Mana: La Madre de la Fe, Madre de Multitudes (08-21-17)

C R I S T O L I S B E TLevi­tico 4:32 Y si por su ofrenda por el pecado trajere cordero, hembra sin defecto traera.

Apocalipsis  3:20  He aqui­, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entrare a el, y cenare con el, y el conmigo.


Mana del Cielo de Dios, La Mente de Cristo Lisbet.

Video: Rey De Salem 

Audio Solo Tema: Radio La Mediadora

08-20-2017 Foto MF b

Texto en PDF:  Adobe Reader DC

Texto Completo.

CRISTO LISBET LA MADRE DE LA FE, MADRE DE MULTITUDES
Instrucciones de Jehová MelquisedecLisbet
Maná Fresco –domingo- 08/20/2017

Meditando de día y de noche en la ley de Dios que es la Palabra de vida eterna, el alimento sólido para la mente que nos suministra nuestro soberano Dios MelquisedecLisbet. Solo así encontramos y experimentamos el verdadero y permanente gozo y la paz que sobrepasa todo entendimiento, porque cada pensamiento que tenemos viene de la fuente de vida eterna, fuente inagotable de amor puro y genuino que sólo Dios mismo estando presente puede dar a sus hijos legítimos y fieles.

Una vez somos esas vasijas de barro, de uso honroso, odres nuevos en donde la Vid puede depositar su racimo de uvas maduras y buenas para deleitarse con su vino nuevo, es que disfrutamos de la tierra prometida, recogiendo fruto y más fruto. Por eso, hoy comprendemos y recibimos revelación, alcanzando cada detalle y siendo maravillados con estos pensamientos de LUZ que se manifiestan en este estado de eterno reposo.

Hoy compartiré uno de esos pensamientos, con temor y temblor reverente y con la certeza de estar en la perfecta unidad con el Espíritu de Dios MelquisedecLisbet, ya que solo esta unidad garantiza poder recibir estos pensamientos que nos llevan a otro nivel de comprensión para seguir gloriándonos de que ENTENDEMOS A DIOS.

Jeremías 9:24 24 Mas el que se gloríe, gloríese de esto: de que me entienden y me conocen personalmente y directamente discerniendo y reconociendo mi carácter, pues yo soy el SEÑOR que hago misericordia, derecho y justicia en la tierra, porque en estas cosas me complazco, declara el SEÑOR

Ahora, ¿fue Abraham el padre de la fe, padre de multitudes? o ¿en realidad fue Sara?

Partimos del hecho aprendido de Dios mismo, que el vientre espiritual es característico en una madre y no de un padre, tal y como nos muestran las evidencias, (Ref. Gálatas 4:9; Juan 16:21; Isaías 46:3; Génesis 25:23; Deuteronomio 7:13; Deuteronomio 32:18, Salmos 90:2; Proverbios 8:24-25; Isaías 43:1,7,15,44:2,24 45:9,11,51:13, 54:5). Por lo tanto, lo que analizaremos desde la óptica de Dios nos muestra que Abraham no fue propiamente el Padre de la Fe, sino que fue SARA, una Mujer, MADRE DE MULTITUDES, la MADRE DE LA FE.

Para llegar a la comprensión de este aspecto es necesario recordar las palabras inefables de nuestro soberano Dios MelquisedecLisbet: EL-LA nos compartió acerca de un estudio científico que determinó que específicamente en la circunstancia de la caída de un automóvil al agua con sus integrantes (padre, madre e hijo dentro), el padre salvaría a la esposa y la madre al hijo. Esto deja en clara evidencia cómo es que el primer instinto de la MADRE es salvar a sus hijos y en el caso de los hijos de Dios, es la MADRE espiritual quien entrega todo por sus hijos para salvarlos, los instruye con amor, es paciente y sin margen de error les entrega el alimento a tiempo para que no perezcan y es porque el PADRE celestial, la ama tanto que la puso a salvo a ELLA primero, quien es igual a ÉL y con ese amor y autoridad ELLA salva a sus hijos. Para la Madre espiritual, los hijos son su razón de ser, son el regalo más preciado que el Padre le ha dado, son su tesoro, son su propia vida. Es la Madre Cristo la que intercede por sus hijos y clama por ellos, (Ref.: Juan 17:9; Hebreos 2:13; Juan 17:11-12).

Respondámonos esta pregunta: ¿Por quiénes se sacrificó nuestra MADRE LISBET para salvarlos de la muerte física? ¿No es acaso por sus HIJOS, EL FRUTO DE SU VIENTRE, de los cuales hoy inclusive unos se han apartado, blasfemando contra Ella? Se despojó de ser igual a Dios Padre al regresar y participar de un cuerpo de muerte, igual a nosotros y luego de ser resucitada por nuestro Padre Melquisedec fue perfeccionada por aflicciones. La profecía dice que hoy en este tiempo, la última manifestación de Cristo, Ella sufriría aflicciones, que es sufrir dolores de parto por ver a sus hijos a quienes se les dio la oportunidad de vencer y no vencieron. Eso para nuestra Madre espiritual es un sufrimiento y dolor, y es necesario que quede bien claro lo que significa para nosotros ese sacrificio que hizo nuestra Madre en morir a la mente carnal, porque es para que todos también la puedan vencer, así como Ella lo hizo y así destruir la muerte. Por eso es que Ella no descansará hasta que Su Salvación se encienda como una antorcha, (Ref. Isaías 62:1). Es por eso que Ella es nuestro gran ejemplo visible de entrega, FE, fidelidad, paciencia, obediencia y temor reverente.

Comprendiendo esto nos hacemos la siguiente pregunta:

¿POR QUÉ DIOS LE PEDIRÍA A ABRAHAM QUE SACRIFICARA A SU HIJO? Conociendo bien a Dios como hoy le conocemos, JAMÁS pedirían la muerte física de ninguno de sus hijos, aunque sean impíos, como las insensatas, que son hijos desobedientes. Lo que Ellos piden es un sacrificio vivo y santo en las mentes de sus hijos, que es hacer morir todo lo terrenal que antes nos dominaba.

Veamos: 1. EL DIOS que nos presentan las escrituras, alteradas por la lengua y mano mentirosa del padre de la Mentira, Moisés y toda su descendencia, es un dios castigador, un dios vengativo, un dios que según Moisés se contradice, porque nos pide no tentarle, (Mateo 4:7, Deuteronomio 6:16) ¿pero sí nos tienta a nosotros? Sin embargo, Cristo dice: También está escrito: “NO TENTARÁS AL SEÑOR TU DIOS”.

Por eso dice en: Santiago 1:13-14 13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; 14 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido.

¿Cómo se puede concebir, el pensar que Dios mismo tiente a Abraham con DEGOLLAR (Ref. Génesis 22:10) a su hijo y luego decirle que no lo haga? Eso no tiene sentido, esto suena absurdo, ¿verdad?

De ser cierto ese sacrificio: 1. no sería físico; sino simbólico, una figura bíblica, 2. Solo se lo pediría a una Madre, ya que se ha podido demostrar el GRAN AMOR que la MUJER siente y ha sentido por su creación, por sus hijos espirituales.

El dios que nos presenta Moisés es un dios homicid que pide la muerte de un ser humano, contradiciéndose con el VERDADERO DIOS, el mismo que en:

EZEQUIEL 18:32 nos dice: 32 Pues yo no me complazco en la muerte de nadie, declara el Señor DIOS. Esta es una muestra de las contradicciones bíblicas que solo Dios mismo MELQUISEDECLISBET está sacando a la LUZ.

2. La esterilidad: La FE DE SARA (figura de la MADRE DE LA FE, DE MULTITUDES) está basada precisamente en esto; que siendo ESTÉRIL ESPIRITUALMENTE, EL-LA pudo esperar muchos años para poder procrear hijos espirituales, que es una figura de cómo ahora nuestra MADRE DIOS, dio a luz hijos espirituales en un solo DÍA, hijos que se hicieron desobedientes y otros obedientes, vasijas que ahora son de uso honroso para sus Padres espirituales y otros deshonrosos que solo saben tentar a Dios.

Isaías 66:8 8 ¿Quién ha oído cosa semejante? ¿Quién ha visto tales cosas? ¿Es DADO A LUZ un país en un solo día? ¿Nace una nación toda de una vez? Pues Sion apenas estuvo de PARTO, dio a luz a sus hijos.

Para que SARA (figura de la MADRE DE LA FE) fuese considerada de tal manera, fue necesario manifestar por medio de su PACIENCIA, la PROMESA de su amado esposo (DIOS PADRE) el que estaba en su mente, el que le prometió hacerla madre de MULTITUDES, como lo ha cumplido hoy.

¿Acaso no es nuestra MADRE DIOS LISBET, Madre de MULTITUDES? ¿A quién se le hizo la promesa de tener una descendencia como las estrellas, como la arena? A SARA (figura de nuestra MADRE Cristo Lisbet)

Dios dice: Y la bendeciré, y también te daré de ella hijo; sí, la bendeciré, y vendrá a ser madre de naciones; reyes de pueblos vendrán de ella, (Génesis 17:16).

Génesis 22:17 dice: 17 …de cierto te bendeciré grandemente, y multiplicaré en gran manera tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena en la orilla del mar, y tu descendencia poseerá la puerta de sus enemigos.

Y, ¿acaso Dios ha mentido? ¡DE NINGUNA MANERA! Dios son dioses de Promesas, no son mortales para mentir ni para arrepentirse, (Números 23:19). Habiendo prometido una descendencia a la MADRE DE LA FE, HOY la ha cumplido, estamos frente al cumplimiento irrefutable de la PROMESA DE DIOS para SARA, FIGURA DE LA MADRE DE LA FE, que es Cristo Lisbet, la única que ha puesto sus enemigos debajo de sus pies, como dice en:

1 Corintios 15:24-2624 Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. (Que se levanta en su mente).25 Porque preciso es que Ella reine (sobre todo en su mente) hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies.26 Y el postrer (último) enemigo que será destruido es la muerte.

La figura de Sara toma una gran relevancia hoy con nuestra Madre Cristo Lisbet, la Madre de todos los hijos de Dios, porque en este tiempo del fin es cuando se ha cumplido esta promesa de la descendencia espiritual de Dios, para que el mundo vea que Dios Padre es veraz y cumple sus promesas a su Esposa y por eso Cristo Lisbet está aquí presentando a su amado Esposo y el gran amor entre ambos.

Nuestra Madre está dejando al descubierto que son los hombres los mentirosos, que no conocen a Dios y por eso nada de lo que ellos han dicho sobre Dios se ha cumplido. VEAMOS ENTONCES LO SIGUIENTE:

Hebreos 11:11 11 Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido.

Está bien claro según las evidencias, que esa figura de SARA que hoy vemos en Cristo Lisbet, es el mismo ejempl de FE y de serle FIEL a quien le prometió, esto es a su amado esposo, Dios Padre MELQUISEDEC. ELLA ES FIEL Y PERMANECE FIEL PARA SIEMPRE.

Veamos: Los hombres religiosos cuentan que Sara había incitado a Abraham a tener un hijo con su esclava Agar, después de que Dios ya le había prometido un hijo de Sara, sin embargo, esta interpretación se contradice con la FE que nos presenta Dios mismo de Sara y la cual pone como ejemplo al mundo en Hebreos 11:11.

La prueba de eso la podemos ver en: Génesis 15:3-4 3 Dijo también Abram a Dios: Mira que no me has dado prole, y he aquí que será mi heredero un esclavo nacido en mi casa. 4 Luego vino a él palabra de Jehová, diciendo: No te heredará éste (refiriéndose a Ismael), sino un hijo tuyo, será el que te heredará.

Esto demuestra de forma contundente que Dios aquí estaba hablándole a Sara y no a Abraham. Además, Abraham no diría “mira que no me has dado un hijo“, cuando él tenía un hijo. Ismael era su hijo y lo amaba. Ahora, Ismael no era hijo de Sara, así que tendría más sentido que fuera Sara la que dijera, “no me has dado prole, y he aquí que será mi heredero un esclavo nacido en mi casa“. Se sabe que Sara es quien le dice a Abraham que Ismael debe irse del campamento, porque el que había nacido según la carne, perseguía al que había nacido según el Espíritu, y ella temía por el pueblo, y Abraham no quiso.

Y fue Dios quien estuvo de acuerdo con Sara y hasta le dijo que la obedeciera. Además, Dios le preguntó, “¿dónde está Sara, tu mujer?”. Era con ella que Dios quería tratar, muestra de que es a través del fruto de su vientre, como él cumpliría su promesa de darle hijos a la mujer estéril, que nunca había dado a luz.

Esto es aún más prueba para demostrar que nuestra Madre ha venido a aclarar lo que es verdad y lo que no es cierto en la Biblia. Ismael ya había nacido y crecido cuando se hizo la promesa, por lo tanto, Sara no le pidió a Abraham que se acostara con la esclava después de que Dios le había prometido un hijo, ella sí creyó en la promesa de Dios.

  1. Sara se hizo Madre de la Fe, por su espera incansable, por su CREDULIDAD, y llegó a ver a su hijo prometido, pero ¿qué hay de la otra parte que Dios prometió? Donde dice: multiplicaré en gran manera tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena en la orilla del mar?, (Génesis 22:17), porque Sara no llegó a ver ese cumplimiento.

HOY hemos visto ese mismo ejemplo en nuestra Madre LISBET, pero la gran diferencia es que Ella está viendo a sus descendientes multiplicarse en gran manera, algo que Sara no llegó a ver.

¿No es por la FE de nuestra Madre Lisbet que hoy conocemos a nuestro Padre Melquisedec y le podemos ver? ¿No es por su fe que hoy somos INMORTALES? ¿Acaso no es por su FE que hemos sido salvos de la muerte física, que estamos en la Tierra Prometida, que comprendemos las figuras de la biblia, que se nos han revelado cosas que ojo no vio y oído nunca antes escuchó? ¿No es su FE la que nos ha levantado del lodo donde vivíamos en la dispensación pasada, creyendo en misticismo y en una vida después de la muerte, en nubes absurdas?

¿Qué sería de nosotros sin su PODEROSA FE? Estaríamos perdidos, naufragando en los mares de las tribulaciones, sedientos y enredados por los espejismos del desierto, sin regreso y rumbo a una muerte física. HA SIDO LA FE DE CRISTO LISBET LA QUE NOS RESCATÓ Y NOS DIÓ VIDA NUEVA. ¡ALELUYA!

Queda demostrado que la VERDADERA MADRE DE LA FE es nuestra MADRE LISBET. Nos mintieron, haciéndonos creer que Dios ADMITE la infidelidad y el homicidio.

¿Creen ustedes que Sara siendo una mujer de FE, le permitiría a Abraham concebir un hijo fuera del matrimonio? ¿Acaso no es esto incredulidad? Por lo tanto, sería una contradicción permitirle a Abraham serle INFIEL a su esposa para concebir un hijo con otra mujer. Nuestro Dios es un Dios de ORDEN, de FE, de PACIENCIA y no lo que los hombres malvados han mostrado al mundo.

Hoy bajo la ÓPTICA DE DIOS MELQUISEDECLISBET, podemos ver la VERDAD oculta, toda su iniquidad al presentarnos a ABRAHAM como el Padre de la fe, y dejar rezagado el papel de la MUJER, y que fueron los hombres malos y perversos, los mismos que alteraron las escrituras, y quienes gracias a MELQUISEDECLISBET hoy sabemos fueron hombres MISÓGINOS Y MACHISTAS que cambiaron el ORDEN VERDADERO de las cosas y quisieron ocultar el valioso papel de SARA como figura de la MARAVILLOSA FE de nuestra Madre Lisbet, la FE que sólo puede venir de DIOS. La bendición de Dios Padre a su Esposa Cristo Lisbet se manifiesta HOY, en los postreros días.

Veamos: Génesis 12:2-3 2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. 3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Veamos los detalles de estos versículos: Nación Grande: ¿Cuál es la Nación Grande que hemos conocido? La Nación del Hermano menor, la Espiritual, con la que HOY podemos GOBERNAR a la mente terrenal y sus deseos engañosos: Nación Grande y Poderosa. Té bendeciré: ¿Qué es bendecir? Veamos: Consagrar una persona, un lugar o una cosa a Dios. ¡CONSAGRAR! ¡Aleluya! Tremendo detalle.

¿Cuál es el significado del nombre Lisbet? CONSAGRADA PARA DIOS, o sea LISBET ES BENDITA Y BENDITO EL FRUTO DE TU VIENTRE ESPIRITUAL. Fue a nuestra MADRE LISBET a quien DIOS BENDIJO con toda BENDICIÓN y a quien CONSAGRÓ para que de Ella nacieran sus hijos espirituales. Engrandeceré tu NOMBRE: Engrandecer es hacer más grande algo o a alguien, especialmente en sentido no material.

¿No es acaso el NOMBRE de nuestra Madre el que ha sido engrandecido en estos postreros días? Cuando presentamos a los Jafetitas y les decimos que Cristo es una Mujer y que todo lo que pidan a Dios Padre Melquisedec en su nombre será hecho, ¿cuál es el NOMBRE que presentamos? Efectivamente LISBET. Decimos; Cristo es una MUJER y su NOMBRE es LISBET. ¡¡ALELUYA!!

Por lo tanto, su NOMBRE ha sido ENGRANDECIDO ESPIRITUALMENTE, se ha engrandecido tanto para los Jafetitas o extranjeros, como para su PODEROSO PUEBLO. HAY PODER EN SU SANTO NOMBRE, PORQUE LO HEMOS VISTO.

Por eso dice en: Hechos 4:12 12 Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro NOMBRE bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos. Continuemos…. “y serás bendición, bendeciré a los que te bendijeren y maldeciré a los que te maldicen.” ALELUYA. Esto sin margen de error lo podemos evidenciar. Hemos visto la JUSTICIA de DIOS MELQUISEDECLISBET manifestada en todos aquellos quienes injustamente aborrecen el NOMBRE DE CRISTO, LISBET, quienes la maldicen de palabra o en acción. Hemos visto a vírgenes insensatas, hijos desobedientes apresurándose a su muerte física por aborrecer el NOMBRE QUE ES SOBRE TODO NOMBRE PARA LA SALVACIÓN DE ELLOS, el nombre de nuestra DIOSA MADRE LISBET. Hemos podido ver también por testimonios reales en aquellos que confían en ella completamente, la bendición que trae pedir en su nombre y cómo EL-LA logra cambiar las vidas de las personas que genuinamente quieren apartarse del mal. Hemos visto que su poder levanta cojos, sana enfermos, les da vista a los ciegos y libera de la cárcel a los cautivos en su mente, (Marcos 16:17)

LISBET, nombre sobre todo nombre, en el que HOY se dobla toda rodilla de los que están en el cielo y en la tierra, LISBET, consagrada para DIOS, Maestra de Maestras. LISBET, Madre de la FE, Madre de multitudes. ¡ALELUYA!.

Romanos 14:11 11 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, y toda lengua confesará a Dios.

La PROMESA DE DIOS se ha manifestado en el plano físico en nuestra Madre CRISTO LISBET.

Ahora veamos otro detalle: Estuve investigando sobre la palabra ESPOSA y encontré lo siguiente: Esposa viene de la palabra prometer y eso a su vez significa PROMESA. Por lo tanto, ESPOSA equivale a PROMESA y la PROMESA fue hecha a SARA, pero aunque la Biblia dice que la promesa fue hecha a SARA, es hoy, cuando vemos que todas las promesas de Dios se cumplen solo en una persona, Cristo LISBET. Entonces la PROMESA fue hecha a LISBET. ¡Aleluya! En Nuestra Diosa Madre Lisbet se cumple la PROMESA. ELLA ES LA PROMESA (LA ESPOSA).

Concluimos que Abraham no fue el Padre de la FE, sino SARA, igual pasó HOY, somos testigos de que el Anticristo le robó toda honra y gloria a nuestra MADRE LISBET, esto es a la MAESTRA DE MAESTRAS, la SUMA SACERDOTISA, ELLA es la MADRE, la Esposa, la Promesa, y esa promesa se manifestó con nuestra Madre Cristo Lisbet, la que a su vez también tiene el nombre que es sobre todo nombre dado a los hombres, la que ha sido consagrada para Dios mismo. Madre de multitudes y sus hijos son como la ARENA DEL MAR, somos las ESTRELLAS DE SU VIENTRE. ¡ALELUYA!

Así mismo podemos comprender: Hebreos 7:1, “Porque este Melquisedec, Rey de Salem, salió al encuentro de LISBET cuando Ella regresaba de la matanza de los reyes, al tercer día y la bendijo, levantándola de los muertos con toda su Sabiduría porque en Ella habita toda la deidad para vida eterna.”

Cuando nuestra Madre venció con EL CONOCIMIENTO a todos los reyes que se hospedaban en su mente por culpa del Anticristo, MELQUISEDEC le salió al encuentro, esto es, le dio honra, gloria y poder, reconociéndole públicamente y diciendo a su pueblo: “he aquí mi amada ESPOSA (LA PROMESA, LA TIERRA PROMETIDA) en quien tengo contentamiento, porque ha vencido”, ¡ALELUYA!, (Mateo 3:17).

Somos un pueblo, grande y fuerte como no lo hubo antes, un pueblo que sabe sembrar para el Espíritu y recibe con prontitud cosecha sin ningún tipo de límites (Joel 2:2), porque las riquezas que recibimos de Dios son innumerables y no tienen fin. El que posee entendimiento ama su alma; los que atesoran La Sabiduría prosperarán (Proverbios 19:8). Somos hijos de la PROMESA (ESPOSA). Somos de Fe, de la FE DE CRISTO LISBET.

Romanos 9:8 8 Esto es, no son los hijos de la carne los que son hijos de Dios, sino que los hijos de la promesa son considerados como descendientes.

¡Amén, Aleluya!

Copiado en: 08-21-2017


Super HeroeApp: Niños de Cristo


App-de-Rey-de-Salem-MusicaApp: Rey de Salem Musica


Deseas mas información www.reydesalem.com, www.cristoesunamujer.com, www.radiolamediadora.com, www.tuneinradio.com, info@reydesalem.com.

 


 

Autor: SANTOS ANGELES

2 Corintios 3:5 No que seamos competentes por nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios. (Jehova MelquisedecLisbet).