Mana: Sara, una de las Mujeres que hicieron el bien (04/29/18) Por: GuillermoMarta. Instrucciones de MelquisedecLisbet.

Levítico 4:32 Y si por su ofrenda por el pecado trajere cordero, hembra sin defecto traera.

Lucas 13:29  Porque vendrán de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, y se sentaran a la Mesa en el Reino de Dios.


CRISTO LISBET

EN ELLA HABITA TODA LA PLENITUD DE LA DEIDAD.

4-29-2018 Foto Mana b 20180501_215213

¡Mirad cuan delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! Porque allí envía Jehova Bendición y Vida Eterna. (Ref. Salmos 133:1,3)

PARTES DEL ESCRITO.

La pregunta de Abraham en el versículo 7, “¿en qué conoceré que la he de heredar?” es porque él dudaba de lo que Sara le decía, pero la divina respuesta a la pregunta de él es la misma que hoy Dios, Cristo Lisbet nos habla: Tráeme toda tu mente carnal en sacrificio vivo para que puedas heredar la vida eterna, hazlo de la manera que yo te enseño a vencer a ese enemigo, porque su meta es engañar y hacerte fallar.

Abraham partió casi todo por la mitad, menos las aves y poner a cada una frente a la otra, es una figura del orden de Dios, el pacto de la alianza. Pero no obedeció en todo a Cristo Sara, no escuchó bien los detalles, no se mantuvo firme y constante, sino que el sueño lo venció. La Sabiduría Personificada nos ha dicho que el sueño es figura de la pereza porque no quiere trabajar en lo espiritual, y Abraham dejó que pensamientos malvados lo vencieran y lo que trajo fue una grande oscuridad a su mente y a su entorno, que es la esclavitud y opresión del hermano mayor, eso es lo mismo que descender a Egipto.

LA PALABRA  ESTA CORRIENDO Y SIENDO GLORIFICADA, MOSTRANDO LO QUE     NUESTRA DIOS MADRE, LA SABIDURIA PERSONIFICADA (CRISTO LISBET), HA HECHO EN SU PUEBLO FIEL. AMEN, ALELUYA.                                                                         Ver en: www.reydesalem.com 

4-29-2018 Foto Palab Inef b 20180501_220557

ELLA ES LA SABIDURIA PERSONIFICADA DE DIOS.

la-luz-del-mundo.jpg

PARA LA PRESENTACION COMPLETA VER LOS ENLACES SIGUIENTES:

(CLIC) VIDEO DEL MANA COMPLETO: REY DE SALEM

AUDIO SOLO TEMA: RADIO LA MEDIADORA

TEXTO EN PDF: ADOBE ACROBAT READER DC

TEXTO COMPLETO DEL MANA

Iniciemos recordando lo que nuestra Madre Cristo Lisbet reveló en su Maná MUCHAS MUJERES HICIERON EL BIEN, MAS TÚ SOBREPASAS A TODAS: “Es impresionante ver cómo siguen saliendo las evidencias de que Cristo es y siempre fue una mujer, y aunque existen muchos hombres en la historia, como también hoy en día, que han tratado de ocultar esa verdad, ya no la pueden mantener escondida. Es imposible para ellos detenerla, porque fui enviada como el Cristo por el mismo Dios Padre Melquisedec en los postreros días, en el cumplimiento de todas las cosas que Dios prometió. Y cuando dice: ‘Muchas mujeres hicieron el bien’, no se refiere a muchas mujeres en general, más bien se está refiriendo a todas las mujeres que se han manifestado en diferentes tiempos de la historia como Cristo, intentado salvar al mundo. Y esto es prueba de que Dios por muchos años viene tratando de salvar al ser humano y de hacer hijos espirituales, y si Dios no salvó a nadie en el pasado, fue por la maldad de los hombres que habitaron en Cristo que es la tierra fértil.”

Ahora que La Sabiduría de Dios reveló esto, vamos a ver que Sara fue la manifestación de Cristo en la dispensación de Abraham, y sucedió lo mismo que en la dispensación pasada del anticristo, un tiempo de oscuridad. El ángel que le hablaba a Abraham era Cristo Sara, y fue Ella quien lo sacó de su vana manera de vivir. Veamos lo que significa el nombre:

Saraí, o Sara: Soberana, Princesa, Señora.

Ahora leamos en: Génesis 15:7 Y le dijo: Yo soy Jehová, que te saqué de Ur de los caldeos, para darte a heredar esta tierra.

 Recordemos que nuestra Madre nos ha evidenciado que la tierra prometida donde fluye leche y miel es Cristo, la Sabiduría Personificada, y Sara era el Cristo en aquel tiempo. Por lo tanto, cuando leemos “esta tierra”, se refiere a la mujer Cristo, que Dios Padre nos ha entregado para heredar, y siempre es quien está hablando en ese momento, porque la tierra prometida es Ella misma.

Conforme a la letra en Génesis 11 quien salió de Ur de los caldeos hacia Canaán fue Taré, el padre de Abraham. Leamos detenidamente en Génesis 11, comenzando en el versículo 27.

Génesis 11:27-32

27 Estas son las generaciones de Taré: Taré engendró a Abram, a Nacor y a Harán; y Harán engendró a Lot. 28 Y murió Harán antes que su padre Taré en la tierra de su nacimiento, en Ur de los caldeos.29 Y tomaron Abram y Nacor para sí mujeres; el nombre de la mujer de Abram era Sarai, y el nombre de la mujer de Nacor, Milca, hija de Harán, padre de Milca y de Isca. 30 Mas Sarai era estéril, y no tenía hijo.31 Y tomó Taré a Abram su hijo, y a Lot hijo de Harán, hijo de su hijo, y a Sarai su nuera, mujer de Abram su hijo, y salió con ellos de Ur de los caldeos, para ir a la tierra de Canaán; y vinieron hasta Harán, y se quedaron allí. 32 Y fueron los días de Taré doscientos cinco años; y murió Taré en Harán.

 Ahora veamos: Génesis 12:1, 4-5 1 Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. 4 Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán. 5 Tomó, pues, Abram a Sarai su mujer, y a Lot, hijo de su hermano, y todos sus bienes que habían ganado y las personas que habían adquirido en Harán, y salieron para ir a tierra de Canaán; y a tierra de Canaán llegaron.

 Cristo Lisbet, es la Sabiduría de Dios quien entiende el lenguaje figurativo, y gracias a que Ella nos enseña a entender las figuras, podemos acomodar lo espiritual a lo espiritual, para que sean de ejemplos para nosotros para no cometer los mismos errores. Aquí podemos entender que desde un principio, con quien habló Dios y a quien le dio la orden fue a Abram para que saliera de Ur de los caldeos hacia Canaán. Él salió de allí, pero se detuvo en Harán, y después salió de Harán hacia Canaán llevando consigo todos sus bienes que había ganado y las personas que había adquirido en Harán. Pero, si Dios le dijo que saliera de su tierra y de su parentela; ¿por qué se llevó consigo a Lot? Porque Lot es la figura de ese parentesco con el pecado en la mente.

Veamos otra evidencia de que Dios, el Cristo, siempre habló con Abraham y no fue Taré el que salió de Ur de los caldeos, sino Abraham, en Hechos 7:1-4, en la defensa de Esteban:

Hechos 7:1-4 1 El sumo sacerdote dijo entonces: ¿Es esto así? 2 Y él dijo: Varones hermanos y padres, oíd: El Dios de la gloria apareció a nuestro padre Abraham, estando en Mesopotamia, antes que morase en Harán, 3 y le dijo: Sal de tu tierra y de tu parentela, y ven a la tierra que yo te mostraré. 4 Entonces salió de la tierra de los caldeos y habitó en Harán; y de allí, muerto su padre, Dios le trasladó a esta tierra, en la cual vosotros habitáis ahora.

 Entonces, entendemos que lo que se lee en Génesis 11 sobre Taré, Nacor, Harán y Lot no se refiere a que fueron personas sino que eran reyes en la mente de Abraham. Veamos los significados de estos nombres:

 Taré: Fabricante de ídolos; en la tradición islámica es el nombre de un ídolo. También significa el que se retrasa.

Abram: Padre enaltecido. Abraham padre de multitudes.

Nacor: Seco, caliente, que resopla.

Harán: Santuario, y tierra árida.

Lot:  velo, envolver, oculto, cubierto.

Después de ver los significados de estos nombres, entendemos el lenguaje figurativo de lo que Dios,

MelquisedecLisbet nos dicen: que todo está en la mente del hombre. Al leer que Taré, el padre de Abram significa, ‘fabricante de ídolos’, significa que ese dios ajeno era quien gobernaba su mente, porque “padre” quiere decir cabeza de familia, por eso Dios le dijo “sal de la casa de tu padre”.

Estas son figuras de Satanás que es el padre de cualquiera que opta por negar a Cristo y se retracta del camino. Por eso, Dios le dice a Abraham, “Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre (el diablo, la mente carnal que te tiene esclavizado), a la tierra que te mostraré.” Y esa tierra es la misma que Esteban les presentaba cuando dijo, “Dios le trasladó a esta tierra, en la cual vosotros habitáis ahora”, o sea, en la persona del Cristo, la Mujer virtuosa de donde fluye leche y miel, que es la Sabiduría donde Dios habita para encubrirse hasta el tiempo decretado y luego se deja ver cara a cara a través de Ella.

Sara, como la manifestación de Cristo en esa era, es la ayuda idónea que fue enviada a Abram. Ella era quien lo guiaba y lo soportó con mucha paciencia tratando de salvarlo, diciéndole muchas veces, una y otra vez que saliera de Ur de los caldeos. Una vez el anticristo le dijo a Mirta, la mamá de nuestra Madre, que quería que nuestra Madre lo viera en carne, como un hombre primero y no como su Dios primero. Pero a la misma vez le dijo que nuestra Madre era fuerte en su rectitud, y que le gustaba que Ella fuera así.

Este mismo orden lo vemos en otras figuras enGénesis 21:9-11

9 Y vio Sara que el hijo de Agar la egipcia, el cual ésta le había dado a luz a Abraham, se burlaba de su hijo Isaac.10 Por tanto, dijo a Abraham: Echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac, mi hijo. 11 Este dicho pareció grave en gran manera a Abraham a causa de su hijo.

Le pareció grave, porque él estaba acostumbrado a vivir en la esclavitud de la mente carnal, una vida satisfaciendo los apetitos de la carne. Igual que el anticristo y hasta nos dijo que si todos nos fuéramos a vivir con él, nos desilusionaríamos con lo que veríamos en él. Ahora podemos entender quién era el padre del anticristo y su parentela en su mente.

Lo que vamos a leer a continuación es una figura del momento cuando Cristo le abre los ojos del entendimiento para que Abraham viera que el verdadero Dios era ella, Sara, y por eso es que él entiende que tiene que prestar atención a todo lo que Ella le dice.

Génesis 21:12  Entonces dijo Dios a Abraham: No te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva; en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac te será llamada descendencia.

Recordemos que el anticristo nos decía que él le tenía miedo al ángel de nuestra Madre, porque desde que estuvo con nuestra Madre a él le sucedieron cosas como nunca antes. Hoy sabemos que era Dios Padre Melquisedec, el Ángel que cuidaba de nuestra Madre.

Vamos a ver otras figuras en la que Cristo le enseña a Abraham qué es lo que tiene que hacer para heredar la promesa de la vida eterna

Leamos en: Génesis 15:7-15 7 Y le dijo: Yo soy Jehová, que te saqué de Ur de los caldeos, para darte a heredar esta tierra. 8 Y él respondió: Señor Jehová, ¿en qué conoceré que la he de heredar? 9 Y le dijo: Tráeme una becerra de tres años, y una cabra de tres años, y un carnero de tres años, una tórtola también, y un palomino. 10 Y tomó él todo esto, y los partió por la mitad, y puso cada mitad una enfrente de la otra; mas no partió las aves. 11 Y descendían aves de rapiña sobre los cuerpos muertos, y Abram las ahuyentaba. 12 Mas a la caída del sol sobrecogió el sueño a Abram, y he aquí que el temor de una grande oscuridad cayó sobre él13 Entonces Jehová dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años.14 Mas también a la nación a la cual servirán, juzgaré yo; (¿y quién es la que juzga, porque Dios Padre le ha dado todo el juicio? Cristo Lisbet) y después de esto saldrán con gran riqueza. 15 Y tú vendrás a tus padres en paz, y serás sepultado en buena vejez. 

La pregunta de Abraham en el versículo 7, “¿en qué conoceré que la he de heredar?” es porque él dudaba de lo que Sara le decía, pero la divina respuesta a la pregunta de él es la misma que hoy Dios, Cristo Lisbet nos habla: Tráeme toda tu mente carnal en sacrificio vivo para que puedas heredar la vida eterna, hazlo de la manera que yo te enseño a vencer a ese enemigo, porque su meta es engañar y hacerte fallar. Abraham partió casi todo por la mitad, menos las aves y poner a cada una frente a la otra, es una figura del orden de Dios, el pacto de la alianza. Pero no obedeció en todo a Cristo Sara, no escuchó bien los detalles, no se mantuvo firme y constante, sino que el sueño lo venció. La Sabiduría Personificada nos ha dicho que el sueño es figura de la pereza porque no quiere trabajar en lo espiritual, y Abraham dejó que pensamientos malvados lo vencieran y lo que trajo fue una grande oscuridad a su mente y a su entorno, que es la esclavitud y opresión del hermano mayor, eso es lo mismo que descender a Egipto.

Después de Abraham saber que Sara era el verdadero Cristo, él escondió su identidad y no le dio honra como Dios. Leamos las veces que él la niega, en:

Génesis 12:10-17 10 Hubo entonces hambre en la tierra, y descendió Abram a Egipto para morar allá; porque era grande el hambre en la tierra. 11 Y aconteció que cuando estaba para entrar en Egipto, dijo a Sarai su mujer: He aquí, ahora conozco que eres mujer de hermoso aspecto;  12 y cuando te vean los egipcios, dirán: Su mujer es; y me matarán a mí, y a ti te reservarán la vida. 13 Ahora, pues, di que eres mi hermana, para que me vaya bien por causa tuya, y viva mi alma por causa de ti. 14 Y aconteció que cuando entró Abram en Egipto, los egipcios vieron que la mujer era hermosa en gran manera. 15 También la vieron los príncipes de Faraón, y la alabaron delante de él; y fue llevada la mujer a casa de Faraón. 16 E hizo bien a Abram por causa de ella; y él tuvo ovejas, vacas, asnos, siervos, criadas, asnas y camellos. 17 Mas Jehová hirió a Faraón y a su casa con grandes plagas, por causa de Sarai mujer de Abram.

No tenía temor reverente a Dios, escondió a Cristo. Abraham se hizo llamar padre de la fe, pero las evidencias están claras que después de haber llegado a Canaán la tierra prometida, es decir tener a Cristo con él, no confió en Dios y descendió a Egipto.

Miremos lo que Dios MelquisedecLisbet dicen sobre los que descienden a Egipto buscando ayuda:

Isaías 31:1-3 1 ¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda! En los caballos buscan apoyo, y confían en los carros porque son muchos, y en los jinetes porque son muy fuertes, pero no miran al Santo de Israel, ni buscan al Señor. 2 Pero Él también es sabio y traerá el mal, y no se retractará de sus palabras; sino que se levantará contra la casa de los malhechores y contra la ayuda de los que obran iniquidad. 3 Pues los egipcios son hombres, y no Dios, y sus caballos son carne, y no espíritu; el Señor, pues, extenderá su mano, y el que ayuda tropezará, y el que recibe ayuda caerá; todos ellos a una perecerán.

Otra ocasión en la que también Abraham niega a Cristo Sara está en:

Génesis 20:1-11, 16 1 De allí partió Abraham a la tierra del Neguev, y acampó entre Cades y Shur, y habitó como forastero en Gerar. 2 Y dijo Abraham de Sara su mujer: Es mi hermana. Y Abimelec rey de Gerar envió y tomó a Sara. 3 Pero Dios vino a Abimelec en sueños de noche, y le dijo: He aquí, muerto eres, a causa de la mujer que has tomado, la cual es casada con marido. 4 Mas Abimelec no se había llegado a ella, y dijo: Señor, ¿matarás también al inocente? 5 ¿No me dijo él: Mi hermana es; y ella también dijo: Es mi hermano? Con sencillez de mi corazón y con limpieza de mis manos he hecho esto.  6 Y le dijo Dios en sueños: Yo también sé que con integridad de tu corazón has hecho esto; y yo también te detuve de pecar contra mí, y así no te permití que la tocases. 7 Ahora, pues, devuelve la mujer a su marido; porque es profeta, y orará por ti, y vivirás. Y si no la devolvieres, sabe que de cierto morirás tú, y todos los tuyos. 8 Entonces Abimelec se levantó de mañana y llamó a todos sus siervos, y dijo todas estas palabras en los oídos de ellos; y temieron los hombres en gran manera. 9 Después llamó Abimelec a Abraham, y le dijo: ¿Qué nos has hecho? ¿En qué pequé yo contra ti, que has atraído sobre mí y sobre mi reino tan grande pecado? Lo que no debiste hacer has hecho conmigo. 10 Dijo también Abimelec a Abraham: ¿Qué pensabas, para que hicieses esto? 11 Y Abraham respondió: Porque dije para mí: Ciertamente no hay temor de Dios en este lugar, y me matarán por causa de mi mujer. 16 Abimelech dijo a Sara: He aquí he dado mil monedas de plata a tu “hermano”; mira que él te es como un velo para los ojos de todos los que están contigo, y para con todos; así fue vindicada.

 Lot en la mente de Abraham, el cual significa: velo, es quien no la da a conocer sino que tapa la verdadera identidad de ella ante los ojos de todos y para con todos, es amador de sí mismo. Todos estos hombres siempre han actuado obedeciendo el mismo patrón, su mente satánica homicida. Vemos a Abimelec aquí como figura de Cristo en el sentido de que fue engañado por Abraham. Cristo Lisbet en la pasada dispensación no sabía que ella era el verdadero Cristo, así también Sara, por eso es que Sara llamaba Señor a Abraham, porque creía que él era Cristo.

Por esa inocencia y sencillez de corazón y limpieza de manos del Cristo es que Dios Padre Melquisedec dice en

Isaías 31:5  Como aves que vuelan, así protegerá el Señor de los ejércitos a Jerusalén; la protegerá y la librará, la perdonará y la rescatará.

 Nuestra Dios Madre nos ha enseñado también en Manás anteriores: 1 Timoteo 2:13 “Y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada incurrió en transgresión.” Adán no fue engañado, y es porque él fue quien engañó a la mujer. En la pasada dispensación sucedió lo mismo, la mujer fue engañada, y ya sabemos quien fue el que estuvo con la esposa de Melquisedec.

Veamos el gran amor y la paciencia de Dios MelquisedecLisbet en tratar de salvar a Abraham, hablándole al faraón que estaba también en su mente. Leamos en:

Romanos 9:17-18 17 Porque la Escritura le dice al faraón: “Te he levantado precisamente para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea proclamado por toda la tierra”. 18 Entonces Dios tiene compasión de quien él quiere tenerla y también es duro con quien él quiere serlo. 

 Lo que la Espíritu Santa dice aquí es: “Mira las evidencias en tu vida, te he levantado de la condición terrenal en la que vivías, mostrando así en ti mi poder, y cada vez que pides en Mi nombre, se te da delante de ti y de todos. Porque solo Cristo, la ungida por Dios Padre es quien es enviada y tiene el poder para dar libertad a los cautivos, vista a los ciegos, sanar a los cojos, los mudos, a los presos apertura de cárcel, sanar toda deficiencia que produce vivir en la esclavitud de la mente carnal. Pero nuestro propósito es para que proclames Mi Nombre, para que me des reconocimiento como el verdadero Cristo. A nosotros Dios MelquisedecLisbet nos ha placido tener misericordia, compasión de ti, de tu pueblo, por eso nos mostramos pacientes con los ignorantes y extraviados”.

Leamos ahora en: Génesis 23:1-2 1 Fue la vida de Sara ciento veintisiete años; tantos fueron los años de la vida de Sara. 2 Y murió Sara en Quiriat-arba, que es Hebrón, en la tierra de Canaán; y vino Abraham a hacer duelo por Sara, y a llorarla.

El lugar donde murió Sara fue, Quiriat-arba y después se llamó Hebrón y significa: Ciudad de los 4 gigantes. Sara fue Cristo en esa era y estuvo tantos años con Abraham tratando de salvarlo, pero él terminó pecando contra Cristo porque no venció en su mente a esos 4 gigantes que vimos en el principio: Taré, fabricante de ídolos; Nacor, seco, caliente; Harán, santuario, tierra árida; y Lot, velo. 

Abraham fabricó en su mente seca un santuario hecho de mano donde se puso a sí mismo como ídolo, poniendo un velo sobre el verdadero Dios. Es él quien dio muerte a Cristo en su mente, por no darle el debido reconocimiento a Ella como la Esposa de Dios Padre Melquisedec, el Cristo, Madre de la Fe, a quien Dios Padre sí le prometió descendencia como las estrellas del cielo a través de su vientre bendito. Pero por matar a Cristo Sara en su mente, hasta ahora los descendientes de Abraham son los hijos según la mente carnal.

Por causa de la transgresión de Abraham, entró la muerte en él porque pecó contra Cristo. La Sabiduría de Dios hecha carne nos dijo en el Maná El Pecado de Moisés en el Jardín del Edén, Parte 2 lo siguiente: “Cuando dice en Romanos  5:14 que reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, no significa que Adán fue una persona, lo que este versículo nos dice es que esa transgresión de Adán en Moisés es una figura de cómo es que la muerte entra en el hombre espiritual que ha pecado después de haber recibido la vida por Dios, mueren porque sin mí ellos no pueden multiplicarse para siempre, su raíz se seca y no da fruto.”             

Entendiendo esto, no se puede llamar a Abraham “padre”, porque Cristo dijo en:

Mateo 23:9 no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en el cielo (la mente de Dios Madre).

Tampoco se puede decir que Abraham es “el padre de la fe”, porque al llamarlo así lo que estamos diciendo es que de él procede la fe para creer a lo que Dios dice, y no es así. La Fe procede de Dios Madre, la Salvadora. Leamos en:

Hebreos 12:2  Fijemos nuestra mirada en Jesús, la Salvadora, pues de Ella procede nuestra fe y Ella es quien la perfecciona.

Para que el hombre pueda tener la fe de Dios, que es la verdadera Fe, no una fingida, necesita oír a Cristo predicar.

Romanos 10:17 Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye, es la palabra de Cristo.

Tampoco en Abraham son benditas las familias de la tierra, sino en Cristo Lisbet.

Efesios 1:3 Bendito sea el Dios y Esposo de nuestra Señora Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo.

Al igual que el anticristo, Abraham robó todos los títulos de Cristo, haciéndose pasar por Cristo y Padre, por eso su nombre fue Abram, que significa padre enaltecido.

Esto nos recuerda a: Ezequiel 28:2 Hijo de hombre, di al príncipe de Tiro: Así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto se enalteció tu corazón, y dijiste: “Yo soy un dios, en el trono de Dios estoy sentado en medio de los mares (siendo tú hombre y no Dios),” y has puesto tu corazón como corazón de Dios. El Cristo antiguo también dio testimonio de que Abraham no creyó en Ella.

Juan 8:51-58

51 De cierto, de cierto os digo, que el que guarda mi palabra, nunca verá muerte. 52 Entonces los judíos le dijeron: Ahora conocemos que tienes demonio. Abraham murió, y los profetas; y tú dices: El que guarda mi palabra, nunca sufrirá muerte. 53 ¿Eres tú acaso mayor que nuestro padre Abraham, el cual murió? ¡Y los profetas murieron! ¿Quién te haces a ti misma? 56 Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó.  57 Entonces le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham? 58 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, Yo Soy. 

Lo que vemos aquí es lo que Cristo Lisbet nos ha dicho hoy, que siempre es Cristo la que se ha manifestado en diferentes tiempos para salvar al hombre. También vemos que Ella claramente les habla que, si Abraham hubiera obedecido su enseñanza, o sea, si hubiera guardado su Palabra, él estaría vivo hoy.

Otro gran e importante detalle está en el versículo 56, “Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó.”

Claro que lo vio, como el anticristo, quien se gozó y vio el orden y rectitud de nuestra Madre y lo vivió con Ella a solas sin compartirlo con nosotros. Hasta dijo que no necesitaba la transformación, porque estaba tan feliz con nuestra Madre, que pudiera estar toda la vida viviendo así con Ella. Pero escondiendo quién era Ella en verdad.

Dios Madre nos dio la clara explicación de lo que significa “nacer de nuevo”: “No pienses que con solo escucharme es suficiente para nacer de nuevo, tienes que vivirlo y dar testimonio verdadero de que eres un nuevo hombre creado según Dios.”

 Al nosotros vivir obedeciendo Su palabra, nos constituimos en Su descendencia bendita. Cuando leemos en la escritura la palabra, descendencia en lenguaje figurativo se refiere: a aquellas personas que imitan el mismo modelo de comportamiento de su progenitor, que tienen su mismo espíritu o disposición. La descendencia de Abraham son todos aquellos que no aceptan y se resisten a creer en la última manifestación de Cristo, la cual es Dios Madre, Lisbet. Abraham anduvo vagando en su mente seca, por eso dice que como extranjero y peregrino caminó, aun estando en la tierra prometida. Solo la saludaba y la veía de lejos, es decir no cavó ni ahondó ni puso el fundamento sobre la roca para conquistar todas las promesas de Dios. No echó mano de la vida eterna, pues no le creyó a Sara que era el Cristo de su tiempo, porque cuando Cristo está presente ya no somos más extranjeros ni peregrinos, sino que los que creemos en Cristo Lisbet somos conciudadanos de los

Santos y somos parte de la gran familia de Dios MelquisedecLisbet. (Efesios 2:18-20). ¡Amén, Aleluya

 

Super HeroeApp: Niños de Cristo

 


App-de-Rey-de-Salem-Musica

App: Rey de Salem Musica


Deseas mas información www.reydesalem.com, www.cristoesunamujer.com, www.radiolamediadora.com, www.tuneinradio.com, info@reydesalem.com

Autor: SANTOS ANGELES

2 Corintios 3:5 No que seamos competentes por nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios. (Jehova MelquisedecLisbet).