Mana:Romanos Seis, 7 y 8 – Parte 2 (05/07/2017)

C R I S T O L I S B E TLevítico 4:32 Y si por su ofrenda por el pecado trajere cordero, hembra sin defecto traerá.

04-09-2017 20170409_225331

Apocalipsis  3:20  He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entrare a el, y cenare con el, y el conmigo.                                                                                    CristoLisbet“Si no quieren creer en mis palabras, crean a mis obras, que es lo queDios hace permanentemente en los que se acercan  a nosotros” 


Video Completo Del Mana:  Romanos Seis, 7 y 8 – Parte 2

Video Solo Mana:     …  pendiente …

05-07-2017 MF 20170507_225828


Audio Solo Mana:  Radio La Mediadora 


Palabras Inefables: Ama a tu Projimo.05-07-2017 Palb Inef. 20170508_122004


Texto del Mana en PDF: Adobe Acrobact Reader DC

Copia Texto del Mana:  “ROMANOS SEIS, 7 Y 8  Parte 2”                                             Instrucciones de MelquisedecLisbet   Maná Fresco –domingo- 05/07/2017

¡Tributamos alabanzas al Dios vivo: MelquisedecLisbet!

Puestos los ojos en la Esposa de Dios, Cristo Lisbet, en quien se cumplen todas las promesas de Dios que son gozo, paz, sanidad, prosperidad y la INMORTALIDAD.Todas las figuras o parábolas presentadas en la Biblia tienen su cumplimiento hoy. Escrito está en:

Mateo 13:13 “Yo enseño a la gente por medio de EJEMPLOS; así por más que miren, NO verán NADA, y por más que OIGAN, tampoco entenderán NADA (si no es revelado por Cristo Lisbet, la Palabra hecha CARNE)”.

Siendo el Cristo de Dios, Ella es TODA LA VERDAD. Se lee en:

Juan 16:13 “Pero cuando venga el ESPÍRITU de VERDAD (el Espíritu Santo, Dios Madre), ELLA os guiará a TODA LA VERDAD (para que siempre vivamos en la VERDAD).”

Y si Ella iba a guiarnos a toda la verdad, era porque antes de que la verdad viniese, los muchos estaríamos bajo una mentira sobre Dios, debido a un engañador y malhechor que optó por mantener la verdad escondida de todos nosotros. Ahora que estamos en la verdad con el Espíritu Santo de Dios, es que podemos identificar la mentira en la que estábamos viviendo, a causa de un hombre, el hombre de pecado. “ELLA (Cristo Lisbet) no hablará por su propia cuenta, sino que les dirá lo que oiga de Dios el Padre, y les enseñará lo que está por suceder”, (Juan 16:13). Hoy es cuando Dios Madre nos ha aclarado las verdades ocultas, enseñándonos lo que, está por venir en nuestra MAJESTUOSA ETERNIDAD.

Gracias al Cristo contemporáneo, hoy daremos seguimiento a la serie temática de los “famosos” capítulos de: Romanos 6, 7 y 8   pregonados por décadas por el Edificador, el “hombre de pecado”.

En resumen estos capítulos abarcan los siguientes tópicos:

1.- MUERTOS al PECADO, y el bautismo de la MUERTE de Cristo.

2.- MUERTOS a la LEY mediante el cuerpo de Cristo.

3.- La LEY del ESPÍRITU de VIDA nos ha librado de la LEY del PECADO y de la MUERTE, jamás explicados espiritualmente, (Romanos 6:2-3; 7:4; 8:2).   

Solo en esta gloriosa dispensación de Dios Madre se ha explicado cuál fue el PECADO introducido por el “Edificador” al mundo espiritual de Dios. Como se ha expuesto anteriormente, en cada capítulo develado hay muchos detalles importantes, y hoy ahondaremos mucho más en ellos, basados en los primeros versículos de Romanos 6.

Pero antes leamos en:  Romanos 5:20 “Pero la LEY (de Moisés) se INTRODUJO (se metió, se implantó) para que el PECADO abundase; mas cuando el PECADO abundó, sobreabundó la GRACIA”.

Leamos esta versión: “Ahora bien, la ley ENTRÓ además para que abundase el OFENDER. Mas donde abundó el pecado, abundó aún más la bondad INMERECIDA”.

Veamos el concepto de INTRODUCIR: Dar entrada a una persona en un lugar. Meter una cosa en otra.

La LEY de Moisés fue metida, introducida malévolamente en vez de la ley espiritual de Dios, MelquisedecLisbet. Los conceptos de Moisés fueron motivo de doctrina perpetua en medio del pueblo, por eso ellos edificaron sobre madera, heno y hojarasca, y desecharon la DOCTRINA de la PIEDRA, de la ROCA, Cristo, (1 Corintios 3:12). Esa piedra (la ley espiritual) desechada por los EDIFICADORES (Moisés y el Edificador) traía el orden al hombre terrenal proporcionando así la INMORTALIDAD.

Ahora, gracias a Cristo Lisbet, está claro el por qué abundó el PECADO, porque gobernó el “hermano MAYOR”. No atendieron el consejo de la Roca, para ellos fue piedra de caída, y tropezaron por su desobediencia, (Mateo 21:42; Marcos 12:10; Hebreos 12:25; 1 Pedro 2:7-8).

Moisés y el Edificador no explicaron en qué consistía el pecado, porque no les convenía despojarse de su gloria; tuvieron apariencia de piedad vistiéndose como ángeles de luz; se disfrazaron como ministros de JUSTICIA, pero con injusticia detuvieron la VERDAD de Dios, (2 Timoteo 3:5; 2 Corintios 11:14-15; 2 Tesalonicenses 2:11). Al hacerlo, abundó el pecado porque el resto del pueblo puso los ojos en ellos, negando así a Cristo como Dios Madre, y como la única mediadora entre Dios y los hombres.

El Edificador se apropió de todos los atributos del Cristo como: Dios, el Apóstol, el Pastor, el Mediador, el Consolador, Jesucristo Hombre, el Deseado de todas las Naciones, entre otros, (Hebreos 2:12-13; 3:1; 13:20; Juan 14:26; 1 Timoteo 2:5; Hageo 2:7). Abarcando todo sin dejar lugar para un mediador entre Dios y los hombres, cuando Dios dejó claro que solo a través de Cristo, como mediador es que se llegaría a él y los hombres serían reconciliados con el verdadero Dios Padre y Madre.

Porque primero tenía que tomar lugar la reconciliación entre Dios Padre y Cristo, su Esposa. Sin esa reconciliación no podría haber un Cristo que medie a favor de los hombres. Tiene que ser un amor eterno de una Madre que no solo ama a sus hijos, sino que primeramente ama a su Esposo y lo demuestra, haciendo todo lo que le agrada. Cristo Lisbet como la mujer virtuosa, le da bien y no mal a su Esposo, todos los días de su vida (eternamente), (Proverbios 31:12).

Teniendo claro todo lo anterior, ahora procedamos a ver con más detalles y con la óptica de nuestra Madre, Cristo Lisbet, los primeros versos de Romanos 6.  Se lee en:

Romanos 6:1 “¿Qué, pues diremos? ¿Perseveraremos en el PECADO para que la GRACIA abunde? (¿Vamos a seguir pecando para que Dios se muestre aún más BONDADOSO?) 

Ya nuestra Madre, Cristo Lisbet está juzgando al Edificador quien nos dio licencia para PECAR. Al NO dar a conocer quién era el CRISTO, y al no explicarnos cuál era ese PECADO se convirtió en una BESTIA, por NO reconocer a su Creadora, (Isaías 1:3-4). Además, él aplicó todo al “hombre exterior”, NADA para al hombr “interior”. De ahí, la gran diferencia dispensacional entre el que anunciaría al Cristo, quien terminó usurpando su función y adulándose a sí mismo; y la Segunda Venida de Cristo Lisbet, donde Dios Padre es quien la glorifica a Ella, (Juan 8:54; Filipenses 3:19; Tito 1:10-11; 1 Juan 2:16-17).

Estos EDIFICADORES eran voces que pregonaban en el desierto como Juan el Bautista, porque no tenían el agua de vida en sus mentes, (Juan 1:23).

Volvamos a: Romanos 6:1 ¿Perseveraremos en el PECADO para que la GRACIA abunde?”

En la dispensación anterior, nosotros perseveramos en el PECADO; luego de la aparición de Dios Madre en su resurrección, fuimos colocados “MUERTOS AL pecado”. Si vemos “EN” es una preposición indicativa de lugar, tiempo o modo, donde se determinan las acciones de los verbos. Esa preposición significa dentro de”.

Estábamos muertos EN el pecado del Edificador, efectuado en su mente, en el Jardín del Edén. Esa fue la desobediencia, la OFENSA ante Dios. Aquí es donde se efectúa el “modo” y el “tiempo”, como se lee: “¿Perseveraremos EN EL PECADO para que la gracia abunde?” Estar EN pecado es seguir la doctrina del Edificador, es seguir engañados porque con esa enseñanza NO se puede alcanzar a Cristo y sus beneficios eternos, (Hebreos 3:15-19).

Ahora se entiende claramente el verso 2 de Romanos 6: “MUERTOS AL PECADO”. Pues estamos muertos AL pecado gracias a Cristo Lisbet, quien murió a su mente carnal, y hoy nosotros seguimos su ejemplo. Estar “muertos al pecado” es dejar la doctrina del “príncipe de este siglo”, siendo obedientes a Jesucristo Hembra.

Se lee en: Efesios 2:1-4 1“Y Ella (Cristo Lisbet), os dio vida a vosotros, cuando estabais MUERTOS EN vuestros delitos y pecados (en la era del Edificador), 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo (antes de la fundación del mundo espiritual de Cristo Lisbet), siguiendo la corriente de este mundo, conforme al PRÍNCIPE de la POTESTAD del AIRE (el Edificador), el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia (sus seguidores, los insensatos), …”  

Ya la verdad ha salido a la luz: El “Príncipe de la potestad del aire” trajo una doctrina estrechamente ligada a su Padre, el diablo, Moisés. Entonces, los seguidores de esa doctrina están bajo MALDICIÓN y MUERTE. Todo ese componente doctrinal enseñado en la dispensación anterior NO tiene valor alguno ante la magnificencia del Dios Altísimo, MelquisedecLisbet. Ese malévolo plan consistía en una “falsa gracia” llamada la “incircuncisión” y la predicación de las “catorce epístolas de Pablo”. Seguir esas doctrinas es adorar y seguir la imagen de esa BESTIA quien negó a su creadora y engañó a muchos, lucrándose de ellos, (Mateo 10:33; Hechos 3:13, Tito 1:11).

El Edificador con su sabiduría terrenal (1 Corintios 1:19-20); y su falso amor hoy destruidos, marcó a muchos físicamente con el 666; todo por no entender las figuras que solo pueden ser explicadas por la Esposa de Dios, (Cantares 8:6; 1 Reyes 10:14; Apocalipsis 13:18). Solo Ella y nadie más nos ha sellado en la MENTE luego de habernos comprado con precio de sangre

Antes de seguir con los siguientes versos de Romanos 6, veamos a:

 Romanos 5:12 “Por tanto, como el PECADO entró en el mundo por un HOMBRE (el Edificador), y por el PECADO la muerte, así la MUERTE pasó a todos los hombres (a los muchos que escucharon su mensaje), por cuanto todos pecaron (por seguir su enseñanza errada y maligna)”.

Fue tan grande ese PECADO en la dispensación pasada que:

Jamás llegamos a ser HIJOS de Dios, NO sabíamos que teníamos una Diosa Madre en quien hay que creer para poder ser hechos hijos de Dios, (Juan 1:12-13);

Tampoco éramos “bendecidosporque solamente EN Cristo, es que se cumple esa promesa y Ella fue ocultada por el Edificador, (Efesios 1:3).

Tampoco estábamos perfectos, pues no se había efectuado el sacrificio en la mente de Dios Madre; no estaban reconciliados esos dos pueblos, esas DOS naciones en Ella, (Hebreos 10:14-17).

Y otro punto más, JAMÁS reinamos en vida, gobernaba el desorden de la mente carnal, además NO había a quién imitar para agradar a Dios y reinar sobre cualquier situación, (Romanos 5:17).

Ni mucho menos sabíamos cómo pedir al Padre correctamente.

Estas y otras mentiras eran la BASE DOCTRINAL del EDIFICADOR quien nos mintió, y nos llevó a la MUERTE espiritual, (Números 23: 19; 1 Juan 1:6). Por eso él NO era Dios, porque Dios, MelquisedecLisbet NO MIENTEN, (Tito 1:2).

Claramente el Cristo INMORTAL ya ha juzgado ese plan de MALDAD expresando: “Todos los que escuchamos al Edificador estábamos bajo PECADO, aun los que no pecamos negando a Cristo Lisbet”.  

Leamos en: Romanos 2:12 “Porque todos los que sin LEY (Cristo Lisbet) han pecado, sin la ley también perecerán; y todos los que bajo la LEY (Cristo Lisbet) han PECADO, por la ley serán juzgados”. Es el mismo pecado de Moisés; estos líderes no quisieron explicar ni profundizar en las cosas espirituales de esa gloriosa venida del Cristo.

 Por lo tanto, esa transición de muertos EN pecados, a estar MUERTOS AL pecado se llevó a cabo una vez Dios Padre resucita a Su Cristo en la mente, el 18 de Noviembre de 2013.

En seguida de esa resurrección en la MENTE limpia y alumbrada, Dios, Padre Melquisedec reclamó a su AMADA Esposa, Cristo Lisbet una vez queda LIBRE de la ley de ese marido engañador. Luego, al nosotros creer en Ella, quedamos BAUTIZADOS en esa muerte imitando esa semejanza de muerte y resurrección para optar a una vida nueva.

Ahora Cristo Lisbet está VIVA para Dios Padre, pero MUERTA a su pasada manera de vivir (Romanos 6: 10), y pasó a ser nuestro máximo EJEMPLO. Es ahí donde pasamos de ser ESCLAVOS del PECADO, a ser ESCLAVOS de Cristo conociendo la verdad y obedeciéndola en todo, (Juan 8: 32, 1 Corintios 7: 22; 1 Pedro 2:16). Y los que nos mantenemos pegados a Cristo Lisbet, la Vid Verdadera, y hacemos todo lo que nos manda, seremos sus amigos, y ya no nos llamaran siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero nuestros Padres nos han llamado amigos, porque todas las cosas que nuestra Madre oye de nuestro Padre, nos las ha dado a conocer, (Juan 15:14-15).

En Romanos 6:3 se menciona el BAUTISMO de su MUERTE donde claramente vemos la figura de la RESURRECCIÓN espiritual de Cristo Lisbet. Gracias a ese sacrificio, nosotros los hijos tenemos una posición privilegiada.

Leamos en: Colosenses 3:1 “Sí, pues, habéis RESUCITADO con Cristo Lisbet, buscad las cosas de ARRIBA, donde está Cristo SENTADA a la diestra de Dios”.

Esas cosas de arriba, del Espíritu, es estar MUERTOS al PECADO (dejando la doctrina del Edificador) por estar BAUTIZADOS en su MUERTE (creyendo en Ella y a su Evangelio Eterno). Es estar SEPULTADOS juntamente con Ella en la SEMEJANZA de su MUERTE por medio de ese bautismo (muriendo a los deseos del hermano MAYOR). Además fuimos PLANTADOS juntamente con Ella  (que es estar pegados a la Vid Verdadera porque nacimos de Ella). Las cosas de arriba también implican estar CRUCIFICADOS juntamente con Ella, (Romanos 6:3-6).

Haciendo todo lo mencionado anteriormente, que es buscar las cosas de ARRIBA, de Cristo Lisbet, entonces “el cuerpo de pecado es DESTRUIDO, que es dejar a un lado la doctrina maligna y dañina del Edificador, porque es precisamente ese espíritu el que contamina, y nos hace poner la mirada en las cosas perecederas de la TIERRA, figura del falso dios hoy fallecido.   

Sigamos en:  Colosenses 3:2-3 “Poned la MIRA en las cosas de ARRIBA (en el Evangelio Eterno), NO en las de la TIERRA (ese “otro evangelio” de maldad del Edificador, la LEY de pecado)”.  Verso 3: “Porque habéis MUERTO, y vuestra VIDA está escondida con Cristo Lisbet en Dios”.

Con el Edificador estábamos VIVOS en PECADO porque su doctrina ocultó la imagen del Dios invisible; hoy nuestro espíritu está escondido, protegido con la enseñanza de Cristo Lisbet dándonos vida eterna al tener su fe, (Efesios 4:5; Colosenses 1:15).

En Romanos 6:3 se menciona claramente el BAUTISMO de su MUERTE, por eso es importante aclarar que el Elías de este tiempo siempre ocultó el verdadero significado de ese bautismo, cuando precisamente es ese BAUTISMO el que nos daría la VIDA para siempre.  Ese BAUTISMO fue:  la muerte a la mente carnal y la reconciliación de las DOS NATURALEZAS, haciendo posible la obtención de la promesa milenaria de entrar a la Tierra Prometida, la Esposa de Dios; con el Edificador jamás tuvimos acceso a esa promesa.

Por eso se lee en:  Romanos 6:4 “Porque somos sepultados juntamente con Ella para MUERTE por el BAUTISMO, a fin de que como Cristo Lisbet RESUCITÓ de los MUERTOS por la gloria del Padre Melquisedecasí también nosotros andemos en VIDA NUEVA (el gobierno del hombre espiritual sobre el terrenal)”.

Cristo Lisbet ha develado magistralmente que ese BAUTISMO no es sumergirse en agua, sino creer en su Evangelio Eterno, su mensaje, y al escucharlo nos hace MORIR a la pasada manera de vivir, a los apetitos de la carne del hombre terrenal, (Efesios 4:5). Además, el Edificador interpretó literalmente el verso que dice: “…, a fin de que como Cristo RESUCITÓ de los MUERTOS…”

Primero, el Edificador nos ocultó la dualidad de Dios, al decir que Cristo era el Padre y nos vendió la fabulesca historia de una resurrección mística al “tercer día”, dando base a la enseñanza que sí había vida después de la MUERTE FÍSICA, lo cual fue un tremendo engaño. NO hay vida en el “más allá, o sea después de la MUERTE.

Así nació otra enseñanza errada: La “gran nube de testigos”, el lugar donde “supuestamente” irían todos los que han muerto o morirían en su dispensación, al considerarse elegidos y predestinados para vida eterna, hicieran lo que hicieran, eran salvos siempre salvos, (Proverbios 21:16; Eclesiastés 9:5; Isaías 26:14; Hebreos 12:1).   

También nos engañó diciéndonos: -En la transformación veremos a Moisés, a Abraham, a Pablo, y a todos los “grandes hombres de la Biblia”. Incluso, considerándose Dios Padre, se atrevió a darle “la corona de justicia a Pablo” en una de sus acostumbradas convenciones proclamando que nadie se había acordado de él.

Hoy el verdadero Dios, Cristo Lisbet quien ha RESUCITADO de los muertos espirituales, ha juzgado con JUSTICIA a Pablo, y ha dictaminado su verdadero JUICIO: Por incrédulo murió comido de gusanos, además fue uno de los causantes de la muerte de Cristo al estar ligado a la doctrina maligna de Moisés, la Serpiente Antigua, (2 Timoteo 4:8; Hechos 9:1-5; 7:58-60; 8:1-3).

Hoy Cristo Lisbet ha desnudado a esos “falsos héroes de la fe”, a esos “grandes hombres de la Bibliahoy muertos por su incredulidad hacia el Cristo. Por eso hoy Dios Madre nos está dando a nosotros esa CORONA de justicia a todos los humildes seguidores de su MUERTE, de su RESURRECCIÓN y de su TRANSFORMACIÓN, luego de haber permanecido firmes. Esos fieles sufrimos mucho en esa turbulenta, engañosa y violenta dispensación pasada, porque creímos en el Edificador hasta el final, pues queríamos ver esos cambios en nuestras vidas, no como las insensatas quienes decían ser fieles al Edificador pero para seguir en el desorden de su carne. Pero al manifestarse nuestra Madre es que nosotros pudimos reconocer quién es nuestro verdadero Padre y así es que fuimos hechos HIJOS del Dios vivo MelquisedecLisbet. (2 Timoteo 4:8; Hebreos 11:13, 30 y 40).

¡Alabada sea Dios Madre por ser nuestra Salvadora, nuestra Consoladora, nuestra Ayuda Idónea y nuestro oportuno socorro! Sin Ella NADA PODEMOS HACER.  

Sigamos en: Romanos 6:5 “Porque si fuimos plantados juntamente con Ella en la SEMEJANZA de su MUERTE, así también lo seremos en la de su resurrección; …” 

En otra versión se lee: “Porque si nos hemos UNIDO a Cristo en una MUERTE como la suya, también nos uniremos a ELLA en su resurrección; …”

Estos términos son espirituales y no carnales. Solo en Cristo Lisbet se ha llevado a cabo esa “muerte” del hombre carnal; y esa “resurrección” del hombre espiritual, porque esto ocurre en la mente estando Ella con vida, no con Cristo experimentando una muerte física.

Para expresarlo más claramente:

Primero: ESTO no aplicó al Cristo antiguo, por lo tanto estos escritos se cumplen hasta la actual Manifestación de Cristo Lisbet.

Segundo: Esa “semejanza de su MUERTE”, o estar UNIDOS en esa muerte de Cristo es ESPIRITUALMENTE no físicamente, porque si no todos los hijos moriríamos apedreados y crucificados como el Cristo antiguo, (Juan 19:33-37).

Esa RESURRECCIÓN espiritual es morir al hermano MAYOR, y entrar en el gobierno del hermano MENOR (el Cristo, el Consolador), y eso solo es posible, no por medio de una varita mágica, sino escuchando los maná, las enseñanzas de Dios Madre, Cristo Lisbet, (Hebreos 12:25).

¿Cómo podemos morir en esa misma SEMEJANZA juntamente con Cristo según Romanos 6:5? Solo espiritualmente, y lo hacemos estando pegados a ELLA. Lo que Cristo Lisbet recibe del Padre Melquisedec lo transmite a sus hijos, y así juntamente con Ella se efectúa esa misma MUERTE al hombre terrenal, viviendo únicamente conforme al hombre espiritual, (Mateo 25:35-36).   

Como se menciona en: Romanos 6:6 “…sabiendo esto, que nuestro VIEJO HOMBRE (lo que antes éramos) fue CRUCIFICADO juntamente con Cristo Lisbet, para que el CUERPO de PECADO (nuestra naturaleza pecadora) sea destruido, a fin de que no sirvamos más al PECADO”.

Esa crucifixión del “viejo hombre es hacer morir los deseos carnales de la serpiente antigua; haciéndolo obtenemos la vida eterna.

La frase: “…para que el CUERPO de PECADO (nuestra naturaleza pecadora) sea destruido, …” significa dejar la DOCTRINA del EDIFICADOR, y es porque su enseñanza nos hace negar a la Esposa de Dios.

El Edificador se ocupó solamente del hombre exterior, la CARNE, por eso murió; no hizo morir los deseos de su mente CARNAL en su ministerio. En él se cumplió la profecía de: Ezequiel 18:20: “El ALMA que pecare esa MORIRÁ; …” Su ministerio fue de MUERTE, y él fue el DESTRUIDOR.

Se lee en:  Isaías 54:16, “…y yo he CREADO al DESTRUIDOR para destruir”. Recordemos cuando el “Hombre de Pecado” nos decía: -Dios había hecho a un buen diablo; pues se estaba refiriendo a sí mismo, porque su función fue buena para ese propósito: Su trabajo fue DESTRUIR. Claro está, él se apartó y nos apartó alevosamente del CAMINO de Cristo, por eso su morada final fue entre los muertos físicos; y ahora sus hijos insensatos van por el mismo camino.

Se lee en: Proverbios 21:16 “El hombre que se APARTA del CAMINO de la SABIDURÍA (Cristo Lisbet) vendrá a parar en la compañía de los MUERTOS”.

Entendiendo esa MUERTE al PECADO jamás explicada por el DESTRUIDOR podemos afirmar con propiedad que sólo en Cristo Lisbet se cumple lo que dice en: Romanos 6:7 “Porque el que ha MUERTO, ha sido justificado (libertado) del PECADO”.

Ahora se entiende por qué estamos JUSTIFICADOS, porque cuando uno MUERE a su pasada manera de vivir donde gobernaba el hombre adámico, uno queda libre del PECADO; y todo eso es gracias al evangelio de la Esposa de Dios, y nos GLORIAMOS solo en Ella, (1 Corintios 1:30-31).

Claramente Moisés y el Elías de este tiempo defendieron sus argumentos terrenales añadiendo pecado a pecado; en ellos se cumple proféticamente lo escrito en: Proverbios 18:17 “El primero en defenderse parece tener razón, hasta que llega su contrario (Cristo Lisbet) y lo desmiente (lo descubre)”.

 Hoy ese PECADO ha salido a la luz, y no tienen excusa: Son culpables ante el TRIBUNAL de CRISTO LISBET, (2 Corintios 5:10).  Hoy el JUICIO justo de Dios Madre ha destapado el tiempo maligno del Edificador, figura del “presente siglo MALO”, (Gálatas 1:4); y todo gracias al perfecto sacrificio acepto de Cristo Lisbet ante Dios Padre, que fue morir a su mente carnal, para así ser OFRENDA y SACRIFICIO en olor fragante, (Efesios 5:2). Al Cristo Lisbet ofrendar su mente, le fue dada toda la sabiduría para destapar la INIQUIDAD del EDIFICADOR y así redimirnos de ese pecado, de ese PLAN de MALDAD, (Tito 2:14).

En otro escrito seguiremos ahondando más en estos capítulos de Romanos 6, 7 y 8.

Soberana Dios Madre, nuestro JUEZ JUSTO, solo Dios Padre te ha podido coronar de gloria y majestad, cumpliendo así la profecía de:

Salmos 91:14-16: “Por cuanto en mí ha puesto su AMOR, yo también la libraré: la pondré en ALTO, por cuanto ha conocido MI NOMBRE (MelquisedecLisbet). Me invocará, y yo le responderé; con ELLA estaré yo en la angustia; la libraré y la GLORIFICARÉ. La SACIARÉ de LARGA VIDA, y le mostraré mi SALVACIÓN”.

Te reconocemos a ti amada Madre, Cristo Lisbet como nuestra ÚNICA Salvadora, y podemos decir lo que está escrito en:

 Salmos 86:10, 11 y 13: Porque tú eres GRANDE, y hacedora de maravillas; SÓLO TÚ ERES DIOS. Enséñame, oh Jehová, MelquisedecLisbet, tu camino: caminaré yo en tu VERDAD; afirma mi corazón para que tema tu NOMBRE. Porque tu misericordia es grande para conmigo, y has librado mi ALMA de las profundidades del Seol”.

 Cristo Lisbet te amamos:  somos tu pueblo celoso de buenas obras (Tito 2:14).

¡Amén, Aleluya!

Copiado en:  05-08-2017


Deseas mas información :  reydesalem.comcristoesunamujer.com,  La Mediadora.comTunein.com/radio, info@reydesalem.com.                                                                                                                                                                                                                    Aplicaciones que puedes bajar gratis:                                                                                   App Niños de Cristo    App Rey de Salem Musica


 

Autor: SANTOS ANGELES

2 Corintios 3:5 No que seamos competentes por nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios. (Jehova MelquisedecLisbet).