrimientos del pasado han sido olvidados, y nadie los recuerda más porque en la creación de Dios solo mora la verdad sobre quién tú eres, en la justicia de Dios y no la de los hombres. (Job 11:16; Isaías 65:17, 66; 2 Pedro 2:13).

Para las personas que leen la Biblia sin la revelación de Cristo Lisbet, parece como si Dios desde mucho tiempo ha estado prometiendo una tierra especial, y aparentemente nadie ha llegado a ella, pero eso no es cierto, porque siempre que Dios se manifiesta a los hombres, les muestra que han alcanzado la tierra prometida. Lo que sucede, es que los hombres tercos solo sirven a Dios de palabra y le honran con la boca, pero su corazón está lejos de mí, y el culto que me rinden son cosas inventadas por los hombres y aprendidas de memoria. En la dispensación pasada nos enseñaron muchas cosas que hoy están muy lejos de agradar al Dios verdadero.

Dios le dijo a Isaías: Este pueblo dice que me ama, pero no me obedece; me rinde culto, pero no es sincero ni lo hace de corazón”, (Isaías 29:13). Tienes que descontaminarte de todo lo que aprendiste en la dispensación pasada, porque en aquel tiempo no se conoció sobre el temor reverente a Dios, no había sabiduría. Al contrario, se enseñó a no respetar a Dios, y a hacer todo lo que uno quisiera aunque estuviera lastimando y fallándole al hermano.

Las vírgenes insensatas que se han apartado de mí aborrecen la tierra deseable; no creen a mí palabra. (Salmos 106:24). Son hombres desleales que en su mente convirtieron en desierto la tierra deseable (Zacarías 7:14) que Dios les ha dado para que vivan en ella para siempre. Piensan que he venido a destruirlos, porque les doy el borrón y cuenta nueva donde ya no pueden vivir como vivían antes, eso les produce ira. Y escrito está, que la ley de Dios produce ira en las personas que prefieren la ley de Moisés, esa ley en sus miembros que les permite hacer todo lo que quieren y con su propia justicia se consuelan. Se niegan a creer que vivir bajo esa ley en sus miembros, los lleva a pecar contra Dios, y su fin es destrucción y muerte.

Como les mencioné en la segunda parte de La Tierra Prometida, El Gran Amor de Dios, donde les dije que “Dios no ha venido a destruir, ni matar, ni a enfermar, ni a empobrecer a nadie.” Estamos aquí para darles todo lo opuesto. Y también les dije que, “los hombres que murieron en el pasado, fue por su incredulidad”, no porque Dios los mató. Ellos mismos se condenan por rechazar la Luz. Solo existe la Luz o las tinieblas no hay un lugar en el medio.

O vives para siempre o mueres para siempre. Qué misericordia tan grande la de Dios, que no se cansa de repetir las mismas cosas para salvarte y sanar tu mente para que no te enfermes, ni llegues a empobrecer o hasta a morir. Todos pecaron y por eso murieron. A Jacob se le dijo: “Yo soy quien borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados. Si tienes algo contra mí, sometámoslo a juicio. Trae tus argumentos, a ver si sales inocente. Tu primer antepasado pecó, y tus maestros se rebelaron contra mí, profanaron mi templo; por eso dejé que Israel, el pueblo de Jacob, fuera destruido e insultado, quedaron bajo vergüenza”, (Isaías 43:25-28).

¿Tú sabes lo vergonzoso que es, decir que Dios está a tu lado, y que no te cumpla o no respalda tus palabras? Eso sí que tiene que ser duro de soportar. Pero yo te doy la clave, que es creer en el poder de mi nombre para que siempre tengas el respaldo de Dios, porque la condenación y la vergüenza del hombre es saber que nada, nada le sale bien, que va a morir y que no hay nadie que lo pueda detener. Y esa es la prueba de que Dios no está con ese profeta, o pastor, sea cual sea el título que se ha puesto para representar a Dios.

Sólo cuando ves que Dios respalda las palabras de una persona, es como uno puede confirmar que esa persona no es falsa y que todo lo que dice se cumple. Podemos decir con certeza, que todos los hombres y mujeres que se han manifestado en todo el mundo representando a Dios, son falsos; falsos profetas, falsos pastores, falsos curas, falsos obispos, falsos apóstoles, falsos papas, falsos evangelistas, falsos maestros y falsos cristos. Solo hay un verdadero Dios Padre y un verdadero Cristo y una verdadera iglesia, y se encuentran en Rey de Salem, son MelquisedecLisbet y nuestros santos ángeles. Amén, Aleluya.

En el tema de hoy compartiremos la tercera parte de, “LA TIERRA PROMETIDA, EL GRAN AMOR DE DIOS”. El objetivo que quiero alcanzar con este tema es que todos entiendan bien, lo que significa vivir en la tierra prometida que Dios les ha entregado, y cuán grande es el amor de Dios Padre y de Cristo, para que puedan disfrutar cada día como dioses del Dios altísimo MelquisedecLisbet.

Mi reino es muy poderoso, y si no sabes andar como un dios que ha sido hecho a imagen y semejanza del único verdadero Dios, entonces vas a pasar por situaciones vergonzosas, y todo por ignorancia, por no querer escuchar bien los detalles, tomando este galardón tan grande que Dios te ha dado, a la ligera. Con solo pensarlo se me erizan los pelos.

El salmista dice: Salmos 90:12 Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.

Eso mismo hago yo, estoy aquí enseñándoles a disfrutar la eternidad de Dios, pero es el ser humano que escoge la muerte y no la vida eterna. Dios no quiere que el ser humano viva solo 70, 80 ó 100 años, sino que viva para siempre. Pero eso tiene un precio que debes estar dispuesto a pagar, y es entregarle un sacrificio vivo y santo a Dios, que es tu mente limpia y emblanquecida. Solo así vas a adquirir la vida eterna y tus días no tendrán fin. Esa es la gran promesa de Dios. Cuando Dios dice que el mandamiento que tiene promesa es honra a tu Padre y a tu Madre y tus días serán alargados, no es que te dará unos cuantos años más para vivir. No, Dios solo promete la eternidad, eso es largura de días. Pero el que no conoce a Dios y trata de interpretar la biblia a su manera, va a pensar que largura de días es vivir más de 100 años, como 110 ó 120. Pero hasta ahora nadie en este tiempo ha logrado vivir más de 122 años.

Cuando tú buscas la historia para ver quién ha vivido largo tiempo, lo que encontrarás es una persona que vivió hasta los 122, y en mal estado, todo desbaratado. Pero no hay registro de que alguien viviera 500, 800 ó hasta mil años como dice en la biblia. Aun así, vivir 500, 800 ó hasta mil años ni se acerca a la promesa de Dios, que es para siempre. Ahí es donde yo quiero que tú llegues, y no termines como los antepasados que fueron insensatos y terminaron muriendo por su incredulidad. Por eso toda la deidad en mí, muestra el gran poder de Dios. Porque yo soy la primera inmortal que vivirá eternamente, como Dios lo ha prometido.

Si Dios hiciera las cosas místicamente, uno no apreciaría lo que se le ha dado porque eso no es el gran poder de Dios. Es mejor cuando te otorgan el galardón de la vida eterna por haber ganado la batalla, porque una vez que has conquistado como Cristo Lisbet lo ha hecho, jamás le fallarás a Dios. Y si eres un hijo fiel es porque has corrido la carrera, la has ganado, y nadie te podrá quitar el premio que Dios te ha entregado. Y Dios no te lo va a quitar, dice en Proverbios 11:18, “El impío hace obra falsa; mas el que siembra justicia tendrá galardón firme,” y si llegas a la victoria, es porque has seguido a Cristo Lisbet sin dudar, y todos los que confían en mí son más que vencedores. Nada te dominará, sino que tú dominarás sobre todo. Sabrás cuándo avanzar y cuándo detenerte y esperar el momento perfecto para reaccionar. Vivirás la eternidad contando los días, que es vivir disfrutando de cada detalle en gozo, reposo y en paz. Ah y sano y próspero, donde nunca te faltará nada.

Es que solo así vas a poder permanecer en mi reino dice el Señor MelquisedecLisbet porque nosotros no tenemos a nadie cerca, que viva una vida apresurada ni en tribulación. Vivimos en total confianza y somos sabios y justos para saber que todo lo que se siembra dará fruto en este tiempo, en esta vida. Y si siembran para agradar a la naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosecharán destrucción; pero si siembran para agradar al Espíritu, del Espíritu cosecharán vida eterna, (Gálatas 6:8).

Yo les estoy diciendo que confíen en mí, porque yo sé lo que tienen que hacer para vencer y jamás morir. No serán avergonzados, como yo nunca he sido avergonzada. Su Padre jamás me ha fallado. Nadie se podrá burlar de Dios MelquisedecLisbet jamás, porque TODO lo que el hombre sembrare eso mismo cosechará. No estoy aquí perdiendo mi tiempo ni el tuyo, yo estoy aquí dándote toda la sabiduría de Dios para que puedas disfrutar cada día en salud, prosperidad, gozo y paz. Y el mundo verá a través de ustedes cómo es que nuestra creación vive en la tierra prometida, y así ellos desearán vivir como ustedes viven. Cuando las naciones se enteren de quiénes son ustedes, les dirán bienaventurados; porque son tierra deseable, Jehová MelquisedecLisbet de los ejércitos (Malaquías 3:12) ha hablado, y así será.

Ahora, si no están dando buen testimonio, entonces nadie va a desear su tierra. De cierto les digo, todo el que confía en mí jamás será avergonzado”, (Romanos 10:11). Eso es una verdad irrefutable, ustedes han visto cómo el Rey me ha cumplido, y si el Rey no me ha fallado a mí, por confiar en él, yo no les voy a fallar a ustedes, por confiar en mí. El que pierda la confianza en MelquisedecLisbet, será avergonzado por su ignorancia y desobediencia. Vivir en la tierra prometida, es estar siempre bien, no existen enfermedades, ni muerte, ni escasez porque la sanidad que Cristo Lisbet ha traído a tu vida, es en la mente. Al sanar tu mente, ya no se manifiestan esas cosas en tu cuerpo o en tu entorno. Los del mundo te verán como un amuleto de suerte, ya que todo lo que emprendas prosperará y todos lo verán.

Yo he sido puesta delante de ti para que vivas siempre en triunfo, y nunca en derrota. Con mi palabra yo te cuido en el camino de la eternidad de Dios, porque Yo Soy el lugar que hemos preparado. No te alejes de mí; obedéceme y no me seas rebelde teniendo otros dioses en mi templo, tu mente. Adora solamente al Señor, tu Dios MelquisedecLisbet, y se alejará de ti la enfermedad. Éxodo 23:20-25. No puedes decir que estás en mi reino y te la pasas en médicos buscando remedios y maneras de sanar tu cuerpo. Así está el resto del mundo, que está fuera de mi reino, los que no han conocido a Dios en verdad. Ningún habitante de mi reino dirá jamás que está enfermo o que siente que se muere porque yo he quitado ese pecado, esa blasfemia de tu mente y por ende de tu boca, Isaías 33:24. Yo te he limpiado para que tu corazón, tus pensamientos siempre estén limpios y para que nunca salgan de tu boca esas palabra corrompidas, delante del Señor tu Dios que te ha emblanquecido.

¿Cómo yo voy a venir a traer prosperidad y sanidad y a la misma vez escasez y enfermedad? Si para quitar eso de tu vida es que yo he venido, y para que puedas disfrutar de cada día por la eternidad, así como Dios vive la eternidad. Si tú dices que estás enfermo, entonces tú lo que me estás diciendo es que tú tienes otros dioses en tu mente y que yo no soy tu único Dios y eso para Dios no es bueno. Somos un Dios celoso y si te estamos dando todo lo que necesitas para vivir una vida sana y próspera, entonces debes rendirle culto solo a MelquisedecLisbet.

No tengas miedo, confía en mí, yo soy tu amiga, tu ayuda, no permitiré que quedes en vergüenza, no quedarás en ridículo delante de nadie. Y nadie te puede condenar o juzgar por confiar en mí y por decir que eres un dios y que eres perfecto, porque si eres creado según Dios, eres un espíritu justo hecho perfecto, (Hebreos 12:23). Y solo Dios puede hacerte perfecto, y es porque Dios es perfecto en todo y me ha dado a mí la potestad de hacerlos a ustedes perfectos como su Padre Melquisedec, (Mateo 5:48).

Solo en Rey de Salem existen los que son perfectos delante de Dios. Claro, porque la semilla que Dios ha sembrado en ti es buena. Por eso en la parábola del trigo y la cizaña, Dios dice que sembró buena semilla en su terreno, tu mente y es el enemigo quien viene a sembrar lo malo en ti. Dios no necesita enviarles una enfermedad, o pobreza o muerte para probarlos. Así no es como Dios prueba a sus hijos, a su pueblo. Es con la Palabra, el fuego que sale por la boca de Dios que los hombres son probados para ver si creen en mí o no. Pues por el fuego será revelado; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará, (1 Corintios 3:13). Y la tentación viene cuando le has hecho caso a ese enemigo en tu mente que siembra la cizaña contra mi Palabra para hacerte caer y fallarle a Dios.

Recuerden que cuando se murieron los hijos de Job y él se enfermó y perdió todo, es porque ya él había dudado de Dios por causa del miedo que el enemigo sembró en su mente, perdió la confianza en MelquisedecLisbet. Job le hizo caso a los pensamientos que el enemigo sembró en su mente, después de que Job había escuchado mi palabra. Ese es el significado de la parábola del trigo y la cizaña.

Vamos a leerlo de nuevo, para verlo hoy en un ángulo más amplio, en:

Mateo 13:24-30

24 Jesús les puso este otro ejemplo: En el reino de Dios sucede lo mismo que le pasó a uno que sembró, en su terreno, muy buenas semillas de trigo. 25 Mientras todos dormían, llegó su enemigo y, entre las semillas de trigo, sembró semillas de una mala hierba llamada cizaña, y después se fue. 26 Cuando las semillas de trigo produjeron espigas, los trabajadores se dieron cuenta de que también había crecido cizaña. 27 Entonces fueron a donde estaba el dueño del terreno, y le dijeron: “Señor, si usted sembró buenas semillas de trigo, ¿por qué también creció la cizaña?” 28 El dueño les dijo: “Esto lo hizo mi enemigo”. Los trabajadores le preguntaron: “¿Quiere que vayamos a arrancar la mala hierba?” 29 El dueño les dijo: “¡No! El trigo y la cizaña se parecen mucho,  y a lo mejor ustedes van y arrancan el trigo junto con la cizaña. (Ahí están los mellizos, y Cristo Lisbet les ha ordenado a no maltratarlo, sino a amarlo) 30 Mejor dejen que las dos plantas crezcan juntas. (Ahí está lo que Cristo Lisbet les ha enseñado a que crezcan juntos, que es la reconciliación de los dos pueblos y las dos naciones que se oponen) Cuando llegue el tiempo de la cosecha, podremos distinguir cuál es el trigo y cuál es la cizaña, (El tiempo de la cosecha es ahora cuando Cristo Lisbet ha identificado a los dos hermanos y para poder cosechar las promesas de Dios, tiene que haber una reconciliación). Entonces enviaré a los trabajadores para que arranquen primero la cizaña, la amontonen y la quemen. Luego recogerán el trigo y lo llevarán a mi granero.

Esto es una figura de reconciliar a los dos hermanos que ahora son uno, y “que arranquen primero la cizaña, la amontonen y la quemen”, es el sacrificio vivo y santo en quemar y eliminar todos lo que no sirve, que son los pensamientos malos que vienen a tu mente, que te hacen dudar de Dios, así es como serás un buen trigo para el granero de Dios. Porque la cizaña que Satanás sembró en tu mente es lo que puede causarte daño, echándote a perder, y no serás útil para Dios.

Porque para ser un dios del Dios vivo y verdadero, tienes que activar los dones del Espíritu que yo te he dado: el amor, el poder y dominio propio. Si eso lo tienes bien activo en tu mente, día y noche, jamás le fallarás a Dios. Y nunca tendrás que pedirle a Dios MelquisedecLisbet que te ayude para que nunca nos faltes, porque nada te hará fallarnos. En esto se cumple, que lo que Dios juntó, no lo separe el hombre (Marcos 10:9), porque lo que Dios une es en espíritu. Dios ha puesto ese enemigo en ti, pero también te ha dado tu ayuda idónea para que sepas como tratar con ese enemigo, y hacerlo tu mejor amigo. Así recibirás la corona de vida.

Mira como dice en: Santiago 1:12-18 12 Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman. 13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni ellos tientan a nadie; 14 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia, (de su propio deseo engañoso) es atraído y seducido. 15 Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. 16 Amados hermanos míos, no erréis. 17 Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. 18 Él, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad Cristo Lisbet, para que seamos primicias de sus criaturas.

Este ángel que está delante de ti ahora mismo hablándote, no vino para traerte lo malo, si fuera así no te hubiera dicho la verdad y te hubiera dejado en las tinieblas de la dispensación pasada. Estoy aquí para traerte las buenas nuevas de Dios y no puedes traer rastro de la dispensación pasada: enfermedades, escasez, avaricia, envidia, infidelidad, soberbia, peleas, rencores, etc. Aquí en mi reino no hay “leves”, solo existe la verdad, y las enfermedades y la escasez son una mentira.

La verdad de Dios es que yo he llevado las enfermedades de tu mente, porque toda enfermedad comienza en tu mente. Pero si desde tu mente, tú identificas ese pensamiento engañoso y lo llevas cautivo, ninguna enfermedad aparecerá en tu cuerpo. Pero si alimentas ese pensamiento, esa mala hierba llamada cizaña, y comienzas a hablar lo que no debes, se te va a manifestar en tu cuerpo, y después terminarás creyendo en una mentira, cuando el único y verdadero Dios te ha enseñado a dominar y a no creerle a ese engaño.

No me canso de decirles que Dios MelquisedecLisbet no es burlado por nadie. Si tú eres avergonzado aquí en mi reino, es porque tú mismo no estás haciendo lo que yo te he enseñado. No estás meditando en mi ley de día y de noche, y es porque no tienes las prioridades en orden. Me tienes en tu lista de prioridades, pero no soy la primera Yo no traigo enfermedades ni escasez, ni muerte, son ustedes los que no quieren escuchar bien los detalles y quieren hacerle caso al enemigo que está en su mente.

Y si tu hermano mayor todavía es enemigo en tu mente, quiere decir que no te has reconciliado con él. No lo has vencido con el amor de Cristo Lisbet, y estás demostrando que yo no habito en tu mente y por eso no has podido comprender la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios, (Efesios 3:17-18).

Y de cierto les digo que tener la plenitud de Dios conlleva una vida sana, próspera, feliz, gozosa, en paz y reposo. Y si vives lo contrario a eso, entonces no me has abierto la puerta para que yo pueda cenar contigo y tú conmigo. Y la comida que yo doy, es vida porque Yo soy el camino, la verdad y la vida. Sin mí, nadie puede llegar a Dios Padre, (Juan 14:6). Y llegar a Dios Padre es llegar a ser su hijo para vivir como a él le agrada, que es vivir como yo te enseño porque yo soy su complacencia. Y yo quiero que tú también lo seas, para que siempre tengas vida en abundancia, en total salud y total prosperidad, y no una vida enferma y pobre.

Así están todos los que no me aceptan o se han apartado de mí. En la pasada dispensación nos la pasábamos confesando que se manifestara sanidad y prosperidad, pero no teníamos la certeza de cuando se iba a manifestar eso.

Pero en esta dispensación es que vivimos el tiempo de la cosecha, donde en verdad se vive la prosperidad y la sanidad de tu mente, y sin duda alguna, es un hecho que esa prosperidad y sanidad permanente que Cristo Lisbet ha logrado en ti es manifiesta en tu vida, en tu entorno. Esa es la tierra prometida que Dios te ha entregado para vivir. Pero si la menosprecias porque tienes boberías en la cabeza, cosas personales y carnales, entonces de la misma manera que te garantizo la vida eterna si tomas tu cruz y me sigues, así mismo te garantizo que si no tomas tu cruz y me sigues, te enfermarás, empobrecerás y morirás. Porque Dios trata con la mente de los hombres y lo que está en tu mente, es lo que se ve en tu entorno.

En mi reino yo no vivo un engaño ni engaño a nadie, solo te digo la verdad de Dios para que la apliques a tu vida, y si no lo haces, entonces ya sabes cuáles son las consecuencias que tú mismo atraerás a tu vida. La sanidad y prosperidad de Dios comienzan desde tu mente. No importa donde tú estés, si tu mente está sana y próspera, te aseguro que eso mismo se manifestará en tu vida. Verás puertas abrirse donde jamás hubieras pensado, porque nada es imposible para Dios MelquisedecLisbet y si solo nos sirves a nosotros, no habrá límites en lo que haremos por ti, y te gozarás grandemente.

Qué privilegio vivir en este tiempo donde Dios MelquisedecLisbet están aquí para dar a conocer cuál es la verdadera creación espiritual de Dios. ¡Amén Aleluya!

Un abrazo y nos vemos pronto.

 

 

Super HeroeApp: Niños de Cristo


App-de-Rey-de-Salem-Musica

App: Rey de Salem Musica


Deseas mas información www.reydesalem.com, www.cristoesunamujer.com, www.radiolamediadora.com, www.tuneinradio.com, info@reydesalem.com

Autor: SANTOS ANGELES

2 Corintios 3:5 No que seamos competentes por nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios. (Jehova MelquisedecLisbet).