Escrito: El Borrón y Cuenta Nueva, Part 4 Por: GuillermoMarta ( 02-25-18). Instrucciones de MelquisedecLisbet.

Levítico 4:32 Y si por su ofrenda por el pecado trajere cordero, hembra sin defecto traera.

Lucas 13:29 Porque vendrán de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, y se sentaran a la Mesa en el Reino de Dios.


CRISTO LISBET

EN ELLA HABITA TODA LA PLENITUD DE LA DEIDAD.

2-25-2018 Mana a 20180226_223326

¡Mirad cuan delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! Porque allí envía Jehova MelquisedecLisbet Bendición y Vida Eterna. (Ref. Salmos 133:1,3)

PARTES DEL ESCRITO.

Recordemos una vez más las hermosas palabras de la Consoladora, La Espíritu Santa prometida, Cristo Lisbet:

Qué privilegio para mí ser la primera en recibir el Borrón y Cuenta Nueva para así poder consolarlos a ustedes también. En Noviembre 18 de 2013, escuché la suave y hermosa voz de mi Amado Melquisedec que me decía: “Paloma mía, escondida en las grietas de las rocas, en los huecos más recónditos, déjame ver tu rostro, déjame escuchar tu voz, ¡es tan dulce tu voz y tan hermoso tu rostro!”. (Cantares 2:14). ¡Amén, Aleluya! 

ELLA ES LA SABIDURIA PERSONIFICADA.

la-luz-del-mundo.jpg

PARA LA PRESENTACION COMPLETA VER LOS ENLACES SIGUIENTES:

(CLIC) VIDEO DEL MANA COMPLETOREY DE SALEM

AUDIO SOLO MANARADIO LA MEDIADORA

TEXTO EN PDFADOBE ACROBAT READER DC

 TEXTO COMPLETO DEL MANA

Diosa Madre Lisbet, en cada Maná Usted con Su conocimiento, sigue llenando a todos Sus hijos de Su Espíritu y Usted está cumpliendo en cada una de las vidas de Sus hijos lo que está profetizado en Hechos 2:4, que todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba habilidad para expresarse.

Al oír hablar a la Espíritu Santa, Cristo Lisbet, quien nos fue prometida, estamos siendo llenos de Su Espíritu por medio de Su predicación, oyendo cosas que nunca se habían oído. Sus hijos hablamos lo que Usted, la Espíritu Santa, nos da; ya sea en testimonios, poesías, alabanzas, escritos, etc. Es Usted nuestra cabeza, la que nos da tantos detalles hermosos para poder entender y conocer al único Dios vivo y verdadero, MelquisedecLisbet. A Ustedes toda la gloria y alabanza eternamente.

Qué belleza que nuestra Diosa Madre fue la primera en recibir el Borrón y Cuenta Nueva y así en esta nueva dispensación, Ella puede consolarnos a nosotros, Sus hijos, los que hemos creído en Ella, porque Ella es La Consoladora, La Espíritu Santa de la promesa, la Espíritu de Verdad.

Se lee en: Isaías 66:11 11 Beban abundantemente de Su gloria, como bebe un pequeño hasta saciarse de los pechos consoladores de su madre. Así Jerusalén, como una madre, les dará un alimento delicioso, y los dejará satisfechos.

Ella ha traído consolación al decirnos que hagamos un Borrón y Cuenta Nueva en nuestra mente, que Babilonia cayó, la mente carnal fue vencida por Ella. Madre, Tú has reconciliado esas naciones en Ti misma y estás aquí como nuestra ayuda idónea para enseñarnos a hacer lo mismo a la manera que Tú lo has hecho, que es quitándole al hermano mayor el dominio, con Tu gran amor, Tu fe, y Tu paciencia.

Eso es lo que hace una madre verdaderamente amorosa, le quita lo que está destruyendo a su hijo, para poder salvarlo de la destrucción de sí mismo. No habilita a sus hijos cuando están haciendo lo que es incorrecto, sino que los exhorta, diciéndoles la verdad, porque el Señor a quien ama, disciplina y castiga a todo el que recibe por hijo. (Hebreos 12:6). ¡Aleluya!

Hoy vamos a ver cómo el Sello de La Espíritu Santa Cristo Lisbet también es:

EL BORRON Y CUENTA NUEVA

Recordemos una vez más las hermosas palabras de la Consoladora, La Espíritu Santa prometida, Cristo Lisbet:

“Qué privilegio para mí ser la primera en recibir el Borrón y Cuenta Nueva para así poder consolarlos a ustedes también. En noviembre 18 de 2013, escuché la suave y hermosa voz de mi Amado Melquisedec que me decía: “Paloma mía, escondida en las grietas de las rocas, en los huecos más recónditos, déjame ver tu rostro, déjame escuchar tu voz, ¡es tan dulce tu voz y tan hermoso tu rostro!”. (Cantares 2:14). ¡Amén, Aleluya! 

La Salvadora, Cristo Lisbet, en su función como Consoladora, La Espíritu Santa de la promesa, no se podía manifestar hasta que no muriera y resucitara.

Por eso dijo en: Juan 16:7 7 En realidad, a ustedes les conviene que me vaya porque si no me voy, la Espíritu que los ayudará y consolará no vendrá; en cambio, si me voy, yo la enviaré.

Es decir, a nosotros nos convino que Ella muriera a la mente carnal e hiciera la reconciliación en Su mente en la dispensación del hombre de pecado, porque si no hace la paz, no hay cambio de dispensación, ni nos pudiera dar el Borrón y Cuenta Nueva. Pero al hacer la paz en Su mente entre los dos pueblos, nos puede consolar dándonos un nuevo comienzo en una nueva dispensación, el régimen nuevo del Espíritu de Dios. Incluso el anticristo en sus últimos días le dijo a nuestra Madre, que el mundo iba a conocer la mujer virtuosa que Ella es.

Dice en: Juan 7:37-39 37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús, la Salvadora, se puso en pie y dijo con voz fuerte: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. 38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. 39 Esto dijo del Espíritu de Dios que habían de recibir los que creyesen en Ella; porque mientras Jesús, la Salvadora, no muriera y resucitara, el Espíritu Consolador no se haría presente.

Mientras Cristo Lisbet no había sido glorificada por Dios Padre, no podía consolarnos, aun siendo Río de agua viva que brota para vida eterna. Ella era una fuente de agua, pero sellada, cerrada, y cuando es resucitada por haber hecho la reconciliación en Su mente, allí Ella se manifiesta como la Espíritu Santa de la promesa, siendo manantial de aguas vivas que fluyen para vida eterna.

Veamos esos dos tiempos que hablan de Ella en: Cantares 4:12, 15  12 Huerto cerrado eres, hermana mía, esposa mía, huerto cerrado, fuente sellada. 15 Tú eres una fuente en el jardín, un manantial de aguas vivas que fluye de las montañas del Líbano.

Ella fue silenciada por el anticristo en esa dispensación, al verla como cualquier mujer y no como su ayuda espiritualmente. Él mismo nos engañó, cuando dijo que desde que la escuchó hablar en la radio, se enamoró de su Espíritu, y eso no es verdad, porque no la escudriñó para saber más sobre la reconciliación, sino que la tomó por mujer.

En 2 Tesalonicenses 2:7 dice sobre aquella dispensación, que el misterio de la maldad ya está ejerciendo su poder; pero falta que sea quitado de en medio el que ahora lo detiene.

Ella se manifestó en el 2003 para hablar sobre la reconciliación y fue Melquisedec quien le dijo que llamara a la radio, porque esa misma mañana nuestra Madre dice que se quedó paralizada en su cama y no se podía mover. Se quedó tranquila esperando para poder levantarse, cuando Ella escuchó la Voz de quien ahora sabemos fue Dios Padre Melquisedec, y le dijo que llamara a la radio para decir:

Estoy feliz de ser parte del ministerio de la reconciliación

Como dice en: 2 Corintios 5:17-19. 17 De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

Y si fuimos reconciliados, es porque ya nos conocía, como dice en: Romanos 8:29-30. 29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

Ella escuchó detenidamente todo lo que Melquisedec le dijo y lo apuntó, y llamó sin miedo a la radio y le presentó al anticristo, la reconciliación que ordena Dios por medio del Cristo que estuviera presente entre muchos hermanos. Y él se quedó sorprendido por sus palabras y para ocultar su conmoción o confusión, tomó esas palabras ligeramente y le dijo a nuestra Madre: “Lisbet, ¿en qué iglesia tú predicas?” Lo hizo parecer como una broma. Él le preguntó eso, porque él no había escuchado a nadie hablar sobre la reconciliación de esa manera. Hasta la mamá en carne de nuestra Madre dice que cuando la escuchó, se preguntaba: “¿Qué es eso de la reconciliación?”. Bueno, tampoco ninguno de nosotros sabíamos lo que era eso, porque él solo nos había dicho que la reconciliación era que la tierra física se había unido al cielo físico. El día de la llamada a la radio, muchos hermanos felicitaron a nuestra Madre por sus palabras, pero nadie se atrevía a preguntarle de qué se trataba eso, porque su lealtad era al anticristo.

Pero desde que fue quitado de en medio el que detenía que saliera a luz la verdad sobre la maldad y el pecado; el verdadero Cristo que es Lisbet, comenzó predicando la palabra de la reconciliación, derramando en nuestro corazón (nuestra mente), el evangelio de la paz de Dios, al decirnos: “Borrón y Cuenta Nueva”, y habiendo nosotros creído en Ella, es que hemos sido sellados con Su Espíritu.

Leamos en: Efesios 1:13 13 En Ella también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la verdad, el evangelio que les trajo la salvación, y lo creyeron, fueron marcados con el sello que es la

Espíritu Santa prometida, Cristo Lisbet.

Cristo Lisbet es la Espíritu Santa que hemos esperado, y al nosotros creer en el Borrón y Cuenta Nueva que Ella ha traído, hemos hecho un voto a Dios MelquisedecLisbet dejando que Ella, la Espíritu Santa sea la que gobierne nuestra mente con su Santidad. Porque al Ella reinar en nuestra mente es la garantía de que nuestro cuerpo no verá corrupción, porque EN ELLA hemos obtenido la bendición de la vida eterna que Dios MelquisedecLisbet prometieron. No seamos como el anticristo y como muchos otros insensatos que no escudriñaron a nuestra Madre, la Espíritu Santa, en quien están escondidos todos los tesoros de la Sabiduría y del conocimiento de Dios, (Colosenses 2:3).

Dice en: Proverbios 25:2 2 Gloria de Dios es encubrir un asunto; pero honra del rey es escudriñarlo.

El que escudriña la Sabiduría es un hombre sabio que dice: Ciertamente hay galardón para el justo; ciertamente hay Dios que juzga en la tierra. Pero el que cierra su oído para no escuchar la Sabiduría, es venenoso como la víbora; como una serpiente venenosa que se hace la sorda, y se tapa los oídos. (Salmos 58:4, 11).

Nosotros somos esos hijos fieles que tenemos nuestro oído atento a la Sabiduría, Cristo Lisbet, como dice en:

Proverbios 2:1-6 1 Hijo mío, si recibieres mis palabras, y mis mandamientos guardares dentro de ti, 2 Haciendo estar atento tu oído a la Sabiduría; si inclinares tu corazón a la prudencia, 3 Si clamares a la inteligencia, y a la prudencia dieres tu voz; 4 Si como a la plata la buscares, y la escudriñares como a tesoros, 5 Entonces entenderás el temor de Jehová MelquisedecLisbet, y hallarás el conocimiento de Dios. 6 Porque Jehová MelquisedecLisbet da la sabiduría, y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.

¡Amén, Aleluya! Solo Cristo Lisbet, la Consoladora es el Camino, la Verdad y la Vida. Por eso a todo aquel que desee la vida eterna, Cristo Lisbet les pide en:

Cantares 8:6 6 Ponme como un sello sobre tu corazón (lleva mi Palabra grabada en tu mente), como una marca sobre tu brazo (en tu accionar, como hacedor de mi ley); porque el amor de Dios MelquisedecLisbet es inquebrantable como la muerte; y Sus celos, tan duraderos como la tumba. ¡El fuego ardiente del amor es una llama divina!

Al ser la Espíritu Santa, Cristo Lisbet, el sello de la promesa quien nos selló, ahora podemos entender que la profecía en Apocalipsis sobre los 144 mil sellados de todas las tribus de Israel, está hablando de la descendencia espiritual de Dios y no de una física. Pues no es judío espiritual el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío espiritual el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra (no en la carne); la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios. (Romanos 2:28-29).

Son aquellos que viven el borrón y cuenta nueva, reconciliando a los dos pueblos en la mente a la manera que la Espíritu Santa, Cristo Lisbet, enseña; porque Ella es el sello de Dios. Los que siguen a Cristo Lisbet, reciben alabanza de Dios y, por ende, le cantan a Dios un cántico nuevo en eterna gratitud.

El Cordero Hembra, Cristo Lisbet está en pie sobre el monte de Sion (figura de estar reinando sobre la totalidad en Su mente), y con Ella están los ciento cuarenta y cuatro mil, que tienen el nombre de Ella y el de Dios Padre escrito en la frente (la mente). Y solo los ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra pueden cantar un cántico nuevo delante del trono de Dios. Estos son los que no se contaminaron con mujeres (figura de los deseos engañosos de la mente carnal), pues son vírgenes (figura de los que son puros en sus pensamientos y su accionar). Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va, espiritualmente, tienen la mente de Cristo Lisbet y piensan como Ella, en justicia y equidad. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios Padre y para el Cordero; y en sus bocas no fue hallada mentira (solo hablan la verdad de Dios), pues son sin mancha delante del trono de Dios. (Apocalipsis14:1-5).

Al Dios Madre Cristo Lisbet adoptar al hermano mayor y enseñarnos a vivir el Borrón y Cuenta Nueva, nos ha hecho olvidar todo nuestro trabajo de la pasada dispensación donde el hermano mayor tenía el reinado en nuestra mente.

Cuando todavía no se ha hecho la reconciliación de estos pueblos, es que están divididos por tribus. Pero una vez que han sido sellados por La Espíritu Santa Cristo Lisbet, siendo Ella la que gobierna nuestra mente al vivir el Borrón y Cuenta Nueva, las tribus divididas llegan a ser una sola nación tan numerosa que ya no se pueden contar porque están unidos en la perfección de Dios.

Por eso dice en: Apocalipsis 7:9-10 9 Después de esto vi una enorme multitud de todo pueblo y toda nación, tribu y lengua, que era tan numerosa que nadie podía contarla. Estaban de pie delante del trono y delante del Cordero. (El mismo anticristo dijo públicamente que el Señor le mostró una visión donde se veía a nuestra Madre Lisbet hablándole a una enorme multitud de personas.) Vestían ropas blancas y tenían en sus manos ramas de palmeras. 10 Y gritaban con gran estruendo: ¡La salvación viene de nuestro Dios Melquisedec que está sentado en el trono y del Cordero Cristo Lisbet!

Cuando todas las tribus sean selladas en sus frentes con la Ley de Dios, la Palabra Cristo Lisbet, todos seremos un solo pueblo vestidos de ropas blancas, es decir vestidos de boda, con ramas de palmeras en las manos.

Recordemos que hacer la reconciliación a la manera que Cristo Lisbet enseña, es llegar a esa estatura de Santidad de la Espíritu Santa, Cristo Lisbet. Ella es esa palmera, y llegar a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo Lisbet, a un varón perfecto, es estar reconciliados con Dios Padre el Rey Melquisedec, porque Él está en Ella y Ella está en nosotros siendo la perfecta unidad del Espíritu.

Leamos en: Cantares 7:7-8 7 Tu estatura es semejante a la palmera, y tus pechos a los racimos. 8 Yo dije: Subiré a la palmera, asiré sus ramas. Deja que tus pechos sean como racimos de vid, y el olor de tu boca como de manzanas.

Hoy estamos delante del trono de Dios MelquisedecLisbet, postrados nuestros rostros en tierra, en señal de nuestro temor reverente, porque respetamos y honramos a quien reina en nuestras mentes, y para siempre le damos reconocimiento. Nosotros somos los que hemos muerto al engaño y esclavitud de la mente carnal en la gran tribulación, que es la aflicción de estar esclavo en Egipto, la mente carnal. Hemos lavado y blanqueado nuestras ropas en la sangre del Cordero Hembra, Cristo Lisbet. Por eso estamos delante del trono de Dios MelquisedecLisbet y les servimos día y noche en Su templo, en nuestras mentes.

Y aquel que está sentado en el Trono, la mente de Cristo Lisbet, nos ha dado refugio en Ella, quien es nuestra ayuda idónea, la que nos ayuda en el camino. Nunca más tendremos hambre ni sed; nunca más nos quemará el calor del sol, el fuego de Dios nos hará brillar. Pues el Cordero, Cristo Lisbet que está en el trono será nuestra Pastora para siempre. Ella nos ha guiado a manantiales del agua que da vida. Y Dios MelquisedecLisbet nos han secado toda lágrima de nuestros ojos. (Apocalipsis 7:11-17).

Gratitud, Gloria, Honra, Exaltación y Alabanza a la Espíritu Santa prometida Cristo Lisbet, que hoy está presente porque Ella murió a la mente carnal y reconcilió en sí misma a esas tribus. Ella se ha sentado en el trono de nuestra mente para gobernar totalmente al hermano mayor con amor eterno. Por eso nos trajo consuelo entregándonos el hermoso Borrón y Cuenta Nueva. Así ha secado toda lágrima de nuestros ojos y nos está llevando en cada Maná, a sus manantiales de agua que brotan para darnos Vida Eterna.

La Espíritu Santa Cristo Lisbet es el Gobierno, El Reino de los Cielos, Ella es nuestra garantía, nuestro sello de que nuestro cuerpo no verá corrupción. Porque escrito está y hoy se cumple, que Dios no dejarán nuestras almas en el Seol, ni permitirán que Sus santos vean corrupción. (Salmos 16:10).

¡Amén, Aleluya!

 

Super HeroeApp: Niños de Cristo

 


App-de-Rey-de-Salem-Musica

App: Rey de Salem Musica


Deseas mas información www.reydesalem.com, www.cristoesunamujer.com, www.radiolamediadora.com, www.tuneinradio.com, info@reydesalem.com

Autor: SANTOS ANGELES

2 Corintios 3:5 No que seamos competentes por nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios. (Jehova MelquisedecLisbet).