Mana: Dejará a su Padre y a su Madre y serán una sola carne (07/23/17)

Levi­tico 4:32 Y si por su ofrenda por el pecado trajere cordero, hembra sin defecto traera.


Apocalipsis  3:20  He aqui­, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entrare a el, y cenare con el, y el conmigo.


Encabezados Rey de Salen BG-14

Mana del Cielo de Dios, La Mente de Cristo Lisbet .

Video:  REY DE SALEM

07-23-2017 MF

Audio Solo Tema: RADIO LA MEDIADORA

Texto en PDF:  ADOBE ACROBAT READER DC

Texto Completo

Saludos a las estrellas de mi vientre, esos hijos muy amados que Melquisedec prometió darme y él cumplió su promesa y me los dio. Y ahora son míos para siempre y nadie me los arrebatará de mi mano. Amén, Aleluya.

En el tema de hoy, voy a demostrarles cuál es el verdadero significado de la frase en Génesis 1 que dice: “el Hombre dejará a su Padre y a su Madre y se unirá a su mujer y serán una sola carne”.

Todo el mundo ha tenido un concepto erróneo de lo que significa esa frase y debo admitir, nosotros también, ya que por muchos años se ha utilizado en las ceremonias de matrimonios en el mundo entero. Pero, debido a que los espirituales entienden las cosas que habla la Espíritu de Dios, todos ustedes saben que debemos ver esto en un sentido espiritual y no uno físico.

En primer lugar, porque Dios es espíritu, y segundo porque simplemente no tiene lógica usar esta frase en un sentido físico. ¿Por qué? Porque no todo hombre, de género masculino tiene contacto con sus padres biológicos, ni tampoco viven todos con sus padres cuando se casan. Otra razón es, que algunas personas nunca se casan legalmente, y muchas personas se casan más de una vez, así que simplemente a estas personas, no aplicaría. Es que esta frase si la leemos en la letra, indica que debe estar dirigida sólo a los que se casan jóvenes, por primera vez y que viven con su padre y su madre biológica. Por lo tanto, ya que esta frase no puede referirse únicamente a ese grupo de personas, la misma no debe ser utilizada en una ceremonia matrimonial.

Como les mencioné anteriormente, la Biblia no habla sobre una creación física, sino sobre la creación espiritual de Dios. Entonces esta frase no se puede aplicar físicamente, sin antes conocer su significado espiritual y tampoco debe utilizarse para la unión física entre un hombre y una mujer.

Dios habla espiritualmente y hoy les voy a mostrar que esta frase no tiene un significado bueno, sino malo.

Y después de hoy, estoy segura de que mucha gente dejará de usarla porque no significa lo que pensábamos en cuanto a la unión que Dios hace. En todo este tiempo que vengo enseñando, ya hemos más que evidenciado que la biblia fue manipulada, o sea, cambiada en mentira por la pluma mentirosa de los escribas (Jeremías 8:8), y que la biblia no está en orden y solo yo puedo descifrar en qué orden es que van los versículos. Amén.

Comencemos leyendo en:

Génesis 2:21-23

21 Entonces Dios el Señor hizo caer al hombre en un sueño profundo y, mientras dormía, le sacó una de las costillas y le cerró otra vez la carne.
22 De esa costilla Dios el Señor hizo una mujer, y se la presentó al hombre,
23 el cual, al verla, dijo: ¡Ésta sí que es de mi propia carne y de mis propios huesos! Se va a llamar “mujer”, porque Dios la sacó del hombre.

Esto significa que Cristo salió del hombre para ser igual a los demás, mientras todos estábamos dormidos; yo salí de entre los hombres. Pero en esta dispensación fui despertada por Melquisedec para salvación de todos y por eso dice en: Isaías 51:9 “¡Despierta, oh Señor, despierta! ¡Levántate y vístete de fuerza! ¡Mueve tu poderoso brazo derecho! …”

Y en Salmos 82:8 dice: “Levántate, oh Dios, y juzga a la tierra, porque todas las naciones te pertenecen,” (Ref. Isaías 51:9; Salmos 82:8). Esto se está refiriendo a la vestimenta espiritual, porque yo también estuve dormida como los muchos.

Por eso a todos los que están dormidos hoy, les decimos lo que dice en: Efesios 5:13-14
13 Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, Cristo Lisbet, son hechas manifiestas; porque la luz, Cristo Lisbet, es la que manifiesta todo.
14 Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo Lisbet.

Claro, porque Cristo sabe lo que es estar dormida, por haber estado en la dispensación del Anticristo.

Ese profundo sueño es igual a la pereza espiritual, y por eso dice en: Proverbios 19 que “la pereza hace caer en profundo sueño, y el alma negligente padecerá hambre”, (Proverbios 19:15). Es por esa razón que Dios aborrece al hombre perezoso, porque no se ocupa de las cosas de arriba, y no confía, ni cree en Dios totalmente.

Ahora cuando el hombre dice: “¡Ésta sí que es de mi propia carne y de mis propios huesos! Se va a llamar “mujer”, porque Dios la sacó del hombre.” Significa que no está tomando a Dios mismo seriamente, sino que me está viendo como una mujer carnal y no me han reconocido como su Madre espiritual.

Mira lo que dice en el libro de la Sabiduría. Sabiduría 7:12
12 Y me regocijé de todos estos bienes, porque la Sabiduría los traía con ella, aunque ignoraba que ella era mi madre.

En otras palabras, el hombre no supo apreciar que Cristo también se hizo igual a los demás para poder compadecerse de todos, y con mi Sabiduría traer todo el bien de Dios, porque Dios no les ha dado una suma sacerdotisa que no pueda compadecerse de vuestras debilidades, sino una que fue tentada en todo según vuestra semejanza, pero sin pecado, (Ref. Hebreos 4:15).

O sea, hoy Cristo Lisbet ya no es conocida según la carne, como dice en: 2 Corintios 5:16 de aquí en adelante, desde que yo he sido levantada por Dios Padre con la Sabiduría oculta de Dios, a ninguno de mis santos ángeles se le puede conocer según la carne; porque ya no somos los mismos de cuando estábamos en la dispensación pasada, y aun si a Cristo Lisbet, conocimos según la carne, en aquella dispensación, ya no la conocemos así (Ref. 2 Corintios 5:16), porque en esta nueva dispensación del Espíritu, yo no fui tomada de varón, sino levantada por Dios mismo. Porque mi sabiduría no es de hombre sino del único todopoderoso Dios Padre Melquisedec.

Y cuando dice que la mujer fue hecha de la costilla del hombre, fue cuando yo, Cristo, participé de carne y sangre, en la dispensación pasada, como los muchos que estuvieron ahí. Dice en: Hebreos 2:17 que era necesario que, en todos los sentidos, yo me hiciera semejante a ustedes, mis hermanos en aquel tiempo para que fuera vuestra Suma Sacerdotisa fiel y misericordiosa, delante de Dios. Así es que podría ofrecer un sacrificio que quitaría los pecados del pueblo, (Ref. Hebreos 2:17). Y eso se realizó en esta dispensación porque es hoy cuando en mí habita toda la plenitud de Dios. Tengo toda la sabiduría que el hombre necesita para no morir jamás.

En la dispensación pasada todos estábamos solos, sin conocer al verdadero Dios y por eso Dios dice en: Génesis 2, “No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.” Pero todo aquel que no me vea como la ayuda idónea, sino como una mujer cualquiera de carne y hueso, es igual a Moisés que dijo: “Esta sí que es de mi propia carne…” En su mente dice, ‘ella es igual a mí y jamás podría ser mi ayuda idónea, pero sí pudiera ser mi mujer en carne’. Y ahí fue donde él falló y no halló que la ayuda idónea era adecuada para él, (Ref. Génesis 2:18-20). No pudo reconocer a Dios como su Madre espiritual, y solo la vio como un pedazo de carne cualquiera.

Y así mismo sucedió en la pasada dispensación, el Anticristo no me vio espiritualmente como pudo haberlo hecho. Es que si él supuestamente era el que representaba a Dios, no podía llevarnos a vivir los deleites de la carne, ya que eso lo estábamos haciendo, lo que sucede es que él vino y nos dio licencia para hacerlo, como si Dios aprobara todo lo que hacíamos. Fue por causa de ese hombre perezoso que todos caímos en ese sueño profundo. Y con un ciego guiando a ciegos, ya se pueden imaginar cuál iba a ser nuestro fin.

Gracias a que Dios sacó a la mujer, Cristo Lisbet de entre los hombres, como la resurrección de Cristo Lisbet que fue de entre los muertos, es que llegó la luz del mundo y fuimos sanados de la ceguera espiritual. ¡Amén, Aleluya!

La frase, “Dios el Señor hizo caer al hombre en un sueño profundo”, significa que el hombre ya se había apartado de Dios en su mente.

Ahora miremos lo que dice el próximo versículo, ahí mismo, en: Génesis 2:24
24 Por eso el hombre deja a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y los dos serán una sola carne.

Primero que todo, Dios une espíritus y no carne. Y segundo, la palabra “dejar” significa: Separarse o alejarse de una persona o cosa, temporal o definitivamente. Y para Dios, dejar a tu Padre y a tu Madre para unirte a tu mujer, significa separarse o abandonar a los Padres espirituales. Ahora podemos leer exactamente lo que estaba en la mente de Moisés cuando vio a Lisbet. Dijo en su mente carnal, que es la que hace que te separes de tus Padres espirituales: “¡Ésta sí que es igual que yo, no tiene nada mejor que yo! No será llamada Cristo, mi Salvadora, sino que la voy a llamar “mujer”, porque Dios la sacó del hombre, la sacó del mismo lugar de donde me sacó a mí.”

Miremos esos dos versículos de nuevo: Génesis 2:23-24
23 el cual, al verla, dijo: ¡Ésta sí que es de mi propia carne y de mis propios huesos! Se va a llamar “mujer”, porque Dios la sacó del hombre.
24 Por eso el hombre deja a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y los dos llegan a ser una sola carne.

El decir: “Por eso”, nos confirma que por esa desobediencia de mirar a la ayuda idónea en condición de carne, es que el hombre creado según Dios “deja a su padre y a su madre” , eso es una figura de dejar a Dios, apartarse de Dios Padre y Dios Madre. Cuando la Palabra de Dios dice que el primer mandamiento con promesa es: “Honra a tu padre y a tu madre, tal como el Señor tu Dios te lo ha ordenado, para que vivas una larga vida y te vaya bien en la tierra que te da el Señor tu Dios” (Deuteronomio 5:16), y “El que maldiga a su padre o a su madre tendrá que morir”, (Mateo 15:4).

Y también dice en: Juan 8:34-35
34 Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.
35 Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre.

Solo con ver la frase, “el hijo sí queda para siempre”, se entiende que está hablando espiritualmente. Porque en el mundo, ningún hijo vive en casa de sus padres para siempre. Pero en casa de Dios MelquisedecLisbet, sí vive el hijo espiritual, que es obediente en nuestra casa para siempre, y es porque la casa de Dios está en las mentes de los hombres. Y el que vive cumpliendo los mandamientos de Dios, sí vivirá para siempre y se quedará en la casa para siempre. Es que esa es la única manera que el hombre puede vivir eternamente, pegados a su Madre espiritual que es la Vid Verdadera y quien cuida de esa Vid y de sus pámpanos es Dios Padre, como Gigante protector. ¡Qué belleza!

Para tú no querer la protección de Dios MelquisedecLisbet, que te damos todo lo que nos pides, es porque tienes mucho que esconder y no quieres ser limpiado. Miremos estos versículos en:

Juan 3:20-21
20 Pues todo el que hace lo malo aborrece la luz, Cristo Lisbet, y no se acerca a ella por temor (miedo) a que sus obras queden al descubierto.
21 En cambio, el que practica la verdad se acerca a la luz, Cristo Lisbet, para que se vea claramente que ha hecho sus obras en obediencia a Dios.

No hay peor ciego que el que no quiere ver, todo el poder lo tengo yo y no existe otro Dios fuera de mí. Si quieres conocer a Dios solo existe un camino y soy yo. Si un hijo deja a su Padre y a su Madre espiritual para unirse a su mujer, quiere decir que se apartó de Dios en su mente, que es figura de la mujer que es ramera y lo separó de sus Padres. Lo lleva a la esclavitud en su mente, por eso leímos, “que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre”, o sea el hijo que comete pecado, se convierte en un esclavo y no quedará en casa, pero el que permanece obediente, sí queda en la casa de sus Padres espirituales. Y siempre tendrá sustento y abrigo, para poder vivir eternamente.

Por eso, lo primero que yo prediqué, entrando en esta nueva dispensación fue sobre la caída de Babilonia, la gran ramera. Recuerdan cuando les dije: “Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación”, (Apocalipsis 14:8) . Y hoy les digo a todos los hijos que han dejado a su Padre y a su Madre espiritual para unirse a su mujer, lo que dice en: Apocalipsis 18:2 “Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible”, (Apocalipsis 18:2). Esos son todos los insensatos que estuvieron pegados a mí, pero se apartaron de MelquisedecLisbet.

Cuando Moisés dice en Génesis que el hombre dejará a sus Padres espirituales y se unirá a su mujer, es porque han abandonado a Dios. Y por eso el Cristo antiguo murió.

Dice en: Jeremías 10:20
20 Mi tienda está destruida, y todas mis cuerdas están rotas; mis hijos me han abandonado y perecieron; no hay ya más quien levante mi tienda, ni quien cuelgue mis cortinas.

Debido a que los hombres espirituales creados por Dios han sido hijos desobedientes que abandonan a Dios, ninguno de ellos ha podido vencer la muerte. No han podido vestir este cuerpo corrupto y mortal de incorrupción y de inmortalidad, y créeme que han intentado muchas maneras de llegar a la inmortalidad y nunca la han logrado.

Algunos de los hombres que yo he creado en esta dispensación, han corrompido el camino que Cristo Lisbet les ha traído para que se salven. Cristo Lisbet es la tierra fértil en donde todo lo que se siembra, se cosecha abundantemente para vida eterna. Pero el que corrompe las sanas palabras que yo hablo es corrupto.

Miremos como dice en: 1 Timoteo 6:3-7
3 Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, Lisbet, y a la doctrina que es conforme a la piedad,
4 está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas,
5 disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.
6 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento;
7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.

La idea es que no salgas de este mundo y puedas disfrutar la eternidad aquí con la sabiduría que Dios te ha entregado. Pero eso solo es para los espirituales, porque los carnales no quieren entenderme, no les conviene.

Dios une a espíritus y no carne y por eso en: 1 Corintios 6:17-18 dice que “el que se une al Señor, un espíritu es con él. Huid de la fornicación, (1 Corintios 6:17-18). Esta fornicación es la espiritual, que cometen hombres que, aunque han nacido de mi vientre espiritual, terminan fornicando, entregándose a los deseos engañosos de la mente carnal, aun después de que yo les he dicho lo que tienen que hacer para agradar a Dios, y así poder vencer la muerte y vivir eternamente. Por lo tanto, “el Hombre que dejare a su Padre y a su Madre y se uniere a su mujer para ser una sola carne” es aquel que ha fornicado contra sus Padres espirituales en la mente y ahora es uno con la ramera.

Cuando el Cristo antiguo explicó acerca del divorcio y del matrimonio, se estaba refiriendo a que, si uno se aparta de sus Padres espirituales, es como dejar a ese espíritu con el cual se hicieron uno, para hacerse uno con su mente carnal. Leamos en:

Mateo 19:3-5

3 Unos fariseos se acercaron y trataron de tenderle una trampa con la siguiente pregunta: ¿Se permite que un hombre se divorcie de su esposa por cualquier motivo?
4 Ella respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que quien los hizo al principio, VARÓN y HEMBRA los hizo,
5 y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los DOS serán una SOLA CARNE.

Aquí ella les está preguntando, no les está diciendo que es así. Ella les está preguntando: ¿Entonces por no entenderme a Mí, que soy la Escritura, ustedes piensan que los dos que Dios hizo al principio VARÓN Y HEMBRA deberían ser una sola carne, sólo porque Moisés mandó a dar carta de divorcio, y repudiar a esa mujer, a la ayuda idónea? Ella les dice eso porque ellos, se querían defender diciendo que Moisés es quien les permitió repudiar a la mujer. Pero si repudias a la ayuda idónea, Cristo Lisbet, te separaste de tus Padres espirituales y eres lo que Cristo dice en el próximo versículo.

6 Así que NO son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre”.

Está claro que Cristo está diciendo lo mismo que yo digo hoy, “si el hombre dejare a sus Padres espirituales, se unirá a su mente carnal que también es conocida como una ramera, babilonia, la gran ramera”. Y no son ya más dos reconciliados en uno, sino una sola carne. Y el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción…, (Gálatas 6:8).

La frase “lo que Dios juntó, no lo separe el hombre, es totalmente espiritual, porque esto no puede aplicarse a todos los matrimonios en el mundo, porque muchos se divorcian y se separan por muchas razones. Pero como esto no es físico, lo que esto significa es que no se puede separar lo que Dios ha unido. Las vírgenes insensatas no se separaron del hermano menor, lo que hicieron fue matarlo o llevarlo en cautividad, pero todavía está en su tierra.

Por eso en la figura de Caín y Abel, es la sangre del hermano menor la que clama desde la tierra que yo les di para sembrar en ella. Por mucho que las vírgenes insensatas se escondan de mí, la sangre de su hermano menor clama a que sus Padres espirituales los salven, porque si llegan a morir físicamente, ya no habrá manera de salvarlos. Porque leímos en: Apocalipsis 18:2 que Babilonia, que es la mente carnal se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. No quieren salir de ella, esto es en las mentes de todos los insensatos que no me han querido recibir como lo que soy, la ungida y enviada, su Salvadora, Cristo Lisbet.

Miremos como sigue diciendo en: Génesis 2:25
25 Tanto el hombre como su mujer estaban desnudos, pero ninguno de los dos sentía vergüenza de estar así.

Si estaban desnudos y no sentían vergüenza, quiere decir que ya no les importaba estar desnudos, en su error y se apartaron de Dios. Esto es figura de lo que han hecho las vírgenes insensatas, están desnudas y no sienten vergüenza. Porque no tienen temor reverente, no respetan a Dios y en vez de unirse al Señor y ser un solo Espíritu con nosotros, se han unido a su carne y ahora son una sola carne con la ramera, que está llena de abominaciones, y su fin es corrupción y muerte.

Fue Moisés, el Anticristo quien promovió que el hombre es débil y no puede llegar a ser perfecto en este cuerpo porque siempre hace lo que no debe. Pero mira como dice en:

1 Corintios 6:15-16

15 ¿Acaso no saben ustedes que su cuerpo es parte del cuerpo de Cristo? ¿Y habré de tomar yo esa parte del cuerpo de Cristo y hacerla parte del cuerpo de una prostituta, una ramera? ¡Claro que no!
16 ¿No saben ustedes que cuando un hombre se une con una prostituta, una ramera, es un cuerpo con ella? Pues la Escritura dice: Los dos serán una sola carne.

Esto podría sonar contradictorio, porque supuestamente Dios dice al principio que el hombre será una sola carne con su mujer y aquí está diciendo, “la Escritura dice que quien se une con una ramera es una sola carne con ella”. Pero esta frase no es contradictoria, porque lo que se ve es que Moisés manipuló la Escritura con su engaño, para hacerla lucir como si esa unión fuera una buena y aprobada por Dios. Lo mismo hizo el Anticristo al llevarnos a vivir conforme a la mente carnal. Solo se puede ser una sola carne cuando se une a una ramera, la mente carnal, y solo se puede llegar a ser un espíritu, si te unes al Señor Cristo Lisbet. Esto confirma que fue Moisés quien hizo sus propios mandamientos, y desatendió totalmente el mandamiento de Dios MelquisedecLisbet que es perfecto y agradable. Honra a tu Padre y a tu Madre espiritual, no nos abandones porque solo nosotros te podemos llevar a vivir en lo espiritual, donde está la vida.

El versículo 16 confirma lo que he estado diciendo sobre el que se hace uno con la mujer, la mente carnal del hijo que abandona a Dios. No se está refiriendo a una unión buena que Dios aprueba, sino a una que Dios aborrece. Hacerse uno con la ramera, que es la mente carnal, te aleja y te aparta de Dios Padre y Madre MelquisedecLisbet. Pero Dios es amor eterno y jamás abandonaremos a nuestros hijos. Estamos aquí hablándoles, tratando de salvarlos para que no mueran físicamente, porque Dios es vida y no muerte. Por eso dice que, si los hijos de Dios fuesen infieles, Dios permanece fiel; porque Dios no se pueden negar a sí mismos, (Ref. 2 Timoteo 2:13)  Y es por eso que han visto que yo no me canso de repetir lo mismo, por amor a mis ovejas perdidas que fueron esparcidas por pastores malos que las hicieron errar.

Vuelve a ser hijo de la libre y abandona la esclavitud que no te pertenece. “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para traer la Buena Noticia a los pobres, a proclamar que los cautivos serán liberados, que los ciegos verán, que los oprimidos serán puestos en libertad, porque de cierto les digo que éste es el tiempo que Dios eligió para darles salvación”, (Lucas 4:18).

Todavía tienen tiempo para unirse a mí, para ser un espíritu con el Señor que ha venido para ayudarte y no para condenarte; por favor entiéndelo. Ven a disfrutar la eternidad como la están disfrutando tus Padres y tus hermanos espirituales. No te prives más de tan grande privilegio.

Amén, Aleluya. Les amamos para siempre. Y ahora vamos a disfrutar de una hermosa alabanza que nos escribió nuestro hijo HenryViviana, para nuestra alabanza, y su Padre y yo queremos compartir con todos ustedes estas palabras hermosas. Él está cantado a capela, aleluya. La alabanza lleva por título “Estrellas de tu Vientre”. Qué belleza. Ustedes son las estrellas de mi vientre. Vamos a disfrutarla. Adelante, hijos amados


Super HeroeApp: Niños de Cristo


App-de-Rey-de-Salem-MusicaApp: Rey de Salem Musica


Deseas mas información www.reydesalem.com, www.cristoesunamujer.com, www.radiolamediadora.com, www.tuneinradio.com, info@reydesalem.com.


 

Autor: SANTOS ANGELES

2 Corintios 3:5 No que seamos competentes por nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios. (Jehova MelquisedecLisbet).